08.07 | Información General 

Inspecciones de Bromatología: la irregularidad más frecuente es "chacinados sin rótulos"

Así lo confirmó el director del sector. Además, explicó cuáles son los objetivos de las inspecciones aunque mucha gente cree que es para "recaudar" y son cuestiones de "salud pública". 

Andrés Castro, director de Bromatología dialogó con El Popular y habló del trabajo que lleva a cabo el área, cuáles son las infracciones más comunes y los objetivos de las infecciones.

En principio, el veterinario comentó que "hasta hace poco veníamos haciendo inspecciones en supermercados grandes por una cuestión de espacios y en comercios muy puntuales por denuncias pero la semana que viene empezamos a trabajar con más normalidad".

Son varios los casos de abigeato que se presentaron en Olavarría durante la cuarentena, Castro indicó que "con esto de la cuarentena hubo muchos casos de abigeato. Desde Patrulla Rural nos pidieron trabajar en conjunto así que salimos a hacer inspecciones de rutina y Patrulla va por las dudas que se encuentre alguna irregularidad respecto al origen de la carne".

En este sentido, confirmó que "en carnicerías habilitadas no se han encontrado ninguna irregularidad, la mayoría están en buenas condiciones de higiene" aunque planteó que la irregularidad más frecuente es "en los chacinados, en los chorizo secos sin rótulos"

"La gente no debe comprar chacinados sin rótulos, esto no es para atentar en contra de la economía de la carnicería sino que es una cuestión de salud", planteó. "Los chacinados de jabalí son de altísimo riesgo porque nadie le hace una prueba de triquinosis a un jabalí", expresó y reconoció que "son costumbres que tiene la gente que es difícil erradicarlas pero de a poquito hay que tomar".

Inspecciones

Andrés Castro habló también de las inspecciones que realizan diariamente desde el sector y dijo que "siempre molestan, a los comerciantes y a la gente porque parece que uno va a recaudar y la realidad es que nosotros no estamos pensando en eso, pensamos en la salud pública".

"El objetivo de las inspecciones son la de prevenir enfermedades transmitidas por alimentos que son muchísimas", explicó. Las infracciones que realiza el área de Bromatología se pasan al Juzgado de Faltas "cuando se considera que amerita una sanción".

Ante la extensa cuarentena y las restricciones en las aperturas de comercios según la fase, Castro aseguró que "varios comercios cambiaron de rubro". Se incrementó la venta de comida hecha y viandas aunque sostuvo que "no podemos inspeccionar domicilios privados". También reconoció que "la gente está pasando por una situación económica complicada".