15.07 | Policiales 

Desarticularon una eventual ocupación ilegal de terrenos en Azul

Un importante despliegue policial se llevó a cabo para dejar sin efecto lo que estaba comenzando a ser la ocupación ilegal de un predio de 4 manzanas. 

Un predio de varias manzanas ubicado en la zona Norte de esta ciudad fue el lugar donde se llevó a cabo este procedimiento. Desde días atrás, de manera ilegal estaban siendo colocados diferentes elementos para dividir los lotes, varios de los cuales ya han sido comercializados por los legítimos propietarios de esos terrenos. Luego de una denuncia presentada la semana pasada en Tribunales, ayer un fiscal ordenó que fueran entregados a sus dueños.

No llegó a ser una usurpación. Pero iba camino a serlo hasta que ayer un fiscal ordenó que fueran retirados los alambrados y empalizados que desde día atrás se habían comenzado a colocar de manera ilegal, con el fin de dividir los lotes, en el predio convertido en escenario de esta situación.

Efectivos de la DDI Azul -contando con apoyo de personal de la Seccional Primera, Policía Local e Infantería- estuvieron presentes para darle forma al operativo de seguridad que se implementó mientras se llevaba a cabo este procedimiento, que sin que se registrara incidente alguno comenzó por la mañana y se extendió durante algunas horas.

La semana pasada, en la Unidad Funcional de Instrucción número 13 que en los Tribunales de Azul conduce el fiscal Adrián Peiretti, se había recibido una denuncia que alertaba sobre esta anómala e ilegal situación.

El abogado Juan Sorondo -patrocinante de una de las familias que en la línea tramitada por la sucesión de ese predio figura como dueña de los lotes, terrenos que comparte con otra- se presentó en sede judicial para dar cuenta de lo que estaba pasando.

Esos terrenos, donde desde días antes a formulada la denuncia ya comenzaba a ser algo habitual observar cómo estaban siendo preparados para una eventual ocupación ilegal, pertenecieron tiempo atrás al predio donde estaba el criadero avícola "Chirulé", en la zona Norte de Azul.

Específicamente, se trata de cuatro manzanas.

"Dos de esas manzanas ya han sido loteadas por sus legítimos propietarios y se están comercializando. Y las otras dos se encuentran en proceso de loteo para su posterior venta", dijo el abogado.

Sorondo estuvo presente ayer en el predio cuando se llevaba a cabo este procedimiento, que estuvo enmarcado en un fuerte dispositivo de seguridad.

"La Policía nos brindó el marco de seguridad y prevención necesaria para evitar que se registrara algún hecho de violencia. Por suerte no pasó nada de eso. Hicimos las labores tendientes a sacar todas esas cosas que en los predios habían sido colocadas. Se habían puesto palos y alambres, con varillas. Habían parcelado casi dos manzanas de este predio. Específicamente, las que van desde Maipú, entre Calle 7 y Calle 8, hasta Rivadavia", contó el abogado.

"Los propietarios de esos lotes son los miembros de la sucesión Ronchetti y Castellar. En mi carácter de apoderado legal de una de esas sucesiones, había denunciado en sede judicial esto que venía pasando", señaló también Sorondo con respecto a esta situación que finalmente pudo ser abortada.

"Los vecinos de la zona se alarmaron"

A través de sus legítimos propietarios, los primeros lotes donde ayer se realizó la intervención habían comenzado a venderse a principios de este año, comercialización que después se vio afectada a causa de la emergencia sanitaria vigente por la pandemia de coronavirus.

Según el abogado Juan Sorondo, cuando días atrás comenzó a ser advertida esta situación irregular se buscó "de manera amistosa" dialogar con esa gente que había comenzado a dividir las parcelas con claras intenciones de ocuparlas de manera ilegal.

La intención era persuadirlas para que se fueran, por lo que "se les explicó que esto es un terreno privado y que, por lo tanto, se estaban apropiando de algo que no les pertenecía".

"Incluso, se los citó a mi estudio y a la escribanía de la familia Ronchetti", mencionó también el apoderado legal de una de las familias sucesoras de este predio.

Aquellos encuentros mantenidos con los presuntos usurpadores no sirvieron para cambiar el rumbo de la situación, que desde días atrás comenzó a hacerse más evidente e iba camino a la ocupación ilegal de un predio donde, al parecer, varias familias tenían planeado radicarse.

"La semana pasada esto se empezó a expandir para el lado de Calle 8 y Calle 7. Nos asombró la movida que se estaba llevando a cabo y la dimensión que estaba tomando esta toma, con gente poniendo palos y alambres, haciendo parcelas de diferentes dimensiones. En un lapso de cuatro días se tomaron estas cuatro manzanas. Era una romería de gente la que se veía acá", recordó Sorondo.

"Además, los vecinos de la zona se alarmaron, porque veían gente que no era del barrio y estaban preocupados ante este posible asentamiento", agregó.

En la denuncia que la semana pasada el abogado presentó en sede judicial se acercó documentación que acreditaba quiénes eran los verdaderos propietarios de esos lotes. También, elementos que daban cuenta de esa eventual usurpación que había comenzado a llevarse a cabo.

"No llegó a configurarse un desalojo porque no hubo ocupación ilegal. Lo que dispuso la Fiscalía fue como una medida urgente, ante lo que estaba siendo lo que se denomina una 'turbación de la posesión'. Cuando el jueves de la semana pasada fue radicada esta denuncia se pidió que en forma urgente se restituyera el predio a sus legítimos titulares", explicó también Sorondo sobre la medida ordenada ayer desde la UFI 13 que derivó en que se realizara este procedimiento.

De averiguaciones que había hecho la Policía, el abogado contó que las personas que al parecer tenían intenciones de ocupar estos terrenos de manera ilegal "son gente de acá de Azul que tienen viviendas, es decir, que no están en una situación de calle o sin hogar",

En los días previos a que se llevara a cabo este procedimiento, Sorondo recordó que en esos diálogos que pudo mantener con algunos de los presuntos usurpadores la situación se tornó un tanto más tensa cuando "se pusieron medio violentos".

Según le decían a él, estos terrenos eran "fiscales". Un dato que, al parecer, habían averiguado en la comuna.

"Me dijeron en la Municipalidad que venga, que después hacíamos los papeles", contó el abogado que uno de ellos le contestó textualmente cuando se entrevistó con él para preguntarle qué era lo que estaba haciendo en ese lugar. Pero después, ese mismo sujeto no quiso decirle quién -supuestamente- lo había mandado a iniciar esta toma.

Fuente: Diario El Tiempo