30.04 

Calahorra, una oportunidad exquisita

Desde la verdulería que lleva su nombre, Eduardo Maldonado propone la oportunidad de incursionar en el morrón calahorra, una variedad exquisita que suele resultar fiel compañero de todo tipo de carnes y que, además, en este período del año se consigue a un precio conveniente.

Se trata de un pimiento similar al morrón, pero aún más dulce, carnoso, redondeado y elegante, que aparece con el comienzo del otoño. ¿Por qué lleva el nombre de Calahorra? Sucede exclusivamente en la Argentina, en honor a una antigua y pequeña ciudad española ubicada en la provincia de La Rioja, al norte de la Península Ibérica. Aunque lo verdaderamente curioso es que en España nadie le llama así a ningún pimiento.

Pero volvamos a Eduardo, que no desmerece a los cítricos, que aportan vitamina C y hoy reinan en todo comercio del rubro, tras la casi extinción de las frutas de carozo. Para Eduardo, las acelgas y espinacas también son recomendables en este período.

Aquí van las propuestas, que tomamos "prestadas" de diferentes espacios especializados.

En aceite

Ingredientes: 2 kilos de morrones calahorra, ajo, aceite de oliva o mezcla.

Preparación: Lavar bien los calahorra y hornear para su cocción y poder sacar la piel.

Una vez horneados con ayuda del agua.. para no quemarnos sacarle la piel.

Dejar escurrir mientras ponemos a hervir unos frascos y las tapas por 20 minutos.

Cuando termina el tiempo de hervor sacar los frascos y en caliente ir poniendo los morrones en los frascos alternando con el aceite y ajos fileteados.

Guardar en la heladera y consumir antes de los 3 meses.

Rellenos

Ingredientes: 6 calahorras. 500 gr. de carne picada. 100 gr. de panceta ahumada. 400 gr de cebolla. 100 gr. de cebolla de verdeo. 2 dientes de ajo. 2 tomates perita. Queso muzzarella. Aceite. Pimentón dulce y picante. Sal y Pimienta

Preparación: Comenzamos cortando una barra de panceta en bastones y las doramos en una sartén con apenas una gotita de aceite. Una vez dorada la reservamos.

Limpiamos cada una de las calahorras, las seccionamos en su parte superior y valiéndonos de un cuchillo afilado y una cuchara grande les quitamos todas las semillas y las venas que tienen en su interior. Lavamos con esmero y reservamos con sus respectivas tapas.

Para el relleno, cortamos la cebolla y el verdeo.

En un wok o sartén grande salteamos la cebolla y el verdeo o cebolleta en aceite.

Una vez que se haya trasparentado la cebolla, picamos dos tomates perita sin piel que perfectamente pueden ser de conserva como estos. El tomate no dará aspecto de salsa a la preparación pero si le aportará un rico gusto y buena humedad.

Condimentamos con el orégano seco, el pimentón dulce y el picante. Revolvemos hasta integrar todos los ingredientes. Sumamos la carne picada y los chicharrones de panceta.

Revolvemos bien, salamos a gusto y dejamos cocinar no más de un minuto; luego apagamos el fuego. Recuerden que el relleno se terminará de cocinar en el horno.

Introducimos el relleno hasta el tope en cada uno de los pimientos y presionamos firmemente con una cuchara para que no queden partes sin rellenar.

Sobre cada una de los pimientos ponemos una porción gruesa de queso muzzarella, o el que más sea de su agrado para fundir. Y sobre el queso cada una de las tapas del pimiento. Llevamos a un horno precalentado a temperatura alta y los cocinaremos a unos 200°C durante 20 minutos aproximadamente.

Servimos los pimientos en una bandeja sobre un colchón de lechuga y tomates cherry.

(*) Necochea y Lamadrid, Tel. 417800- Celular 15552580