02.05 

El innovador robot argentino que pulveriza y se maneja con una tablet: es de Plantium

El ingeniero olavarriense Fermín Cajén explicó a todos los periodistas cómo funciona Terran, un robot que revolucionó Expoagro 2020 que se realizó en marzo pasado en San Nicolás y que irrumpió con todo en el mercado de la agricultura. Plantium sigue descándose en el rubro de la agroprecisión y en la pulverización sigue siendo líder absoluto con un desarrollo permanente y con productos que siempre buscan dar un paso adelante. 

En el marco de Expoagro 2020, la firma nacional Plantium presentó un robot pulverizador. El equipo, llamado Terran, es completamente autónomo y, entre sus características distintivas, se destaca un sistema selectivo que distingue la maleza del cultivo.

"Este robot tiene la particularidad de aplicar agroquímicos a las malezas sin dañar las plantaciones, lo que produce un ahorro de hasta un 90% del producto" dijo el ingeniero olavarriense Fermín Cajén, de Plantium. "Gracias al uso de inteligencia artificial, permite generar un bajo impacto ambiental. Mediante la pulverización selectiva, Terran logra reducir la utilización de productos químicos resultando sumamente beneficioso para el medio ambiente y la biodiversidad", destaca la empresa en su página de Internet.



La compañía desarrolla e implementa su propio software y hardware para sus productos fabricados en el país. "Otra ventaja que tiene el uso del pulverizador autónomo es un bajo consumo de combustible; funciona con motores eléctricos alimentados por baterías y un generador que carga de las mismas", sostuvo Cajén.

El robot, que está disponible al público, se maneja por medio de una tablet que se le entrega al cliente al momento de la compra. A través de una aplicación instalada, el productor adquiriente del robot puede manejar y controlar el espacio de trabajo que desea hacer en el campo.


Cómo funciona. "Una vez que se carga al equipo con el producto necesario para trabajar, se selecciona el terreno y se le enseña al robot los obstáculos. La máquina hace su plan de trabajo", afirmó el ingeniero Cajén, quien pudo atender a todo el periodismo que se acercó hasta el stand de Plantium para responder las requisitorias de todos, explicando una y otra vez las bondades del Terran.

Entre las características que distinguen al robot está el bajo peso del vehículo (1000 kilos), lo que reduce la compactación en el trabajo a campo. La pulverizadora autónoma tiene un tanque de 600 litros con un ancho en el barral de 10 metros, construido en aluminio. Trabaja a una velocidad de 15 kilómetros por hora, sin necesidad de que haya un operario con la máquina.

Otra de las particularidades del equipo es que tiene sensores capaces de detectar obstáculos a una distancia de 15 metros que pueden ser personas, ganado o árboles. Reacciona ante una situación semejante. El software fue diseñado para que el robot se detenga o esquive cualquier obstáculo. Fuente: La Nación.