28.05 

Lagos, del rosa al multicolor El lago Hillier en Australia

Una fantasía de color rosa: esta maravilla se trata de un lago australiano de 600 metros de longitud situado en la isla Middle, la mayor isla del archipiélago de La Recherche en la zona occidental del país. Y aunque parezca una fantasía manipulada por Photoshop, no lo es: su color rosado es permanente y no cambia si se vierte en un vaso


¿De dónde procede su inusual color? De la presencia de dos bacterias que sobreviven a su elevada cantidad de sal: la dunaliella salina y las halobacterias. Ese colorido, en contraste con el verde monte del frondoso bosque que lo rodea junto a la arena blanca y el azul cristalino "del mar que los abraza", -como dice la canción- lo convierten en lugar de sorprendente belleza.

Espectacular Spotted Lake, en Canadá

Spotted Lake se encuentra en el valle fronterizo de Okanagan, región antiguamente poblada por los indios nativos y que hoy en día sigue siendo de las pocas reservas indias en Canadá. También conocido como lago Kliluk, sus formas geométricas y su reluciente variedad cromática son algunos de sus rasgos distintivos. En total, tiene 365 pozas, especialmente visibles cuando está completamente seco en verano, ya que se encuentra helado en invierno.

Hace cientos de años, el agua era el remedio sanador y terapéutico para los indios, que crearon en torno a ella numerosas leyendas. Los cambios en los colores obedecen a su riqueza mineral, ya que tiene sulfato de magnesio, calcio, titanio o plata.