20.04 | Política 

Kicillof anunció un protocolo "no restrictivo" para adultos mayores

El gobernador dijo que "más allá de las discusiones" los permisos para esa población "no son de aplicación posible" en la provincia.


El gobernador bonaerense Axel Kicillof se diferenció este lunes de la política llevada adelante para adultos mayores por el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y anunció que la provincia diseñó un nuevo protocolo para ese sector población, que "no será restrictivo".

Kicillof dijo que "más allá de las discusiones", un sistema de permisos para esa población "no es de aplicación posible" en la provincia de Buenos Aires.

Cabe señalar que tras la polémica que se desató a partir del permiso especial para salir destinado a los mayores de 70 años en la Ciudad de Buenos Aires (CABA), el gobierno porteño dio marcha atrás con la medida y ahora sólo deberán avisar a un número telefónico.

En ese sentido, el gobierno bonaerense también dictó un protocolo para la profundización de la cuarentena en adultos mayores y grupos de riesgo que a diferencia del de la Ciudad de Buenos Aires no será restrictivo. "Hacemos especial énfasis en cuidarlos, trabajando con voluntarios", planteó el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan en la conferencia de prensa encabezada esta mañana por el gobernador.

"Con los adultos mayores en cada uno de los barrios y de acuerdo a cada circunstancia estamos trabajando con cuidadores voluntarios, que van a trabajar cuidando a los grupos más vulnerables", indicó el ministro.

El funcionario de la cartera sanitaria aclaró, además, que se encuentran trabajando especialmente con los geriátricos, algunos de los cuales ni siquiera tenían la habilitación municipal para funcionar. En ese sentido, alertó que no es necesario evacuar los hogares para adultos mayores en caso de que se detecte un contagio de coronavirus. "Estamos siendo muy estrictos en las normas de contactos con el afuera".

"Los protocolos establecen que cuando hay un infectado no hay que ir corriendo y sacar a todos los adultos mayores. Ahí va un equipo de epidemiología y resuelve quién debe ser derivado y quén no. Y se deja un control estricto dentro del geriátrico para ver si aparece algún asintomático. Luego se hacen los testeos PCR y se va definiendo quiénes se pueden quedar y quiénes no", planteó Gollán. (DIB)