05.07 | Policiales 

La declaración del principal sospechoso por la muerte de Fabián Gutiérrez

Facundo Zaeta dijo que "nos estábamos conociendo". Habló de una relación con "derecho a roce" y descartó haber tenido una pelea con el ex secretario de Cristina Fernández.

Facundo Zaeta, uno de los detenidos por sospechas de participar en el crimen de Fabián Gutiérrez, declaró ante el juez Carlos Narvarte y reconstruyó las últimas horas del ex secretario privado.

La declaración testimonial, a la que accedió Clarín, fue previa a su arresto como imputado en la investigación. Parte de sus dichos derivaron en el allanamiento en la cabaña, donde finalmente se encontró el cuerpo sin vida de Gutiérrez a quien se lo buscaba desde el jueves a la noche.

Sostuvo que tenían una relación con "derecho a roce" con Gutiérrez, pero aclaró: "Nos estábamos conociendo".

En la sede de la comisaría de El Calafate, Facundo Zaeta, de 19 años, inició la indagatoria relatando qué pasó la noche del jueves. Dijo que estaba "en su casa cuando Fabián Gutiérrez me buscó en su camioneta Amarok, cerca de las 19.30 horas".

Así comenzó a reconstruir las últimas horas con vida del ex secretario privado que por años tuvieron Néstor Kirchner y Cristina Fernández. 

Ya en el vehículo de Gutiérrez, ambos se dirigieron a un mercado local, para después ir, finalmente, a la propiedad del ex secretario, ubicada sobre la avenida Libertador de la villa turística, aún conmocionada por el crimen.

Zaeta no conocía aquella vivienda. Fabián Gutiérrez la tenía en alquiler y hacía poco tiempo que había vuelto a habitar aquel inmueble. "Me dio un recorrido por el interior" del lugar "y tomamos un champagne". Fue entonces, cuando según los dichos del joven, el ex secretario recibió una llamada telefónica de "un tal Marcelo que le pedía unos dólares", sin lograr precisar el motivo de aquella conversación. 

El encuentro habría concluido cerca de las 22.30 cuando en la declaración testimonial se consignó que "(Fabián) me regresó a mi domicilio donde me junté con unos amigos de nombre Facundo Gómez y Pedro Monzón hasta la una de la madrugada aproximadamente".

Estas últimas dos personas se encuentran detenidas por orden del juez Narvarte y se busca determinar si estuvieron implicados o no en el homicidio.

La cabaña a la que el joven de 19 años sostuvo que Gutiérrez lo llevó, es la que este sábado por la mañana se allanó por orden del juez Narvarte y donde finalmente fue hallado, enterrado en el patio de aquel lugar.

El juez ante la prensa, señaló que se trata de un "caso inédito" y que por el traslado del cuerpo, habrían participado "más de una persona". Además, señaló que Gutiérrez tenía "un golpe en el ojo, un golpe fuerte en la cabeza y un corte en el cuello", y descartó el uso de armas de fuego "sólo fueron armas blancas"

La primera hipótesis sostiene que el ex secretario fue asesinado en su casa donde encontraron manchas de sangre, la camioneta con un espejo roto y una campera con rastros hematicos. Después, en la caja de la misma camioneta Amarok habrían trasladado el cuerpo para finalmente, intentar ocultarlo.

Al momento de referirse a la relación que mantenía con Gutiérrez, Facundo Zaeta remarcó que el ex secretario lo trató "muy bien" y contó que tenían una amistad con "derecho a roce", pero "nos estábamos conociendo y él estaba recién terminando una relación de pareja".

"¿En algún momento discutieron o se agredieron físicamente?", fue la pregunta que le formuló a Zaeta, y en su respuesta sostuvo que no hubo "nada de eso" y reafirmó que Fabián Gutiérrez lo había "tratado muy bien".

La policía de Santa Cruz constantó que en la vivienda de Gutiérrez habían robado bebidas, habanos, un TV 50 pulgadas y un equipo de música. 

El ex secretario privado de los Kirchner había regresado hace pocas semanas al país en un vuelo de repatriados y cumplía la cuarentena en su vivienda de El Calafate. Alejando de la función pública, enfrentaba un frente judicial complejo en los Tribunales de Comodoro Py.

En primer lugar, se había convertido en septiembre de 2018 en imputado colaborador en la causa conocida como los Cuadernos de las Coimas, donde Cristina Kirchner está señalada como jefa de la asociación ilícita que se dedicó -según la imputación- a la recaudación de fondos ilegales.

En su confesión, habló del traslado de bolsos con dinero desde Buenos Aires hacia Santa Cruz, se refirió a lugares donde sólo ingresaba Néstor Kirchner para el resguardo de dinero, y rechazó la acusación de José López. El ex secretario de Obras Públicas había apuntado contra él, como responsable de los U$S 9 millones que buscó esconder en el Convento de General Rodríguez.

Asimismo, Gutiérrez enfrentaba otra acusación por presunto lavado de dinero. Su patrimonio según denunció la Unidad de Información Financiera (UIF) de la anterior gestión, se había incrementado 15 veces en ocho años.

Esta investigación la instruía el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, pero después quedó vinculada al caso cuadernos, y una vez más su patrimonio quedó bajo sospecha. En 2010, sin embargo, el juez Claudio Bonadio lo había sobreseído en un expediente por presunto enriquecimiento ilícito.

(Fuente Clarín / Informe: Nicolás Revello, desde Santa Cruz)