23.04 

Pan relleno con muzza y panceta

La masa, además, va saborizada con ¡cebollas doradas y ciruelas! 

Manos a la obra, entonces.


Para la masa, se necesitan 500 gr de harina 000. 25 gr levadura fresca. 1 cucharadita (de té) de azúcar. 2 ó 3 cucharaditas de sal. 50 gr de margarina o manteca pomada. 1 cebolla. Ciruelas a gusto.

Y para el relleno, 100 gr de panceta ahumada y 300 gr de muzzarella.
- Proceder haciendo una corona con la harina y en el centro colocar la levadura, el azúcar y la margarina. Sobre la harina, incorporar la sal. Tomar la masa con agua a temperatura ambiente hasta formar un amasijo. Amasarla por diez minutos y dejarlo descansar hasta que leude (o levante, ¡bah!) por unos 15 o 20 minutos. Recuerden que el ambiente debe estar calentito.

Mientras la masa descansa, vamos a dorar en una sartén con aceite la cebolla picada. Reservar. Picar o cortar las ciruelas si son muy grandes.

E ir cortando la muzza en tiras.
Desgasificamos el bollo leudado y le incorporamos la cebolla y las ciruelas. Espolvorear la mesa de trabajo con bastante harina y colocar el bollo sobre ella para estirarlo. ¡Lo van a hacer en forma rectangular e imaginando tres divisiones longitudinales!

Realizar cortes oblicuos en los dos laterales y colocar la mitad de las fetas de panceta en el "pasillo" del medio de la masa estirada. Sobre ellas, las tiras de muzza... y después, el resto de las fetas. Ir cerrando la trenza desde arriba una tira tras otra tira opuesta, hasta llegar hasta abajo y cerrarla con la última tira. Tratar de que no queden espacios en los que se pueda ver el fiambre. Colocar en una asadera enmantecada y dejar descansar hasta que vuelva a leudar, tapada con nylon.

Encender el horno a 180 grados y una vez que la preparación leudó, llevar al horno hasta que dore. ¡Y listo!

Nota: vale aclarar que con estas cantidades es mejor hacer dos trenzas, para que sea más fácil de manipular.

Por Mariana Mocorich (*) Instructora de Panadería y Pastelería en el CFP 401