142711

01.04 | Política 

El gobierno prohibirá despidos sin causa y dará un paquete de beneficios a empresas

Será por el plazo de dos meses. El programa de ayuda incluirá reducción de aportes y pago de parte de los sueldos.

El gobierno nacional prohibirá los despidos sin causa por decreto y por un plazo de dos meses, con el objetivo de que la desaceleración adicional de la economía producto del aislamiento obligatorio que se dispuso para combatir la expansión del coronavirus.

Al mismo tiempo, el Ejecutivo pondrá en marcha un programa para morigerar el impacto sobre las empresas, que incluirá reducción de aportes y pago de parte de los sueldos.

Una parte de esas novedades fueron anunciadas hoy por el presidente Alberto Fernández a intendentes del conurbano en una videoconferencia que mantuvo con ellos y con el gobernador Axel Kicillof desde la quinta de Olivos. El temario fue amplio, dijeron fuentes oficiales a DIB, pero en medio de la pelea con Techint por el despido de 1.500 trabajadores, la preocupación por la cuestión económica se impuso.

Por eso, Fernández les dijo a los alcaldes que avanzará con la cuestión de los despidos, ya que desde los gremios lo habían alertado por una cláusula de la ley de contrato de trabajo que permite los despidos con un pago del 50% de la indemnización en el caso de que existan en el país "razones de fuerza mayor". Ese es el motivo principal de la prohibición, a partir de la cual no podrá haber despidos sin causa.

En la misma reunión, Fernández le dijo a los intendentes el va a implementar un paquete de medidas de más de 380 mil millones de pesos para auxiliar a las empresas y a las PyMEs, y les confirmó que la tarjeta Alimentar se cargará de forma semanal. En la misma jornada, el Ejército amplió el operativo logístico para llevar alimentos a zonas vulnerales de La Matanza, que se ampliará a otros distritos del gran Buenos Aires.

Preocupado por la disparada de ciertos precios, Fernández les pidió a los alcaldes ayuda para "fiscalizar en los distritos el cumplimiento de los precios máximos", una medida que abarca a unos 2.400 productos en la provincia. A fines de la semana pasada, Kicillof había habilitado a los inspectores locales a labrar multas y ordenar cierres por incumplir con esos topes o desabastecer, mientras diversos informes dan cuenta de aumentos pronunciados, sobre todo en frutas y verduras.

En tanto, luego de la reunión trascendieron algunos lineamientos del plan que repasó el Presidente con los alcaldes para tratar de moderar el impacto de la parálisis económica. Para acceder a esos beneficios, las empresas empleadoras no podrán despedir tampoco podrán despedir a sus trabajadores alegando razones de fuerza mayor, más allá de la prohibición de hacerlo sin causa..

Las empresas que se mantengan dentro de esos parámetros estarán en condiciones de acceder a reducciones en las cargas patronales de hasta el 95% y el Estado (a través de la ANSeS) pagará una parte del salario de los trabajadores. En tanto, los trabajadores que hayan sido despedidos sin causa y/o por razones de fuerza mayor después del 29 de febrero "deberán ser incorporados nuevamente bajo las mismas condiciones laborales..

El Programa posterga el vencimiento de las contribuciones patronales al Sistema de Jubilación-SIPA (no incluye obras sociales y PAMI) devengadas en los meses de marzo y abril de 2020. Reducir hasta un 95% el pago de las contribuciones patronales durante el mes de abril que se destinan al sistema previsional (ANSeS) en las empresas de hasta 60 trabajadores desde el 29 de febrero pasado. Las empresas de más de 60 trabajadores, para acceder a este beneficio deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis.

Se otorga una Asignación Compensatoria al Salario, para las empresas de hasta 100 trabajadores del sector privado, comprendido en los convenios colectivos de trabajo ( no abarca a los trabajadores directivos "fuera de convenio") equivalente a la mitad hasta el 100% del salario mínimo (entre $ 8.437,50 y 16.875 pesos).

El gobierno nacional prohibirá los despidos sin causa por decreto y por un plazo de dos meses, con el objetivo de que la desaceleración adicional de la economía producto del aislamiento obligatorio que se dispuso para combatir la expansión del coronavirus. Al mismo tiempo, el Ejecutivo pondrá en marcha un programa par morigerar el impacto sobre las empresas, que incluirá reducción de aportes y pago de parte de los sueldos.

Una parte de esas novedades fueron anunciadas hoy por el presidente Alberto Fernández a intendentes del conurbano en una videoconferencia que mantuvo con ellos y con el gobernador Axel Kicillof desde la quinta de Olivos. El temario fue amplio, dijeron fuentes oficiales a DIB, pero en medio de la pelea con Techint por el despido de 1.500 trabajadores, la preocupación por la cuestión económica se impuso.

Por eso, Fernández les dijo a los alcaldes que avanzará con la cuestión de los despidos, ya que desde los gremios lo habían alertado por una cláusula de la ley de contrato de trabajo que permite los despidos con un pago del 50% de la indemnización en el caso de que existan en el país "razones de fuerza mayor". Ese es el motivo principal de la prohibición, a partir de la cual no podrá haber despidos sin causa.

En la misma reunión, Fernández le dijo a los intendentes el va a implementar un paquete de medidas de más de 380 mil millones de pesos para auxiliar a las empresas y a las PyMEs, y les confirmó que la tarjeta Alimentar se cargará de forma semanal. En la misma jornada, el Ejército amplió el operativo logístico para llevar alimentos a zonas vulnerales de La Matanza, que se ampliará a otros distritos del gran Buenos Aires.

Preocupado por la disparada de ciertos precios, Fernández les pidió a los alcaldes ayuda para "fiscalizar en los distritos el cumplimiento de los precios máximos", una medida que abarca a unos 2.400 productos en la provincia. A fines de la semana pasada, Kicillof había habilitado a los inspectores locales a labrar multas y ordenar cierres por incumplir con esos topes o desabastecer, mientras diversos informes dan cuenta de aumentos pronunciados, sobre todo en frutas y verduras.

En tanto, luego de la reunión trascendieron algunos lineamientos del plan que repasó el Presidente con los alcaldes para tratar de moderar el impacto de la parálisis económica. Para acceder a esos beneficios, las empresas empleadoras no podrán despedir tampoco podrán despedir a sus trabajadores alegando razones de fuerza mayor, más allá de la prohibición de hacerlo sin causa..

Las empresas que se mantengan dentro de esos parámetros estarán en condiciones de acceder a reducciones en las cargas patronales de hasta el 95% y el Estado (a través de la ANSeS) pagará una parte del salario de los trabajadores. En tanto, los trabajadores que hayan sido despedidos sin causa y/o por razones de fuerza mayor después del 29 de febrero "deberán ser incorporados nuevamente bajo las mismas condiciones laborales..

El Programa posterga el vencimiento de las contribuciones patronales al Sistema de Jubilación-SIPA (no incluye obras sociales y PAMI) devengadas en los meses de marzo y abril de 2020. Reducir hasta un 95% el pago de las contribuciones patronales durante el mes de abril que se destinan al sistema previsional (ANSeS) en las empresas de hasta 60 trabajadores desde el 29 de febrero pasado. Las empresas de más de 60 trabajadores, para acceder a este beneficio deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis.

Se otorga una Asignación Compensatoria al Salario, para las empresas de hasta 100 trabajadores del sector privado, comprendido en los convenios colectivos de trabajo ( no abarca a los trabajadores directivos "fuera de convenio") equivalente a la mitad hasta el 100% del salario mínimo (entre $ 8.437,50 y 16.875 pesos).

El empleador podrá deducir esa asignación que ANSeS le paga al trabajador del salario neto de ese trabajador porque "se considerará a cuenta del pago de las remuneraciones del personal afectado, debiendo los empleadores abonar el saldo restante de aquellas hasta completar las mismas. Dicho saldo se considerará remuneración a todos los efectos legales y convencionales". (DIB)

El gobierno nacional prohibirá los despidos sin causa por decreto y por un plazo de dos meses, con el objetivo de que la desaceleración adicional de la economía producto del aislamiento obligatorio que se dispuso para combatir la expansión del coronavirus. Al mismo tiempo, el Ejecutivo pondrá en marcha un programa par morigerar el impacto sobre las empresas, que incluirá reducción de aportes y pago de parte de los sueldos.

Una parte de esas novedades fueron anunciadas hoy por el presidente Alberto Fernández a intendentes del conurbano en una videoconferencia que mantuvo con ellos y con el gobernador Axel Kicillof desde la quinta de Olivos. El temario fue amplio, dijeron fuentes oficiales a DIB, pero en medio de la pelea con Techint por el despido de 1.500 trabajadores, la preocupación por la cuestión económica se impuso.

Por eso, Fernández les dijo a los alcaldes que avanzará con la cuestión de los despidos, ya que desde los gremios lo habían alertado por una cláusula de la ley de contrato de trabajo que permite los despidos con un pago del 50% de la indemnización en el caso de que existan en el país "razones de fuerza mayor". Ese es el motivo principal de la prohibición, a partir de la cual no podrá haber despidos sin causa.

En la misma reunión, Fernández le dijo a los intendentes el va a implementar un paquete de medidas de más de 380 mil millones de pesos para auxiliar a las empresas y a las PyMEs, y les confirmó que la tarjeta Alimentar se cargará de forma semanal. En la misma jornada, el Ejército amplió el operativo logístico para llevar alimentos a zonas vulnerales de La Matanza, que se ampliará a otros distritos del gran Buenos Aires.

Preocupado por la disparada de ciertos precios, Fernández les pidió a los alcaldes ayuda para "fiscalizar en los distritos el cumplimiento de los precios máximos", una medida que abarca a unos 2.400 productos en la provincia. A fines de la semana pasada, Kicillof había habilitado a los inspectores locales a labrar multas y ordenar cierres por incumplir con esos topes o desabastecer, mientras diversos informes dan cuenta de aumentos pronunciados, sobre todo en frutas y verduras.

En tanto, luego de la reunión trascendieron algunos lineamientos del plan que repasó el Presidente con los alcaldes para tratar de moderar el impacto de la parálisis económica. Para acceder a esos beneficios, las empresas empleadoras no podrán despedir tampoco podrán despedir a sus trabajadores alegando razones de fuerza mayor, más allá de la prohibición de hacerlo sin causa..

Las empresas que se mantengan dentro de esos parámetros estarán en condiciones de acceder a reducciones en las cargas patronales de hasta el 95% y el Estado (a través de la ANSeS) pagará una parte del salario de los trabajadores. En tanto, los trabajadores que hayan sido despedidos sin causa y/o por razones de fuerza mayor después del 29 de febrero "deberán ser incorporados nuevamente bajo las mismas condiciones laborales..

El Programa posterga el vencimiento de las contribuciones patronales al Sistema de Jubilación-SIPA (no incluye obras sociales y PAMI) devengadas en los meses de marzo y abril de 2020. Reducir hasta un 95% el pago de las contribuciones patronales durante el mes de abril que se destinan al sistema previsional (ANSeS) en las empresas de hasta 60 trabajadores desde el 29 de febrero pasado. Las empresas de más de 60 trabajadores, para acceder a este beneficio deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis.

Se otorga una Asignación Compensatoria al Salario, para las empresas de hasta 100 trabajadores del sector privado, comprendido en los convenios colectivos de trabajo ( no abarca a los trabajadores directivos "fuera de convenio") equivalente a la mitad hasta el 100% del salario mínimo (entre $ 8.437,50 y 16.875 pesos).

El empleador podrá deducir esa asignación que ANSeS le paga al trabajador del salario neto de ese trabajador porque "se considerará a cuenta del pago de las remuneraciones del personal afectado, debiendo los empleadores abonar el saldo restante de aquellas hasta completar las mismas. Dicho saldo se considerará remuneración a todos los efectos legales y convencionales". (DIB)

El empleador podrá deducir esa asignación que ANSeS le paga al trabajador del salario neto de ese trabajador porque "se considerará a cuenta del pago de las remuneraciones del personal afectado, debiendo los empleadores abonar el saldo restante de aquellas hasta completar las mismas. Dicho saldo se considerará remuneración a todos los efectos legales y convencionales". (DIB)