24.08 | Información General 

Justicia: con la pandemia es "imposible que haya un funcionamiento pleno"

Alicia Cruz representante de la Asociación de Judiciales Bonaerenses también hizo referencia a qué se deben los atrasos en los expedientes y confirmó que en las dependencias locales el "protocolo se cumple de la manera correcta".

 A principios del mes de agosto, se retomó la actividad plena en la Justicia y en Olavarría volvieron a funcionar los juzgados, defensorías y la Fiscalía aunque hasta esa fecha los trabajadores realizaron teletrabajo y aquellos que no se encontraban dentro de grupos de riesgo encabezaban guardias para los temas más urgentes en concordancia con lo dispuesto por la Suprema Corte de Justicia, a través del dictado de la Resolución Nº 655/20, en el marco de las diversas medidas adoptadas ante la emergencia sanitaria vigente, el procurador general de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Julio Conte-Grand, dictó la Resolución PG Nº 432/20, mediante la cual dispone el restablecimiento del servicio de justicia en forma presencial en las dependencias del Ministerio Público de la sede descentralizada de Olavarría dependientes del Departamento Judicial Azul.

El Popular dialogó con Alicia Cruz, vocal de la Asociación de Judiciales Bonaerense, quien se encuentra a cargo en este momento. En principio comentó cuáles son los mecanismos de trabajo adaptados a la pandemia y luego habló de los problemas que se presentan para seguir adelante con las causas judiciales.

Respecto a los protocolos que se establecieron por la Suprema Corte de Justicia, Alicia Cruz confirmó que "se mandaron todos los elementos y los jefes de oficina han respetado el protocolo. Se acatan los turnos, el ingreso de Fiscalía se unificó sobre la calle Rufino Fal, se toma la temperatura al ingresar tanto a los compañeros como a las personas que concurren a la sede".

Aunque en este sentido reconoció que el funcionamiento pleno como lo anunciaron "es imposible su cumplimiento, las audiencias no se pueden tomar: el uso de la tecnología no está dada por medios virtuales al igual que el traslado de personas" pero sostuvo que "se da respuesta hasta donde se puede, pero hay un punto donde se traba. Incluso dos de los jueces y secretarios están dentro de grupo de riesgo y se encuentran haciendo teletrabajo".

Teletrabajo

"Trabajar así no es lo ideal", aseguró la vocal de la AJB y contó que cada uno tiene que "poner su equipamiento, internet, maquinas que tienen que compartir con toda la familia". Otro de los temas importantes son aquellos que tienen hijos pequeños y deben cumplir con el teletrabajo "es complicado. Genera un malestar porque queremos cumplir con todo, sabemos que mucha gente necesita que demos respuestas y nos sentimos presionados".

"Algunos compañeros trabajan a las 2 o 3 de la mañana cuando acostaron a sus hijos. Trabajamos en equipo, pero es todo muy difícil", planteó y reconoció que "nos encontramos resguardados en el convenio que hicimos con la Corte. Cuando los compañeros no pueden cumplir porque no tienen las condiciones para hacerlo rescinden el contrato y están avalados por ese convenio".

Por otro lado, la Justicia trabaja con un sistema que dentro de las dependencias anda con normalidad pero con la modalidad remota "es muy lento, hay que tener paciencia para entrar y salir de cada expediente porque hay una sobrecarga de maquinas que trabajan desde el domicilio. El sistema no está preparado, dificulta la tarea y genera estrés".

Actualmente, en las dependencias de Olavarría hay un 78% de trabajadores habilitados que combinan el trabajo presencial con el remoto. El resto pertenecen a grupos de riesgo y se encuentran afectados con teletrabajo.

Dificultades en el proceso legal

"El problema surge cuando necesitamos audiencias presenciales, cuando necesitamos trasladar a los peritos a los domicilios para que realicen pericias. Para realizar entrevistas presenciales no están dadas las condiciones porque no hay espacio físico, se pueden hacer presentaciones digitales pero hasta tal punto", comentó Cruz.

"Las pericias no son determinantes, si las presentan teniendo en cuenta las limitaciones para hacerlas", explicó aunque reconoció que no es lo mismo "ir a un lugar y ver el entrono, a la persona cómo se mueve, cómo se expresa corporalmente, porque uno habla no solo con las palabras sino con el cuerpo, una imagen parcial del entrevistado" por esto remarcó la importancia de la obra del "Polo Judicial que sí va a tener las condiciones que corresponden".