140950

11.02 | Policiales 

Fue liberado el joven acusado de matar a un adolescente en barrio Jardín

Tras haberse negado a declarar en la Fiscalía, sigue imputado por "homicidio culposo". El caso se mantiene encuadrado como un accidente. Ayer fue inhumada la víctima, Enzo Marconi de 15 años. 

La investigación por el homicidio de un adolescente ocurrido el domingo en un monoblock del barrio Jardín se mantuvo este lunes bajo la hipótesis de que lo sucedido se debió a un accidente. En ese marco el acusado, un joven de 19 años, fue citado por la fiscal Paula Serrano de la UFI Nº 4, que investiga el hecho. Se negó a declarar y fue liberado.

En tanto, en la mañana de este lunes fue inhumado el cuerpo de Enzo Roberto Miguel Marconi, 15 años, en el cementerio Loma de Paz.

El adolescente fue asesinado de un disparo alrededor de las 1.30 del domingo en el monoblock 9 del barrio Jardín. Los investigadores apuntan a que el disparo se escapó de manera accidental a un amigo que portaba un arma. El revólver fue secuestrado en el domicilio de un familiar del acusado. El caso se caratuló "homicidio culposo" y "portación ilegal de arma". El acusado, de 19 años, estuvo aprehendido durante el domingo, pero ayer tras la audiencia en la UFI Nº 4 quedó en libertad. No obstante, cabe aclarar, se mantienen las acusaciones en su contra.

Justamente, la calificación del delito para el que se prevé una pena baja y no es detenible, explica la decisión de la Fiscalía. El Código Penal prevé penas de entre 1 y 5 años de prisión para los casos de "homicidio culposo".

El caso

El trágico episodio ocurrió en el monoblock 9 del barrio Jardín donde la víctima se encontraba junto a otros cuatro jóvenes y adolescentes en uno de los descansos de la escalera del edificio. Allí vive una de las personas que participaba del encuentro.

En circunstancias que son materia de investigación, uno de los jóvenes tenía en su poder un revólver calibre 32. Mientras manipulaba el arma, se le habría escapado un tiro que hirió a Marconi a la altura del tórax. El adolescente fue trasladado de urgencia al Hospital Municipal. Sin embargo, por la gravedad de la herida que le produjo el disparo el adolescente murió antes de que pudiera ser atendido.

Inmediatamente comenzaron las diligencias para determinar cómo fueron los momentos previos al episodio fatal. Se recabaron los testimonios de los chicos presentes. Así se estableció como hipótesis principal que la muerte sucedió de manera accidental.

En ese marco desde la fiscalía Nº 4 se ordenó la aprehensión del joven de 19 años que portaba el arma homicida, aunque ayer se dispuso su liberación. El domingo por la mañana fue secuestrado un revólver calibre 32 en la casa de un familiar del acusado, la cual será sometida a diversas pericias para determinar si es la usada en el lugar de la muerte de Marconi. En la tarde del domingo el cuerpo del adolescente fue trasladado a la morgue judicial de Azul para realizar la autopsia.