27.05 | Información General 

Los comercios quieren cambiar el Día del Padre a Septiembre

Por la crisis del coronavirus, empresarios le piden al Gobierno que se pase a julio. Otros piden septiembre.

Falta menos de un mes para el Día del Padre?. Previsto originalmente para el domingo 21 de junio, ahora esa fecha parece que no está confirmada. O al menos, desde el sector empresarial reclaman que se postergue debido a la pandemia de coronavirus y la imposibilidad de que los comercios vendan sus habituales regalos. ¿Para cuándo? Julio reclaman algunos, septiembre aseguran otros. La grieta llegó hasta esto.

Desde hace 60 años y como en la mayoría de los países del mundo, el tercer domingo de junio se festeja el Día del Padre. En Argentina, el primer festejo se realizó un 24 de agosto de 1958. Ese día, pero en 1816, nacía Mercedes Tomasa de San Martín y Escalada, única hija del General Don José de San Martín. Sin embargo, en la década del '60 y por razones vinculadas al marketing, se alineó la fecha con Estados Unidos y otras naciones latinoamericanas.

Ahora bien, qué puede pasar este año el 21 de junio es toda una incógnita. Es verdad que en la mayoría de las provincias parecen ir camino hacia la normalidad, con apertura de comercios, pero eso no pasará a la brevedad en la zona metropolitana, donde se concentra la mayor cantidad de gente. Frente a esto y la abrupta caída en el poder adquisitivo de la mayoría de la población y el impacto en el comercio, el sector empresario busca algún salvavida, al menos en la postergación de este festejo.

"Nos pusimos de acuerdo entre varios productores, dueños de marcas, comerciantes. La idea es pasar la fecha al Día del Padre para el 19 de julio en todo el país", contó el vicepresidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), Horacio Moschetto. Y explicó la gran mayoría de las industrias del sector "todavía no se puso en marcha" y que en capital federal y Gran Buenos Aires, "los centros comerciales, las avenidas comerciales todavía están cerradas".

En ese marco, el dirigente de la Cámara de la Industria del Calzado dijo que la idea de postergar la fecha es llegar a un momento "en el que la cuarentena esté un poco más flexibilizada" y "ganar tiempo para empezar a producir", pero también para "que la gente pierda el miedo, empiece a salir a la calle y levanten un poco las ventas.

"En junio muchos locales y los shoppings van a estar cerrados. Por eso consideramos como más prudente atrasar un mes la fecha de la celebración del Día del Padre. Es una propuesta que estamos haciendo", explicó Claudio Drescher, titular de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), una de las cámaras que apoya la iniciativa. Mientras que desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires también se inclinan por julio "para no perder esa fecha de ventas", aunque aclaran que "sea por única vez para no superponerse con otras celebraciones".

Sin embargo, para algunos la idea de retrasar un mes el festejo no alcanza. Los shoppings, que sólo en algunas provincias ya empezaron a funcionar, definieron que preferirían pasarlo al segundo domingo de septiembre. Ahora habrá que esperar que la Secretaría de Comercio Interior, que no es en definitiva la encargada de definir cuándo se celebra, avale el cambio como ya pasó en Uruguay, que se postergó la celebración del Día de la Madre de mayo y se pasó, por el momento, a junio. (DIB)