10.07 

Del tango al dulce de leche

Aunque ya adquirió el estatus de clásico mundial, el tango tiene esencia rioplatense.

En aquella época había mucha afluencia de africanos y Buenos Aires recibía barcos llenos de inmigrantes europeos. La fusión de los diferentes orígenes culturales en Argentina, dieron lugar a una fusión musical que creó en primer lugar la milonga, de ritmo ágil, y seguidamente el tango. Los tambores, flautas y guitarras fueron rápidamente remplazadas por el piano, el violín y el bandoneón: los 3 instrumentos básicos del tango, definitivamente asociado a nuestro país.

En lo deportivo, muchos asocian inmediatamente al fútbol con Messi y Maradona como representantes, o bien en el polo y sus famosos caballos. Sin embargo, el deporte o juego nacional de nuestro país no es ninguno de esos dos, sino el conocido como pato. Poco conocido en el mundo y, también, con pocos adeptos en las grandes urbes argentinas, se trata de una disciplina ecuestre íntimamente ligada con la vida del campo.

A nivel gastronómico, son típicamente argentinos el locro, un potaje rico en calorías que se consume preferentemente en consonancia con los festejos patrios; el postre vigilante, hecho de queso con dulce de membrillo o batata (ambas variantes compiten en las preferencias nacionales); y los caramelos Media Hora, una golosina de estricta manufactura argentina que, como ninguna otra, genera controversias entre sus fanáticos y sus enemigos.

Sin embargo, el podio lo ocupa el exquisito dulce de leche, cuyo nacimiento se atribuye a una criada del caudillo Juan Manuel de Rosas.