140963

11.02 | Información General Agustina Dieser, olavarriense radicada en Sídney

"En Australia la calidad del aire estuvo entre las peores del mundo"

Después de los incendios de Australia, El Popular Medios dialogó con una joven olavarriense que reside en Sidney sobre los incendios que provocaron muerte de miles de animales.  

Agustina Dieser es olavarriense e ingeniera agrónoma vive en Australia, en Sídney y trabaja en Minto, ciudad ubicada a 50 km, una zona cercana a unos de los incendios ocurrido semanas atrás.

Vale la pena recordar que Australia es un país grande, con muchas partes que no se ven afectadas por los incendios forestales actuales. Incluso en los Estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, en las grandes ciudades, muchas personas siguen una vida normal, con los incendios ocurriendo muy lejos.

En diálogo con El Popular Medios la olavarriense planteó que "los sectores afectados, las pérdidas que Australia ha experimentado en vidas y propiedades son muy altas, se estima que al menos 29 personas han muerto a causa de los incendios, cientos de miles de animales han muerto o, si han sobrevivido, se enfrentan al hambre y/o la deshidratación en hábitats devastados. También, más de 2500 casas han sido destruidas".

Las consecuencias de los incendios generaron un daño importante en el ecosistema y biodiversidad, "desde septiembre 2019, los incendios han quemado millones de hectáreas en todo el país, si comparamos con los incendios que se produjeron en Estados Unidos (2018) y Brasil (2019), la superficie quemada en Australia es más del triple del área destruida en California y seis veces el tamaño de los incendios del Amazonas", graficó Agustina Dieser.

La calidad del aire fue una de las primeras preocupaciones durante los incendios ocurridos en el mes de diciembre pero también en el futuro "aunque los incendios no devastaron Sídney o Melbourne, y se provocaron principalmente en áreas rurales, el humo y las cenizas llegaron a suburbios costeros a más de 80 km de distancia, lo que provocó una fuerte disminución de la calidad del aire (menor concentración de oxigeno)", destacó la profesional.

"Los incendios forestales de Australia, generaron tanta contaminación y humo que elevaron el índice de calidad del aire a valores extremos en Sídney, por ejemplo, el humo intenso cubrió el cielo durante muchos días, y la calidad del aire a veces estuvo entre las peores del mundo con valores de 300, lo cual se consideró extremadamente peligroso", afirmó Dieser.

Las imágenes de los incendios recorrieron el mundo y la muerte de los animales impactaron al ver que no tenían posibilidades de salvar su vida "algunos animales como los koalas y los canguros murieron directamente por los incendios, quemados o ahogados con el humo, casi un tercio de todos los koalas en Nueva Gales del Sur han muerto y cerca de un tercio de su hábitat ha sido destruido".

"La realidad es que los koalas y los canguros se extienden por todo el país, de hecho en Australia hay aproximadamente 50 millones de canguros (el doble de habitantes) por lo que no están en peligro de extinguirse". Hay varias estimaciones, los números varían según la fuente que se consulta, pero de las 3 millones de hectáreas de Nueva Gales del Sur que se quemaron, "probablemente hasta 480 millones de mamíferos, aves y reptiles se habrían visto afectados por los incendios", afirmó Dieser.

Por último Agustina Dieser describió cómo vivió los días de incendio y los posteriores "vivo en Sídney, pero trabajo en Minto una ciudad ubicada a 50 km, es una zona más cercana a unos de los incendios y durante los peores días en diciembre, además del extremo calor, se veían cenizas volar, todo el cielo y horizonte de color naranja. Daba mucha impresión. Esos días fueron los peores, había que tener mucha precaución en las rutas, también se sentía en el cuerpo la menos concentración de oxígeno del aire, te sentías más cansado, todo costaba más, caminar, trabajar, respirar en sí, los ojos picaban y hasta llegaban a lagrimear a veces".

La realidad es que los incendios y el humo "han disminuido mucho la calidad de vida de las ciudades con mayor calidad de vida en el mundo, cuando no podes disfrutar de correr por la playa, nadar en el mar o en alguna de las tantas piletas al aire libre que tiene Sídney, o caminar por sus caminos de montaña o andar en bici por alguno de sus muchos parques, pierde mucho su encanto la vida en este lugar del mundo" destacó Dieser.