05.06 

Día Mundial del Medio Ambiente: 8 claves para cuidarlo desde casa

Con el foco puesto en la biodiversidad y tras estar en un contexto único como la pandemia, distintas acciones que pueden ayudar a disminuir el impacto del hombre en la tierra durante el aislamiento social preventivo y obligatorio. 

Cada 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente -que este año tiene a Colombia como país anfitrión-. La fecha fue establecida en 1972 en la Conferencia de Estocolmo, por lo que desde el año siguiente se recuerda el día con el fin de ampliar las bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, de las empresas y de las colectividades inspirada en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la conservación y la mejora del ambiente.

Este año, el tema es la biodiversidad. Eventos recientes, como los incendios forestales sin precedentes en Brasil, California y Australia, la invasión de langostas en el Cuerno de África y ahora la pandemia de COVID-19, demuestran la relación inextricable entre los humanos y las redes de la vida en las que vivimos.

"El coronavirus nos ha hecho repensar mucho nuestra relación con el ambiente y ojalá este día sirva para seguir tomando conciencia de que tenemos mucho por mejorar y que es tan posible como necesario", comentó a Infobae Alejandro Inti Bonomo, responsable de la carrera de Gestión Ambiental en la UADE.

En este contexto, dada la situación actual por la que se encuentra atravesando el mundo, el especialista enumeró una serie de acciones que se pueden realizar desde el hogar en pos de cuidar el medio ambiente. Estas son:

-Reciclar: sí, es clave y para poder hacerlo de forma correcta, el profesional aconsejó contactarse con una cooperativa de reciclaje o un cartonero de confianza para colaborar en este momento una vez que todo se re-active

-Racionar el agua: a la hora de ducharse muchas a veces el agua tarda en calentarse y se la deja correr, en ese momento podemos dejar un balde para juntar el agua corriendo y luego utilizarla para regar las plantas.

-Cuidar la energía energía eléctrica del hogar, evitar tener prendidas luces si no es necesario.

-Limpieza: todos los productos de limpieza están elaborados con químicos perjudiciales para la salud y el medio ambiente, por eso es importante, según el especialista usar lavandina, alcohol o jabón, sobre todo en este momento, en la proporción adecuada, pero no utilizar otro tipo de desinfectantes que no estén recomendados para prevenir el virus.

-Reutilizar el aceite: más que re-utilizar se recomienda guardarlo aparte y no tirarlo a la cañería, ya que puede causar daños en las mismas y contaminar mucha agua

-Tener cuidado con la calefacción: tratar de mantener la calefacción en temperaturas razonables

-Alentar un consumo responsable: todo lo que consume el ser humano tiene algún impacto en el medio ambiente. La población debe ser consciente de esto y elegir, si está la posibilidad, productos más sustentables, más locales, dentro del barrio. Esta práctica puede convertirse en un hábito cuando todo vuelva a la normalidad.

De este modo, el especialista en gestión ambiental explicó que una persona puede disminuir el impacto negativo con tan solo mirar la etiqueta: "La persona puede identificar el lugar de origen de producción, el carbono que se gasta en la producción del alimento, si es un alimento procesado gastará más energía y si es de otro lugar, cómo llegó al lugar de compra, ya que si es de otro país seguramente habrá gastado combustible. Por ejemplo, una manzana, que es un alimento súper saludable, no tendrá la misma huella de carbono si se produce aquí en Buenos Aires que si la traen desde Italia".

Cajas con vegetales en una tienda especializada en comida orgánica y productos naturales en Halle, Bélgica, el 12 de mayo de 2020. REUTERS/Yves Herman

Cajas con vegetales en una tienda especializada en comida orgánica y productos naturales en Halle, Bélgica, el 12 de mayo de 2020. REUTERS/Yves Herman

"Me parece que cada vez aparecen más tendencias que van hacia un consumo más racional con el ambiente de alimentos y cambiar desde el consumo la manera que se produce. Hay un montón de aristas y acciones que se pueden implementar para reducir el impacto negativo, desde comer cosas locales, de estación a leer la letra chica del etiquetado sobre el origen del proceso", apuntó Bonomo.

- En caso de tener un espacio disponible animarse evaluar la posibilidad de empezar un compost para reducir considerablemente la basura o incluso también confeccionar una pequeña huertita.

"La gran mayoría de los indicadores ambientales no han mejorado, más bien lo contrario. Si bien las emisiones de CO2 han bajado momentáneamente por la crisis que estamos atravesando, aún estamos muy lejos de que tenga un impacto significativo, de hecho este 1ro de Junio se registró el récord de concentración en la atmósfera más alto en cientos de miles de años llegando a 418.32 ppm", enfatizó el especialista. (Infobae)