29.04 | Información General Pedido por dos jóvenes en situación de calle

"Vienen ya de una vida de mierda, de no tener padres, ni a nadie"

"De estar en un sistema que es una porquería con esos chicos, que te largan a la calle sin herramientas y encima piden ayuda y no se las dan". Son dos hermanos de 18 y 20 años. Duermen en la calle, todos los días. 

Uriel tiene 18 años y Miqueas 20. Son hermanos y viven en situación de calle, uno de ellos ya desde hace 5 años. Su tía, Verónica Ciappina, quien vive en Buenos Aires, ha pedido en reiteradas ocasiones ayuda a la Municipalidad, pero las respuestas que recibe no son satisfactorias. La mujer busca "visibilizar el caso" para lograr que los jóvenes tengan un techo: "es desesperante la situación sabiendo que en Olavarría llovía como llovía y ellos no sabían a dónde iban a dormir".

"la Municipalidad nunca hizo un seguimiento, los dejó en la calle, no tuvieron contención ni un programa de desarrollo a la vida adulta"

Ciappina contó a EL POPULAR que los jóvenes estuvieron judicializados, que vivieron en un hogar municipal por varios años y que "les dieron el alta" aún antes de haber cumplido los 18 años. Después de la salida, "la Municipalidad nunca hizo un seguimiento, los dejó en la calle, no tuvieron contención ni un programa de desarrollo a la vida adulta". "Salieron de un hogar a estar en la calle. No tenían casa, padres ni familia cuando estaban en el hogar, lo mismo les pasa cuando salen" definió.

La mujer perdió contacto con sus sobrinos cuando ingresaron al hogar y volvió a mantener diálogo fluido a principios de este año. Al enterarse que están en la calle, "empecé a pedir ayuda a las diferentes personas que conozco de la Municipalidad" dijo Verónica para enumerar a todos los funcionarios a los que contactó sobre el tema y cuáles le contestaron.

Me dijo que les pueden dar comida pero yo necesito resolver a dónde duermen a la noche.


Sostuvo que el último con el que habló fue el secretario de Desarrollo Social, Diego Robbiani, quien le informó que "iba a consultar" si había disponibilidad en refugio "por unos días". Pero se trataría de una solución provisoria y lo que Ciappina pretende es que tengan una vivienda. "Me dijo que no tienen plata, que no dan subsidio ni ayuda, que los subsidios de alquiler no los pagan. No otorgan casas, ni becas, ni planes. Me dijo que les pueden dar comida pero yo necesito resolver a dónde duermen a la noche. No me dio una solución" se quejó.

Los jóvenes se definen como que "están rodando". A veces consiguen dónde alojarse, por un amigo o un préstamo de un lugar, aunque sea individualmente, pero suelen dormir en la calle. A este panorama se suma el aislamiento social obligatorio y el riesgo de ser detenidos y encausados por estar en la vía pública sin permiso de tránsito.

El pedido de la tía de los jóvenes es para que la Municipalidad los ayude y ella está dispuesta a asumir parte de los gastos y colaborar. "Puedo salir de garantía para que alquilen un departamento o una casa, pagar los servicios, el tema es que no me puedo hacer cargo de pagar un alquiler. Puedo ayudarlos, pero no hacerme cargo en todo. Si les dieran una ayuda social con eso podríamos arreglarlo. Ni siquiera pudieron acceder al IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) porque no tienen dirección. No quiero que me resuelvan el tema sin hacer nada, yo los ayudo. Pero necesito que tengan algo seguro para afrontar aunque sea el alquiler" destacó.

La situación es angustiante para los jóvenes y la mujer, y la falta de respuesta satisfactoria suma opacidad a un panorama ya de por sí oscuro. "Vienen ya de una vida de mierda, de no tener padres, ni a nadie. De estar en un sistema que es una porquería con esos chicos, que te largan a la calle sin herramientas y encima piden ayuda y no se las dan. ¿Qué quieren, que salgan a robar?" cerró Verónica Ciappina.


*El frío y la lluvia exponen la situación de vulnerabilidad de varias familias en la ciudad. Desesperado pedido: "para que no se me llene mucho de agua" desde el barrio Los Cuarteles