03.07 | Información General Sergio Yakiche, empresario del rubro

El hotelero es uno de los rubros más afectados por la pandemia en la ciudad

Olavarría no escapa a la situación del sector gastronómico nacional que es uno de los más afectados por la pandemia. No hay reservas y es muy bajo el movimiento situación que los lleva a no poder hacer frente a los costos de mantenimiento y de servicios.

  "A nivel mundial el sector hotelero es el último en moverse así que imaginamos un futuro cercano realmente complicado", dijo el empresario del rubro en Olavarría, Sergio Yakiche.

Ni bien se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, en marzo pasado; los hoteles han debido cerrar sus puertas y aún no pudieron reabrir. Con facturación cero desde entonces, muchos intentan cumplir con el pago de sueldos, pero la mayoría no puede hacer frente a otros costos como servicios y mantenimiento.

Sergio Yakiche es propietario de los hoteles Demetrio y Riyak, que permanecen completamente cerrados. Pero además, ofrece servicio de departamentos en dos edificios donde "tenemos un montón de protocolos para cuidarnos entre todos".

Si bien el movimiento es "muy poco", se recibe a personas que vienen a Olavarría por cuestiones de salud o trabajo. "Y se realiza un seguimiento. Ni bien ingresan a la ciudad se comunican con el equipo de salud y cumplen con el aislamiento y todas las disposiciones necesarias. Cumplen con el aislamiento correspondiente e incluso les dejo teléfonos y contactos para que puedan pedir delivery y demás. Personalmente, yo me ocupo de ellos".

Allí, por ejemplo, se alojó el viceministro del área de Salud cuando vino a la ciudad, así como también quienes llegaron a Olavarría en el marco del Programa Detectar.

En tanto que los hoteles "están completamente cerrados. No hay nadie trabajando allí", contó el empresario hotelero.

En este sentido, dijo que "estamos haciendo un esfuerzo enorme y ver a los hoteles cerrados es realmente triste".

Un estudio de la federación empresaria hotelera gastronómica de la República Argentina (Fehgra) reveló que el 70% promedio de los establecimientos hoteleros y gastronómicos prevén la quiebra de su empresa si continúa esta situación de inactividad.


Un 2020 "complicado"

"Estamos en todo lo que es rubro gastronómico en función de que no se puede trabajar en el sector hotelero que depende, básicamente, de la gente que viene de afuera, de la circulación. Por eso es una situación sumamente delicada", dijo Sergio Yakiche.

Contó que se intenta mantener al grupo humano de trabajo con la ayuda que ofrece el Gobierno a través de la asistencia a empresas donde se abona el 50% de los sueldos. "Si no fuese por eso no sé cómo estaríamos. Nosotros por ahora hemos podido cumplir con el pago de la otra mitad, pero tenemos un agujero con todo lo demás como luz o gas, servicios a los que no podemos hacer frente".

En cuanto al futuro, Sergio Yakiche aseguró que el 2020 será un año muy duro. "Por más que podamos abrir en algún momento, la circulación de gente no va a ser la misma que en tiempos normales, todo va a depender del movimiento que haya en la Provincia y en la zona del AMBA porque la mayoría de nuestros clientes en tiempos normales llega desde esa zona para trabajar acá. Somos una ciudad minera, nosotros no trabajamos con el turismo como principal actividad, sino con empresas y fábricas, además de eventos, casamientos y cumpleaños".

En medio de esta situación angustiante que genera incertidumbre, Sergio Yakiche sostuvo que "no imagino no cómo, ni cuándo podremos empezar a funcionar. Estamos todos en la misma y lo que más perjudica es la incertidumbre".

La actividad, definió el empresario, "va a ser muy complicada todo este año. Ya veníamos flojos antes de la pandemia y esto agravó aún más la situación. Estamos haciendo un esfuerzo enorme".

La esperanza, por otro lado, "es que en el caso de Olavarría no dependemos del turismo sino del trabajo. Quizás, si comienzan a liberar actividades y las grandes empresas empiezan a funcionar más o menos normal, podamos comenzar a trabajar", declaró el empresario.

De todas maneras, confesó que "le tengo miedo a ese comienzo. Quizás más que a esta situación actual porque una vez que podamos abrir el movimiento no va a ser el mismo que antes de la pandemia y tendremos que poner en marcha toda una estructura que va a ser complicado de afrontar", ya que el Gobierno ofrece la asistencia a empresas solo en aquellos casos en los que están completamente cerradas.

Con todo, Yakiche expresó que "esperemos que las consecuencias económicas y sanitarias sean lo más leves posibles".

El sector

De acuerdo a los datos de la federación empresaria hotelera gastronómica de la República Argentina La caída interanual en hotelería fue del 83% en abril y mayo con una proyección del 79% para junio.

El 80% de los empresarios solicito la ayuda del ATP y aun asi el 41,7% logró pagar los sueldos en su totalidad.