144337

14.05 

Espigas en imágenes en medio de una "Estadía"

Se puede visualizar por Youtube y ya se lanzaron tres episodios. Diego Bianchi, actor y realizador audiovisual, se encargó en este rodaje de su producción integral, desde la filmación hasta la edición (que está realizando durante esta cuarentena).

"Me vine a tu pueblo para saber si existía el olvido", así comienza el tercer episodio de Estadía, la producción audiovisual que realizó Diego Bianchi donde se muestra un recorrido por la vida, los espacios y los momentos que regala la localidad de Espigas.

"Estadía es una forma de relato, una forma de contar. Elegir un soporte para que perdure en el tiempo que tenga que perdurar, que lo aprecie quien lo aprecie, que lo descarte quien lo descarte", comentó a El Popular.

Diego llegó a ese pueblo durante las últimas horas del año 2019, prendió la cámara y allí surgió la magia y capturó paisajes, muy conocidos para quienes allí viven que serán inmortales gracias a este trabajo, "la realización de Estadía fue porque llegué a ese pueblo porque suceden cosas que te van moviendo y tenía ganas de poner el ojo en la cámara, nunca lo había hecho, sostener una cámara. Y me animé a hacerlo, y también editarlo, poner la música", relató. "Estadía lo filmé en las últimas horas del 2019 y está siendo editado en este tempo que se denomina cuarentena y será de 4 capítulos, falta uno aún".

La "simpleza"

La simpleza de Espigas reflejada en este audiovisual que puede verse en Youtube.

Espigas es una localidad rural situada a 81 kilómetros del caso urbano de la ciudad de Olavarría. Es un lugar especial, con una población muy arraigada a su historia y sus costumbres. "Del lugar me impacta toda la austeridad, la simpleza que hay en la naturaleza y el contacto que uno tiene con el espacio, con la tierra", expresó Diego Bianchi y eso lo conecta a él mismo con sus recuerdos, "me lleva al lugar donde nací que es Tapalqué y me conecté con esas cosas. A aquel que tiene conexión con el campo, (la producción audiovisual) le va a parecer súper conocida, es un relato que está bueno mostrar, porque esas imágenes están ahí para que las veamos y las disfrutemos".

Por otro lado, Diego entiende que puede mostrar otro tiempo de esa localidad que ha vivenciado modificaciones, "es también mostrar distintos estados, de cosas que le pasan a las personas, a los humanos en este tiempo. Que se deconstruyen".Para finalizar, Diego comentó que sus trabajo, aunque lo realizó solo de manera integral, siguió la idea de Atahualpa Yupanqui para darle vida a este proyecto. Y lo citó "La soledad no existe. Es un hermoso invento de los poetas. Con lo que hay que ver por afuera y con lo que hay preparar por dentro.

No hay tiempo para la soledad, no hay tiempo". Y para él, eso también "encierra eso de recuperar la belleza de lo más pequeño, de lo que se nos pasa por alto".Su sueño es que "el último capítulo sea una película completa y termine con un baile en la plaza de Espigas". Quizás, cuando esta otra estadía excesiva en casa finalmente llegue a su fin.