05.06 | Información General Lo recaudado servirá para aliviar las finanzas

Talleres Protegidos prepara un locro solidario para el 9 de Julio

Cocinarán en la Sociedad de Fomento Mariano Moreno, cuyas instalaciones facilitan cumplir con las medidas de higiene y seguridad necesarias. "Yo tengo esperanzas de poder llegar a vender 500 viandas", dijo la referente de la entidad, Rosita Muia.

Rosita Muia, otra vez frente a un panorama complejo con los Talleres Protegidos de Olavarría.La iniciativa ya es un clásico de todos los años en Talleres Protegidos, siempre preparando esta tradicional comida en cada 25 de mayo. Esta vez, la propuesta se realizará el 9 de julio y lo recaudado se destinará a aliviar las finanzas de la institución, agravada por la pandemia y el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El locro se realizará en la Sociedad de Fomento Mariano Moreno (Sarmiento y España) y desde las 12 del 9 de julio se podrá concurrir a comprar la vianda. La intención es que los encargues se realicen hasta mediados de este mes.

"Va a ser un locro solidario y la comunidad siempre nos ha apoyado en este tipo de iniciativas así que estamos esperanzados", contó la referente de la institución, Rosita Muia, en diálogo con EL POPULAR.

Dijo que prepararán locro para unas 500 viandas y "tengo fe de que podamos venderlas todas. Siempre vendemos unas 300 ó 350 y este año es particular porque necesitamos con urgencia recaudar fondos".

Para el tradicional locro, dese Talleres Protegidos piden ayuda a la comunidad para la compra de los insumos necesarios. Por eso, solicitan que aquellos que puedan colaborar lo hagan a través de las distintas urnas que se colocaron en panaderías y algunos otros comercios de Olavarría; o quienes lo deseen podrán comunicarse con Rosita Muia al 15506846 y luego depositar en la cuenta que la entidad tiene en un banco de nuestra ciudad.

Es que "la situación este año es distinta porque siempre los chicos que vienen al taller se llevaban un listado con los ingredientes que necesitábamos y las familias se encargaban de juntar todo. Por eso pedimos ayuda a la comunidad", contó.

Como tantos talleres protegidos del país, el que dirige Rosita Muia atraviesa una situación muy complicada a raíz de la pandemia y la imposibilidad promover alternativas que permitan recaudar ingresos. En la misma situación se encuentran los otros dos talleres de nuestra ciudad: Crecer Juntos y Juntos por Vos.

Pero lo cierto es que Talleres Protegidos Olavarría ya prepara todo lo necesario para este locro en el que ponen todas las expectativas. La jornada se desarrollará en la Sociedad de Fomento Mariano Moreno, ya que este lugar posibilita que se cumplan con las medidas de bioseguridad y distanciamiento que se exige en el marco de la pandemia de coronavirus.

Además del locro, no faltarán las empanadas criollas de carne y los exquisitos pasteles. "Necesitamos que la comunidad colabore. Todos conocen nuestra tarea y la inactividad de los talleres nos hace estar atravesando un difícil momento".

Iniciativa

"No salimos a pedir por pedir, la gente sabe que siempre estamos trabajando y haciendo cosas, pero estamos pasando una situación realmente complicada, como todos los talleres protegidos. Hay más de 10 mil personas especiales que asisten a los talleres del país y que están pendiendo de un hilo".

Rosita Muia lleva largos años al frente de Talleres Protegidos y habla con suma tristeza de esta realidad que les toca vivir. Más allá de las finanzas, que hacen agua por todas partes, se apena de que aquella normalidad haya desaparecido de la noche a la mañana. "Nos preocupa a todas los talleres protegidos como Institución, la contención social es lo que más se siente. Los chicos mandan videos o llaman y siempre preguntan cuándo podrán comenzar. Ellos no entienden la gravedad de este virus y de la situación", decía el mes pasado, cuando este Diario reflejaba realidad de estas entidades.

Talleres Protegidos Olavarría cuenta con 70 operarios que cobran 2.000 pesos que les llega desde Nación y un peculio que llega a los 1.300 pesos. "Acá hay chicos con todo tipo de discapacidad mental, física, motora, no videntes, hipoacúsicos... Algunos casos son severos. Socialmente necesitan muchísimo apoyo pero no estamos en condiciones de abrir. Nos preocupa la continuidad porque no tenemos dinero para pagar al personal, nosotros producimos y aparte de lo que producimos recibimos ese subsidio provincial que son 106 mil pesos por mes en nuestro caso, nos pagan 1550 pesos por chico. La municipalidad también nos da una ayuda importante, ya estaba listo el pago de enero y febrero justo cuando fue lo de la pandemia, y ahora sabemos que no están bien", contaba.

Así y todo, las cuentas que afronta la entidad se abultan. AFIP, sueldos, servicios y cuestiones que tiene que ver con el mantenimiento de la institución hacen que los números no cierren. Esta realidad se vive en todas partes del país. De hecho, hace unas semanas los talleres protegidos de las distintas ciudades se unieron en un pedido común de ayuda estatal.

Quienes quieran encargar su vianda de locro pueden comunicarse al 15506846, 15500639 ó 15504166. "Realmente necesitamos ayuda para poder seguir subsistiendo durante y después de la pandemia", definió la referente de Talleres Protegidos.