18.08 

Michelle Obama aseguró que Donald Trump es "el presidente equivocado"

La exprimera dama de Estados Unidos deploró el lunes la "falta total de empatía" del mandatario estadounidense en la primera noche de la Convención Nacional Demócrata. Llamó a votar por Joe Biden en noviembre.

La transición hacia lo digital hizo que la convención fuera un verdadero espectáculo televisivo. Moderado por la actriz Eva Longoria, las dos horas de la primera noche de la convención nacional demócrata fueron un cúmulo de voces que hablaron de unidad, de las virtudes de Joe Biden como candidato y, fundamentalmente, de lo que ellos consideran son las fallas de Donald J. Trump.

La transmisión comenzó con un video en el que se ven personas de cada rincón del país, incluídos los nietos de Biden, todos pidiendo unidad y apoyo a Joe Biden. Acto seguido, un pastor latino de Florida realizó el tradicional rezo mezclando inglés y español, para darle paso a Longoria quien conversó con comerciante, una activista, un granjero y una enfermera en distintos puntos del país. La dinámica de hablar en vivo o escuchar videos de personas de a pie se repitió durante toda la noche.

Prácticamente todo el evento digital estaba pre-grabado. Desde la mayor parte de los discursos hasta las decenas de videos producidos en los que se mostraban diversos ciudadanos de distintos puntos del país, hasta los videos musicales, pasando por más de 20 clips de Joe Biden hablando en distintos eventos.

Si bien el gran tema de la noche fue la unidad, las dos horas estuvieron divididas en sub-temas: la injusticia racial, la pandemia, la crisis económica y la diversidad. Después de un largo clip con imágenes de las multitudinarias marchas en pedido de justicia racial en Estados Unidos, hablaron los hermanos de George Floyd, el hombre cuyo asesinato a manos de la policía ocasionó una revolución social. A la aparición de la familia Floyd, le siguió un minuto de silencio.

El primero de los grandes discursos de la noche fue el de Andrew Cuomo. El gobernador de Nueva York fue sumamente duro con el actual Presidente Donald Trump. Haciendo un recuento de cuán dificil fue la pandemia para su estado -el único en el país que llegó a un 8 por ciento de mortalidad-, culpó directamente a Donald Trump por estar "obsesionado con el virus en China, cuando el virus de Europa afectaba el noreste del país". Cuomo aseguró que Nueva York es prueba viva de que cuando los estadounidenses se unen pueden vencer cualquier cosa, inclusive una pandemia. Y cerró su discurso diciendo que Joe Biden puede "restaurar el alma de Estados Unidos, y eso es lo que necesitamos ahora".

Pero el discurso más duro con respecto a la pandemia no vino de un político, sino de Kristine Urquiza, una joven de Alabama cuyo padre falleció a consecuencia el COVID 19 y que culpó directamente a Donald Trump por esa muerte.

Parte del hilo conductor de la noche fue la frase Nosotros el pueblo, con la que comienza la constitución estadounidenses, para completar la frase con cosas como necesitamos un líder que una o necesitamos un líder que valore la ciencia.

El discurso pre-grabado de John Kasich, ex gobernador de Ohio y ex pre-candidato a la presidencia por el partido republicano, habló desde la intersección de dos caminos, como metáfora de las opciones en esta elección. "Soy republicano y estoy orgulloso de la herencia de mi partido (...) pero la opción aquí no es por un partido sino por el alma de nuestra nación", decía, para cerrar hablándole directamente a los miembros de su partido. "Muchos tienen miedo de que Joe Biden se vaya hacia la izquierda. Pero yo lo conozco, él pondrá primero a nuestra nación" afirmaba.

Durante las dos horas también hubo tiempo de hablar de la guerra que el Presidente Trump ha desatado contra el correo. El principal discurso al respecto lo dio la Senadora por Minnessota, Amy Klobuchar. Le siguió un compilado de todos los pre-candidatos a la presidencia por el partido demócrata en el que todos pedían apoyo para Biden.

La noche comenzaba a cerrarse con las palabras de Bernie Sanders, quién le habló directamente a sus seguidores. "Aquellos que votaron a otros en la primaria, aquellos que votaron a Trump cuatro años atrás. Debemos unirnos para votar por Joe Biden y Kamala Harris, el precio de la derrota es demasiado alto".

"En respuesta a esta serie de crisis sin precedentes que enfrentamos, necesitamos una respuesta sin precedentes, un movimiento, como nunca antes, de gente preparada a levantarse y luchar por la democracia y la decencia, y contra la avaricia, la oligarquía y el autoritarismo", afirmó el senador independiente por Vermont.

"Les digo a mis amigos y a todos los que hayan apoyado a otros candidatos en esta primaria y a aquellos que hayan podido votar por Donald Trump en la última elección. El futuro de nuestra democracia está en juego. El futuro de nuestra economía está en juego. El futuro de nuestro planeta está en juego", agregó Sanders.

Pero, como se esperaba, el plato fuerte fue la participación de la ex primera dama, Michelle Obama. Sin medias tintas, fue a la yugular de Donald Trump. Pintó un escenario sombrío sobre la situación actual de los Estados Unidos, y aún más negro para un futuro si Donald Trump es reelecto. Con una excepcional efectividad como oradora, fue verdaderamente dura contra el actual presidente, del que habló mucho más que del candidato demócrata -algo inusual en este tipo de eventos-. "Permítanme ser lo más clara y honesta posible. Donald Trump es el presidente inadecuado para este país (...) no puede ser quien necesitamos que sea (...) Si creen que las cosas no pueden estar peor, si pueden. Y estarán peor si no hacemos algo en esta elección".

"Simplemente no puede ser quien necesitamos que sea para nosotros. Es lo que es", indicó Obama, en el discurso de cierre de la primera jornada de la Convención Nacional Demócrata.

"Siempre que buscamos en esta Casa Blanca algún liderazgo, consuelo o alguna apariencia de estabilidad, lo que obtenemos en cambio es caos, división y una falta total y absoluta de empatía", dijo la esposa del expresidente Barack Obama. "Trump es el presidente equivocado para nuestro país", agregó.

Mañana escucharemos a figuras nuevas del partido como Alexandria Ocasio-Cortez, representante de la izquiera más radical demócrata, pero también de figuras históricas como el ex presidente Bill Clinton y el cierre estará a cargo de la esposa de Joe Biden, Dr jill Biden. (Infobae)