141334

22.02 | Información General La carta del padre de uno de los rugbiers

"Por lo menos yo tengo a mi hijo, pero el papá de Fernando no"

Más allá de lamentar el terror de tener a Juan Pedro "detenido sin haber hecho nada", Raúl Guarino reconoció que le deben "respeto a la familia Báez Sosa". Además, criticó "el manejo de los medios" y aseguró que fueron "transparentes desde el primer día"

El padre de Juan Pedro Guarino, uno de los dos rugbiers que fueron liberados en el marco de la investigación por el asesinato de Fernando Báez Sosa, escribió una carta en la que ratificó en varias oportunidades que su hijo "no hizo nada" y aseguró que su familia es "transparente desde el primer día". No obstante, reconoció: "Por lo menos yo tengo a mi hijo, pero el papá de Fernando no".

"Tengo que confiar en la Justicia realmente. Por suerte, en nuestro caso la estamos teniendo. La justicia social no la podemos manejar. Ojalá que de a poco Dios nos vaya ayudando", manifestó el hombre en un texto que se difundió por los medios de comunicación.

Se trata de Raúl Guarino, quien ya había había respaldado la inocencia de Juan Pedro al señalar que "se hizo justicia" cuando la fiscal del caso, Verónica Zamboni, decidió dejarlo libre junto a Alejo Milanesi, ya que no se encontraron pruebas suficientes para ubicarlos en la escena del crimen.

En la carta, el padre del rugbier, que continúa siendo uno de los acusados por el asesinato del joven de 18 años a la salida de un boliche en Villa Gesell, explicó que "todos estos días, entre la angustia y la injusticia", se preguntaba "qué hacer", aunque es consciente de que él sigue teniendo a su hijo, "pero el papá de Fernando no".

"Lamentablemente, esto es muy difícil para nosotros. Primero, por el respeto que le debemos a la familia Báez y después, porque mi hijo no hizo nada y estamos en esta situación. Por suerte, de a poco todo se va a ir acomodando. Ahora debemos resguardar a mi hijo de todo esto que tan mal le ha hecho", agregó.

Por otra parte, Guarino sostuvo: "Todo esto que nos pasó y el manejo de los medios nos destruyó sin mi hijo haber hecho nada". Sin embargo, remarcó que su deber es "preservar" a su familia, resaltó que son "gente de bien" y confió "en que todo se va a ir sanando".

"Desde el primer momento pedimos justicia y nos entregamos a la Justicia. Hoy, a pesar de la conducta de nuestro hijo y la nuestra en la vida, no parece haber servido de nada. Es todo muy difícil y triste a la vez", señaló.

Por último, el hombre destacó que tanto él como su hijo Juan Pedro fueron "transparentes desde el primer día, ya que esa "es la única manera" en la que hacen las cosas. "Imagínese el terror de tener a nuestro hijo detenido sin haber hecho nada. Pensando que lo podían ensuciar con algo. Por suerte no ocurrió. Desde un primer momento con mi mujer nos mostramos transparentes tratando de que nos vean tal cual somos y lo mismo a nuestro hijo", reiteró.

"Muchas gracias de todo corazón. Es el momento más difícil que me ha tocado vivir. Gracias por su comprensión y respeto", cerró el padre del rugbier que, al igual que Alejo Milanesi, es uno de los dos imputados a quienes la fiscal Zamboni pidió liberar por considerar que actualmente no hay suficientes pruebas en su contra para dictarles la prisión preventiva por el homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas de Báez Sosa.

Acompañados por el defensor Hugo Tomei, ambos acusados salieron a principios de febrero de la Unidad Penal 6 de Dolores en a que estaban detenidos y abordaron un auto para alejarse de la zona sin hacer declaraciones a la prensa. (Infobae)