04.06 

Orégano

El orégano, cuyo nombre significa "la alegría de la montaña", tiene un sabor intenso y algo picante. Se utiliza mayoritariamente en seco, pero en fresco tiene un aroma maravilloso, más intenso. Si se utiliza fresco hay que incorporarlo al final de la cocción: el calor provoca la pérdida de sabor.


Es una hierba que combina bien con casi todo. Su uso más extendido es como aromatizante en pizzas, ensaladas, arroces, guisos, carnes, pescados, verduras, patatas, adobos, salsas. En este punto, especialmente las que llevan tomate como la Boloñesa. También se usan en masas saladas como pan, pizza o focaccia. Va muy bien también con quesos tipo mozzarella, anchoas, huevos o cebollas.

Antioxidante, contiene manganeso y vitamina K por lo que es bueno también en lo nutricional, además de contar con propiedades digestivas. El té preparado con sus hojas es recomendado para aliviar los síntomas de los resfriados y catarros.

En Italia es una de las hierbas más utilizadas y destaca en recetas como la lasaña, sopa criolla o la torta di ricota. Forma parte también de la mezcla de "hierbas provenzales" o el "bouquet garní".