14.06 | Información General DESCONOCIMIENTO/ Informe presencia de agrotóxicos en 16 escuelas de Tandil

"Los niños llaman "remedios" a los plaguicidas"

El agua y el suelo de las 15 escuelas rurales analizadas en Tandil tenían 16 agroquímicos plaguicidas. El estudio dirigido por la profesora Graciela Canziani.

Desconocimiento

"El uso de productos biocidas sintéticos en las fumigaciones periódicas en los cultivos aledaños a las escuelas rurales, ponen en riesgo la salud de los alumnos y los docentes", dice el informe. Por eso la necesidad de "generar conciencia en la población rural y ofrecer alternativas viables y sostenibles de producción". Graciela Canziani y su grupo comprendieron que "las familias rurales no cuentan con información correcta y adecuada de los riesgos que corren cotidianamente por la manipulación y exposición a los agroquímicos biocidas y en muchos casos se observa un desconocimiento de los peligros".

Los alumnos de las escuelas primarias "nos relataron con orgullo cómo ayudaban a sus papás en la aplicación de plaguicidas con mochila, sin precaución alguna; o cómo se les morían las gallinas cuando pasaba el mosquito". Las maestras "nos informaron que algunos de los niños ayudaban como banderilleros, lo que sorprende dada la disponibilidad de tecnología que los reemplace. Incluso es frecuente escuchar que los niños llaman "remedios" a los plaguicidas, lo cual contribuye a creer que los plaguicidas no pueden hacer ningún daño dado que los remedios son para sanar".

En ese contexto, reveló Canziani, "las docentes nos comentaron las dificultades que encontraron para transmitir a los padres la necesidad de utilizar equipos de protección para realizar las aplicaciones de agroquímicos plaguicidas".

  • Si bien la ordenanza municipal que regula la aplicación de plaguicidas prohíbe "la aplicación de agroquímicos por vía aérea o terrestre (...) a menos de 150 metros de establecimientos escolares", los docentes y los niños de las escuelas rurales, generalmente encerradas entre sembrados y fumigaciones, sufren aplicaciones hasta el alambrado del predio.
"Los niños en particular son altamente susceptibles a la exposición a plaguicidas, porque su organismo no está totalmente desarrollado". A la vez, "la exposición laboral a plaguicidas es un riesgo serio para los trabajadores agrícolas, los aplicadores y los operadores comerciales de control de plagas porque ocurre repetidamente y por períodos largos". Generalmente se mide la toxicidad de cada uno de los pesticidas, pero "no se evalúa el riesgo real de las mezclas de sustancias como glifosato con clorpirifos, cipermetrina con 2,4-D o con atrazina o de las muchísimas posibles combinaciones".

*Este es un recuadro de la nota de Silvana Melo titulada "Encontraron dieciséis agrotóxicos en las escuelas rurales de Tandil".