04.06 

Finas hierbas, igual a Sostiene Pereira

Para muchos, "Sostiene Pereira", la inolvidable novela de Antonio Tabucchi, es sinónimo de las omelettes a las finas hierbas acompañadas de limonada que el personaje que da título al libro saborea cotidiana y casi exclusivamente en el Café Orquídea.


Todo lo que sostiene Pereira a lo largo de esta maravillosa creación literaria traza el minucioso testimonio de su encuentro con el joven Monteiro Rossi. Para el anodino periodista del diario Lisboa, ocupado en escribir efemérides y traducir cuentos de autores franceses del siglo XIX, cruzarse con ese joven idealista cambiará su existencia. El mundo ya no será solo literatura, sino la opresiva dictadura de Salazar en Portugal, la cruenta Guerra Civil española y demás totalitarismos que tiñen el continente europeo en ese año de 1938. La realidad es precisamente todo aquello que su periódico prefiere pasar por alto. Y así, el hombre con sobrepeso, problemas cardíacos y la constante necesidad de hablar con su difunta esposa se dejará arrastrar por las circunstancias para acabar convertido en un modesto héroe.

"Sostiene Pereira que esas pequeñas costumbres ayudan a vivir, la lectura del periódico, el no aspirar a mucho, sus necrológicas, y esos placeres que se concede para salvar tanta rutina, los versos de Lorca y su tortilla a las finas hierbas. Pero sostiene Pereira que a veces es la vida la que le sale a uno al paso y entonces no queda otro remedio que tomar partido", dice el texto, que también fue llevado al cine, con nada menos que Marcello Mastroianni en el rol protagónico.