15.05 | Política Tras la confirmación de casos

Baradero dio marcha atrás y volvió a la fase 1 de la cuarentena

El intendente de Baradero, Esteban Sanzio, decidió dar marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena que se venía dando en esa localidad bonaerense y resolvió regresar a la fase 1, luego de que se detectaran tres positivos de coronavirus en esa localidad, casos que pertenecen al personal de la salud.


"Estamos trabajando para llegar a todos los vínculos de los infectados" comunicó e informó que retraerá todas las habilitaciones decretadas y que comenzarán a regir nuevamente las medidas de prevención iniciales y el aislamiento social y preventivo vuelve a ser obligatorio.

La ciudad se mantenía sin casos de coronavirus hasta el miércoles, cuando se conocieron los positivos, por lo que se había decidido abrir los negocios y flexibilizar la cuarentena. Los infectados son un médico que atiende ese municipio y en Open Door, partido de Luján, y su esposa, también médica y otro profesional de la salud que si bien tiene domicilio en San Pedro, residen en Baradero.

En igual sentido, Sanzio destacó que el equipo de salud buscó los contactos estrechos. "El contacto estrecho se refiere a las personas que tuvieron contacto al menos a un metro y medio de distancia sin protección entre 15 y 20 minutos. Los casos positivos son tres, dos personas son oriundas de nuestra ciudad, y la otra no, pero atiende en toda la región", explicó el jefe comunal.

El intendente, con las recomendaciones de los profesionales de la salud, decidió frenar la actividad municipal y volver a las medidas iniciales. Salvo las tareas que son esenciales: trabajadores de la salud, de servicios públicos, de seguridad, y las guardias mínimas indispensables. Cumplir con estas medidas permitirá que quienes desarrollen tareas esenciales lo hagan con mayor seguridad, seriedad y responsabilidad.

Únicamente los comercios del rubro alimenticios, como supermercados, almacenes y despensas, podrán trabajar hasta las 18 horas. Las demás actividades comerciales habilitadas por el Decreto 297/2020 del 19 de marzo, como es el caso de las ferreterías, deberán abrir de 9 a 13 horas.

El servicio de delivery gastronómico podrá transitar hasta las 23 horas; y las farmacias podrán hacer su labor normalmente. Se postergan las excepciones comerciales, profesionales y de atención al público y a pacientes. Por lo menos hasta que finalice la búsqueda de contactos estrechos de los pacientes con resultado positivo y se evalúe su situación.

Aclaró que las medidas estarán vigentes hasta que finalice la búsqueda de contactos estrechos de los pacientes con resultados positivos. Las medidas son transitorias y se irán evaluando y modificando paulatinamente. (DIB) MCH