141459

26.02 | Información General Mesa de Enlace

Suba de retenciones para la soja: "con el 33% el conflicto es inevitable"

El Gobierno resolvió cerrar el registro para anotar exportaciones de granos al exterior, conocido como Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE), lo cual significa que es inminente una suba de las retenciones tal cual venía trascendiendo para la soja, del 30 al 33%.

El Ministerio de Agricultura de la Nación informó que el registro estará cerrado temporariamente. La información circuló como reguero de pólvora por diferentes grupos de Whatsapp de productores, técnicos y expertos del mercado y generó conmoción en el mercado.

En diciembre pasado, el Gobierno también cerró el registro para subir del 24,7 al 30% las retenciones a la soja, además del 6,7 al 12% en trigo y maíz.

En este contexto, la Mesa de Enlace, que mañana tiene cita a las 16.30 con el ministro de Agricultura de la Nación Luis Basterra, insistirá en el rechazo a otra suba de 3 puntos en las retenciones a la soja y reclamará un cronograma de reducción de los derechos de exportación.

Sobre esto pondrán foco los ruralistas de la agrupación que integran Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro y la Federación Agraria Argentina (FAA). Algunos ya hicieron contacto con el ministro para expresarle el rechazo del sector a más retenciones.

"Se le transmitió al ministro que con el 33% es inevitable el conflicto. Pedimos algún cronograma de rebaja porque con esto no paramos a la gente; vamos al conflicto directo", señalan fuentes de la Mesa de Enlace al tanto de contactos entre los ruralistas y Agricultura.

En todas las movilizaciones ya realizadas salió un rechazo a cualquier suba de las retenciones y un pedido de un cese de comercialización a nivel nacional si eso ocurre. La Mesa de Enlace estaba evaluando eso la semana pasada, pero lo frenó a la espera del encuentro con Basterra.

Los ruralistas insisten que el campo ya aportó, solo por retenciones, unos US$100.000 millones desde 2002. La previsión es que este año, según cálculos de Néstor Roulet, productor, el Estado podría quedarse con US$72000 millones, esto es considerando una eventual mayor presión impositiva. Por estas horas diversos estudios alertan que una suba de retenciones golpeará a las zonas más alejadas de los puertos y terminarán cayendo tanto la inversión como el área sembrada. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima que podría haber una retracción de 400.000 hectáreas en la siembra de soja en la próxima campaña.

En las concentraciones en el interior no solo se expresa el rechazo a más retenciones, sino a la mayor presión impositiva en general. En el sector señalan que ya pagan, si bien no son todos los mismos en todas las provincias, un total de 36 tributos. Son 16 nacionales, más 13 provinciales y 7 municipales. (La Nación)