24.05 | Información General 

La Sociedad Portuguesa celebra sus 54 años

Los primeros portugueses que llegaron a la Argentina datan de la década del ´20. Más precisamente en 1924 arribaron y el lugar elegido fue Olavarría.

Nativos de Leiría, ciudad ubicada a sólo 13 kilómetros de Fátima, todos hicieron patria en estas "nuevas tierras" de Sudamérica. Y con el tiempo se originó una hermandad entre Leiría y Olavarría que es muy fuerte, indestructible, y que llevó a ambas ciudades a estar conectadas sentimentalmente.

Llegaron con muchos sueños a cuestas -y también con incertidumbres- aquellos portugueses que unos pocos años antes, en 1917, habían sido "elegidos" por la Virgen de Fátima -formalmente Nuestra Señora del Rosario de Fátima- para dejar sentencias católicas, cuando un 13 de mayo de ese año se apareció a los tres pastorcitos: Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, quienes afirmaron haber presenciado varias apariciones marianas en la Cova da Iria, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917.

Y aquí los portugueses comenzaron a aferrarse a sueños nuevos, adaptándose a una vida distinta, con otras costumbres y otro idioma, pero sin olvidarse -jamás- de su sangre y de todo lo que trajeron desde su país. Trabajaron, juntos, y formaron una comunidad que fue creciendo. Que se juntó para darse una mano y así levantaron una casa común para todos: el edificio de la Sociedad Portuguesa, en la calle 25 de Mayo 3269, que se erige con firmeza y orgullo desde hace 54 años, que se cumplen hoy precisamente, más allá de que aún falten algunos pasos para terminar la obra.

"La pandemia por el coronavirus nos frenó a todos, pero hasta que se inició la cuarentena habíamos hecho muchas actividades en el último año" contó Silvia Pereyra de De Jesús Costa, presidente de la institución. "Apenas cumplimos los 53 años, el 10 de junio de 2019 hicimos el Encuentro de Camoes y de Portugal, con una hermosa charla que dieron Juan Wally y Aurora Alonso. Wally representó a Olavarría cuando viajó en 1989 a Portugal, cuando se firmó la hermandad, y contó todo lo que vivió en esa experiencia. Aurora contó sobre lo que vivieron los primeros portugueses que llegaron a Olavarría, armando un poco esa historia", agregó.

"El 10 de junio es el Día de Portugal en homenaje al escritor Luís de Camões, quien falleció ese día de 1580 e Lisboa. Por ese celebramos esa fecha, que es también el de las comunidades portuguesas en la Argentina. Se armó una linda charla y también participó la escuela de danzas, y los abuelos intercambiaron recuerdos entre ellos, de su vida en Portugal y de cómo fue la experiencia cuando llegaron, ya que fueron convocados a partir del lema "Los años pasan rápidamente, pero hoy nos encontramos para recordar nuestra infancia, nuestra juventud, nuestra vida de inmigrante" explicó Silvia, quien es secundada por Adrián Guarda como vice.

"Por supuesto, el 13 de mayo hicimos el acostumbrado acto para Nuestra Señora de Fátima en Plaza Portugal (Amparo Castro y Balcarce). Todos los 13 de cada mes rezamos el Rosario a la virgen. En pandemia, a las 17 horas de cada 13, rezamos en nuestras respectivas casas enviando nuestras intenciones a todos quienes están rezándole. Es una cadena de oración. El año pasado pudimos realizar la procesión por las calles del barrio Villa Floresta hasta llegar a nuestra plaza para hacer la bendición. Y este año pudimos ver el santuario, aunque sin gente por supuesto, por el Canal Católico de Portugal cuando se hizo la misa para la virgen de Fátima" siguió diciendo la dirigente de la Sociedad Portuguesa.

"Cuando esto pase volveremos con las clases de la escuela de danza que está a cargo de la profesora Nancy Pérez. Se llama Rancho Folclórico Azinheira, que ha participado en varios eventos fuera de Olavarría y que en 2020 tenía previsto organizar un encuentro de ranchos con la participación de escuelas de las distintas comunidades portuguesas que hay en la Argentina. Por supuesto, no podemos olvidarnos del Pesebre Viviente que hicimos el año anterior con la participación del padre Estanislao, de la capilla San Vicente y la misionera Angélica, y a nivel institucional integramos el nuevo grupo de colectividades en el que Silvia de Oliveira - nuestra secretaria- representa a todos los portugueses" terminó contando Silvia Pereyra.