07.05 | Información General 

Con trabajo acotado y una semana "tranquila", las inmobiliarias comenzaron con su actividad

La actividad se habilitó en alrededor de un 30% de lo que suelen ser las transacciones propias de los martilleros. Solo están habilitados para el cobro de alquileres y en este sentido, los locales comerciales son los más afectados debido al parate de la actividad. El panorama del sector para 2020 es complejo.


Solamente para el cobro de alquileres, las inmobiliarias retomaron parte de su actividad.Pasaron tres días desde que la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires, a través de una resolución, habilitó a las inmobiliarias a comenzar con su actividad. El viernes pasado lo anunció el intendente Ezequiel Galli y desde el lunes los martilleros de Olavarría retomaron sus trabajos -aunque muy acotados- y bajo normas de Bioseguridad, horario reducido y con esquema de terminación de DNI implementado por Decreto Municipal.

El sector se vio sumamente afectado por la pandemia de Covid-19, como otros tantos rubros. "Empezamos con la actividad a medias, solo podemos realizar el cobro y retiro de pago de alquileres, nada más", explicó Mauro Sáez ante la consulta de EL POPULAR.

En tanto que el secretario del Centro de Martilleros de Olavarría, Marcelo Corleto, explicó que esta semana "va a ser tranquila" y que el movimiento va a comenzar a sentirse a partir del 10 del mes.

En la misma línea se ubicó Daniel Ditz, quien expresó que "lo que son alquileres de viviendas permanentes han sido pagados. No hubo grandes problemas en eso. En cuanto a los locales, hubo quienes han podido asumir el pago total y otros con los que se ha consensuado afrontar el pago del 50%. También casos en los que los dueños han optado por cobrar cuando la economía empiece a abrirse".

El pago de alquileres de locales comerciales es el más complicado en el marco de una actividad que está paralizada desde que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio; aunque en líneas generales se hubo un buen cumplimiento.

La reactivación parcial de la actividad venía siendo gestionada desde mediados de abril último por el Colegio de Martilleros de la Provincia de Buenos Aires y del Centro local para interrumpir el paréntesis obligatorio provocado por la pandemia. En nuestra ciudad, los profesionales del rubro demandaron "la apertura ordenada de las inmobiliarias sólo para el cobro de alquileres y tasas, cumpliendo estrictamente el protocolo de seguridad, dentro de un horario reducido, de manera programada, citando dentro del horario autorizado, para evitar concentración de personas, exigiendo el uso obligatorio de barbijo y teniendo a disposición del cliente alcohol en gel para mantener la sanidad asegurada. Además, pidieron la posibilidad de libre circulación de los martilleros matriculados, dentro del horario reducido para cobrar a aquellas personas que se encuentran dentro del grupo de riesgo.

La nota completa en la edición del diario El Popular de este jueves