141447

26.02 | Información General El Cerro Mercedario en San Juan

Olavarrienses de expedición en una de las montañas más altas de América

Tuvo una duración de 9 días y se llevó a cabo del 15 al 24 de febrero. Los detalles del desafío que emprendieron José y Rafael Baldi, Guido Minici y Javier Moraga.

Cuatro olavarrienses formaron parte de una expedición al Cerro Mercedario en San Juan, una de las 10 montañas más altas del continente americano. La misma tuvo una duración de 9 días y se llevó a cabo entre los días 15 y 24 de febrero.

Los montañistas José y Rafael Baldi, Guido Minici y Javier Moraga,  comenzaron el ascenso el sábado 15, organizando su campamento a una altura de 3100 metros. El domingo, avanzaron al campo 2, instalando sus carpas de alta montaña a 3600 metros.

Continuaron su avance el día lunes hasta los 3850 metros, descansando en el campo 3 y el día martes alcanzaron la cota de los 4200 metros (campo 4), altura en la cual descansaron hasta el día jueves, jornada en la cual realizaron un importante avance hasta el campo avanzado 5, a 5200 metros.

La altura comenzó a afectarlos de mayor manera y decidieron aclimatar allí hasta el domingo, día en el cual comenzaron el ataque a cumbre.

El ascenso final hacia el coloso de 6720 metros de altura, fue diferente para cada montañista, José Baldi alcanzó una altura de 5600 metros y decidió regresar al campamento al aguardo de sus compañeros, el frío extremo, sumado a fuertes vientos, hacían muy duro el ascenso.

Hasta los 5900 metros, los tres montañistas restantes continuaron juntos, mientras Javier tomó distancia de Rafael y Guido, estos últimos se guarecieron durante 30 minutos para tomar temperatura y retomar su intento a cumbre.

Fue así que Rafael optó por regresar al campo base desde la importante altura de 6050 metros. Guido tomó la misma determinación a los 6200, comunicando esto por radio a José en el campamento base y a Javier, quién a partir de allí, continuaría en solitario hasta los 6400 metros,
altura en la cual decidió regresar por no disponer de tiempo suficiente para alcanzar la cumbre.

Cabe destacar que la expedición se realizó sin servicio de porteadores ni guías de montaña y que los miembros pertenecen al club de montaña de nuestra ciudad.