18.08 | Información General Para reducir la presencia en oficinas

ARBA impulsa proceso de digitalización durante el aislamiento

En pandemia, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires digitalizó por completo la adhesión a planes de pago y la inscripción de Ingresos Brutos.

En los últimos meses, a partir del aislamiento preventivo y la necesidad de ofrecer nuevos servicios por internet, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires digitalizó por completo la adhesión a planes de pago y la inscripción de Ingresos Brutos, dos trámites que el año pasado demandaron más de 250 mil gestiones presenciales.

Cristian Girard, director de ARBA, explicó que la pandemia "nos llevó a acelerar todo el proceso de digitalización del organismo", y sostuvo que el trabajo que "estamos haciendo en el área de servicios posibilitó ampliar la atención remota que ofrecemos a los contribuyentes, para que puedan efectuar trámites sin salir de su casa".

Respecto de los nuevos desarrollos, afirmó que no solo "se sumaron canales de consulta y atención por WhatsApp y otras redes", sino que también "ya se d?igitalizó totalmente la adhesión a planes de pago y el alta de Ingresos Brutos, que ahora se resuelven de principio a fin desde la web, sin necesidad de ningún tipo de acto presencial".

A la par de estas iniciativas, en los próximos meses el organismo prevé cumplimentar otras etapas del proceso de digitalización, con proyectos que posibilitarán tramitar de forma íntegra por internet las exenciones que benefician a jubilados, pensionados y personas con discapacidad.

Además, avanza para simplificar la obtención vía web de la Clave de Identificación Tributaria y posibilitar que se gestione desde arba.gob.ar el certificado de cumplimiento fiscal, así como la inscripción y modificación de datos de agentes de recaudación.

Si bien el 90% de los trámites que motivaban la concurrencia de los contribuyentes a los centros de servicio de ARBA ya pueden realizarse por internet, el organismo busca innovar en otro tipo de gestiones tributarias que todavía requieren de una instancia presencial, para digitalizar todas aquellas que sea posible.