25.05 | Información General 

Internos elaboraron pasteles y pan para merenderos y ollas populares

El emprendimiento solidario se realizó en la Unidad 5 de Mercedes. Los internos produjeron 300 pasteles y 200 kilos de pan. Se distribuyeron en cuatro barrios y una escuela. Se trabajó en conjunto con All Boys Solidario.

Privados de libertad alojados en una de las cárceles bonaerenses elaboraron 300 pasteles y 200 kilos de pan para ser distribuidos en  cinco ollas populares en el que se servirán locro y guisos por la celebración del Día de la Patria en la localidad de Mercedes.

La experiencia solidaria tuvo lugar en la panadería que funciona en la Unidad 5 Mercedes, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense, donde esta madrugada los internos donaron la mano de obra y elaboraron los pasteles y los panificados para ser distribuidos por All Boys Solidario y la Secretaría de Desarrollo Social del municipio local.

Se trata de una iniciativa de voluntariado social que busca asistir a las personas que fueron afectadas económicamente por la crisis generada por el COVID-19.

Los 300 pasteles fueron solicitados por Omar Luis González y María Magdalena Del Giúdice, de All Boys Solidario, y bajo la coordinación de los maestros panaderos Luis Mariani y Tomás Carballo, funcionarios penitenciarios de la Unidad 5, los privados de libertad elaboraron lo solicitado, que fue distribuido en un merendero.

En tanto, también se elaboraron 200 kilos de pan que acompañaron al locro cocinado y servido por ex combatientes del Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas en la Escuela N° 36, ubicada en 32 entre 57 y 61,  y guisos servidos en  ollas populares servidas por la Secretaría de Desarrollo Social.
Los panes caseros producidos en la cárcel llegaron a las ollas populares del Barrio San Martín (Centro Comunitario 2 y 65),  Barrio Unidad y Progeso (Galpón 26 y 55),  Agote "Luminares en el mundo" y Gowland Sociedad de Fomento.

Cabe destacar que los internos que trabajan en la panadería de la Unidad 5 aprobaron los cursos dictados por el Centro de Formación Profesional N° 401 de panificados y confituras, y tomaron los cursos de manipulación de Alimentos del Centro Educativo Agrario N° 9.

Los internos realizaron sus tareas bajo estrictas medidas de bioseguridad y los vehículos oficiales que llevaron la producción fueron desinfectados tanto al ingreso como al egreso del penal.
Estas actividades son impulsadas por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y se coordinan y llevan a la práctica a través de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento y la Subdirección General de Trabajo Penitenciario.

La semana pasada se brindó un informe en el que se detalla que unos 400 internos alojados en cárceles bonaerenses elaboran cerca de 10.000 kilos de pan diarios para autoconsumo de la población carcelaria de la Provincia.