23.08 | Información General Será en las líneas de Refacción y Microcrédito

Son 612 las familias olavarrienses que entrarán al primer sorteo del Procrear

En esta primera instancia de sorteo, se otorgarán 40 mil préstamos de las líneas Refacción (en sus tres variantes) y Microcrédito. En nuestra ciudad se inscribieron 524 aspirantes en el primero de los rubros, mientras que los 88 restantes pretenden acceder al préstamo de hasta 50 mil pesos.

Exactamente 612 familias olavarrienses se inscribieron para las líneas de Refacción y Microcrédito del plan Procrear 2020 y de tal manera, participarán el viernes 28 de agosto del primer sorteo del relanzado programa oficial.

En realidad, son más de 160 mil personas las que buscan acceder a esa herramienta de financiamiento que en esta primara etapa integra 40 mil créditos de las dos líneas disponibles. Una está destinada a mejoras para el hogar y se extiende hasta los 50 mil pesos, mientras que la restante, orientada a las refacciones, involucra tres franjas que llegan hasta los 500 mil pesos.

De las 612 personas inscriptas en nuestro Distrito hasta el martes 18, cuando se realizó el primer corte del programa, 95 lo hicieron en Refacciones 1, la franja que asciende hasta los 100 mil pesos; 180 se incorporaron en Refacciones 2, que llega a los 250 mil pesos y 249 olavarrienses se anotaron para el escalón Refacciones 3, que otorgará préstamos de hasta 500 mil pesos. Los 88 inscriptos restantes se anotaron para, de resultar sorteados, acceder a los microcréditos de terminación de viviendas, de hasta 50 mil pesos.

En todos los casos, confirmó el subsecretario nacional de Política de Suelo y Urbanismo, Luciano Scatolini, los grupos familiares inscriptos tienen un promedio de ingreso de 50 mil pesos. "Hubo más inscriptos de los que esperábamos", admitió el funcionario nacional.

El primer sorteo de este renovado plan Procrear se realizará a través del Banco Hipotecario e incluirá 40 mil créditos financiados con fondos de la Anses, con el objetivo de incentivar la construcción, un sector muy golpeado por la pandemia.

La inscripción se realizó online y tras recibirla, el banco tuvo a su cargo la evaluación de la situación crediticia de la persona y el cumplimiento de los requisitos.

Los beneficiarios serán notificados por el correo electrónico que dejaron en la inscripción y también a través del sitio web. Los que no sean seleccionados, quedarán en la base de datos para los próximos sorteos.

El dinero será depositado en la cuenta bancaria de los solicitantes que hubieran salido sorteados, que será creada por el Banco Hipotecario, único fiduciario del programa. El depósito, que se realiza con fondos públicos, se realizará en septiembre y podrá ser utilizado con tarjeta de débito. Además, se deberá hacer un rendimiento de cuentas para demostrar que los fondos fueron utilizados para la mejora o la refacción del hogar.

Lo que vendrá

De acuerdo con el comunicado emitido por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, del que depende el plan de viviendas, se registraron para este primer sorteo un total de 160.920 inscripciones, de las cuales 34.045 corresponden a la línea Microcréditos y 126.875 están repartidas entre las tres opciones de la línea para Refacción. De este total se sorteará a 40 mil familias.

En tanto, la cartera que conduce la arquitecta rosarina María Eugenia Bielsa aclaró que las inscripciones "seguirán abiertas para quienes deseen registrarse en las líneas vigentes" y las personas que se registren "serán incluidas en las próximas instancias de sorteo", una vez que sean validados los datos.

"Del sorteo participarán todas y todos aquellos que se hayan inscripto antes de la fecha de corte a las líneas Refacción y Microcréditos. Quienes no resulten sorteados podrán volver a inscribirse a estas o a otras líneas del programa", se advirtió también en el texto oficial.

La línea Refacción tiene tres opciones de crédito, de 100 mil, 250 mil y 500 mil pesos, y apunta a "mejorar las condiciones habitacionales de las viviendas como aislación, terminación de núcleos húmedos, pisos, carpinterías, pintura, e instalaciones de gas, sanitarias o eléctricas".

Por su parte la línea Microcréditos ofrece un monto de 50 mil pesos para la compra de materiales, con el objetivo de posibilitar obras de pequeña escala destinadas al mejoramiento de las condiciones habitacionales de las viviendas, entendiéndolas como filtraciones, terminaciones de núcleo húmedo, pisos, carpinterías, instalaciones de gas, sanitaria o eléctrica y pintura, entre otras.

En ambos casos, tienen tasas fijas del 24% para la devolución.

Respecto al resto de las líneas de crédito, está previsto que la semana próxima se lance la inscripción para la instalación domiciliaria de gas de red (contempla materiales y mano de obra y también tendrá tasa fija, pero del 16%). Para la primera o segunda semana de septiembre se estima que se lleve a cabo la apertura la inscripción para las líneas de Construcción y Ampliación.

En efecto, a partir del mes que viene llegará el turno de las otras siete líneas del plan, entre las que se cuenta la de créditos hipotecarios para la construcción y las de acceso a viviendas en complejos del programa. El más esperado es, sin dudas, el primero de ellos, que tendrá 30 mil cupos para construcción y que ya ha motorizado el mercado inmobiliario de los lotes baldíos.

El comité ejecutivo del Procrear definió que sea por un monto equivalente para la construcción de una vivienda de entre 60 y 65 metros cuadrados. Si la persona tiene ahorros propios va a poder utilizarlos para completar más metros. Para quienes no cuenten con un terreno, habrá oportunidades a través del plan nacional del suelo.

Desde el lanzamiento del programa destinado a motorizar la economía argentina, se descartó de plano la utilización del índice UVA: aquí se utilizará la denominada "Fórmula Hogar", que toma en cuenta la actualización por el índice de salarios e inflación.

En la ciudad

"En su momento en Olavarría entregamos más de 3 mil créditos para la construcción de viviendas a través del Plan Procrear; hicimos un gran loteo ahí, en el Pickelado, donde aún quedan algunos lotes, y seguramente que con Federico (Aguilera) y el Frente de Todos de Olavarría abordaremos una estrategia para tener un proyecto de ciudad que dé posibilidades de inclusión a muchos vecinos y vecinas" había asegurado Scatolini ante este Diario a principios de agosto.

"El Procrear es un fideicomiso que tiene lotes, que los generó en distintas ciudades del país, y otros que va a seguir generando" precisó el funcionario nacional.

A Olavarría le corresponden las generales de la ley dentro de Plan Procrear, pero no lo espera con las mismas expectativas que la enorme mayoría de las ciudades.

Su enorme potencial, como generador de materias primas para la construcción, la ubican en una situación de privilegio para empezar a salir de estos tiempos recesivos.

"Toda la industria de la construcción y los distintos rubros se van a beneficiar considerablemente con una propuesta de este tipo" había acentuado Scatolini, mientras agregaba que "el Plan Procrear va a ser algo muy fuerte para Olavarría. Recuerdo que en el Procrear anterior, cuando estaba a tope, significaba el 40% de la demanda argentina de cemento".