28.08 | Información General 

Mar del Plata: "Pronto no podremos absorber a los pacientes críticos"

La Filial Mar del Plata de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva advirtió que más del 80% de las camas operativas están ocupadas. "El recurso es finito", señalaron en un claro y duro mensaje dirigido a los vecinos y las autoridades.


Más del 80% de las camas operativas de terapia intensiva en Mar del Plata hoy están ocupadas. El aumento sostenido de casos de Covid-19, pero también la demanda de otras patologías, la preocupación y la sobrecarga que la situación genera en el sistema sanitario condujo a la Filial local de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva a emitir un duro mensaje de advertencia dirigido a la población en general.

La médica intensivista Rossana López, secretaria de la Filial Mar del Plata de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, fue contundente: "De seguir así, pronto nuestras unidades no van a poder absorber a los pacientes críticos que surgen de esta situación".

La entidad señaló y remarcó una cuestión clave: "El recurso es finito. Se viene hablando de la disponibilidad de camas, como si la cama-mueble alcanzara para atender pacientes, cuando lo que es insuficiente es el recurso humano".

Del total de los casos de coronavirus, alrededor de un 20% requiere internación. Pero un 5% de los pacientes -número que crece a partir del incremento sostenido de contagios- va a las unidades de cuidados intensivos, fundamentalmente -en principio- debido a la insuficiencia respiratoria a la que conduce la enfermedad.

En terapia intensiva precisamente, donde el paciente está aislado, con oxigenoterapia, sedado y eventualmente conectado a un respirador, los resultados en pos de su evolución "dependen del trabajo de todo el personal sanitario, no solo de una disponibilidad de camas o de la tecnología", advirtió la profesional. Ese recurso, el "equipo de trabajo", es finito.

Lo que está llevando a un límite al sistema de terapia intensiva en la ciudad no es precisamente el recurso físico, las camas, sino el recurso humano especializado. Es por eso que los médicos intensivistas prefieren hablar de "camas operativas", un concepto en el que está inmerso el recurso humano especializado.

En esos términos, "nuestra camas operativas son finitas y estamos teniendo un porcentaje de ocupación de al menos el 80%, porque no solo de Covid se enferma la gente", advirtió la doctora López en declaraciones a LU6 Radio Atlántica.

Dentro de ese recurso humano especializado, vital para la atención de los pacientes en terapia intensiva, al menos un 30% de los profesionales también contrajo la enfermedad a lo largo de estos meses o al menos debió ser aislado en forma preventiva.

Según los registros oficiales, más de 300 profesionales de la salud tuvieron o tienen Covid-19. Debido al pluriempleo en el sector, toda baja en el personal sanitario se siente en uno, dos o hasta tres establecimientos de salud.

En consecuencia, los que se mantienen sanos terminan duplicando las horas de trabajo y su exposición, con el estrés que esto supone.

"Diariamente exponemos nuestra salud y nuestras propias vidas en pos de la atención a la población. Actualmente, estamos asistiendo a nuestros propios compañeros enfermos en las mismas salas en las que ellos trabajan", alertaron desde la entidad que nuclea a los médicos de terapia intensiva.

El error que llevó a la circulación del virus

Si hace tres meses no había transmisión comunitaria del coronavirus en Mar del Plata pero en los últimos 60 días se dispararon los contagios al punto de llevar a retroceder de fase y constatar que el virus circula por todas partes, ¿qué falló? ¿dónde estuvo el error?

Con reparos, respeto y profesionalismo, desde la Filial Mar del Plata de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva no dudaron la respuesta: "El error estuvo y está en no valorar las medidas generales que están pregonadas, escritas, publicadas y pegadas en todos lados".

"Todo el mundo está cansado de usar barbijo. Y sí, nosotros trabajamos con doble barbijo, duele, molesta. Pero si eso me ayuda a a cuidar a mi familia, a mis compañeros, a mis abuelos, lo tengo que hacer. Y parece que como el virus no se ve, no está y nos relajamos en las medidas", reflexionó la médica intensivista Rossana López.

A su entender, el distanciamiento social es "lo más difícil de implementar" en la ciudad. Desde la entidad advierten cómo la gente "no incorpora" en general el hecho de hablar de lejos y resguardar ese metro y medio entre sí, como también el no compartir el mate o juntarse en un asado o un cumpleaños.

Con el relajamiento de las medidas, "la circulación local es impresionante" y ahora "hay que parar la pelota para volver a avanzar", completó.

La entidad exhortó a la comunidad en general a tomar las medidas de distanciamiento y protección para "evitar por todos los medios posibles" el aumento del número de casos; y a las autoridades, "considerar la gestión de la pandemia de manera integral, atendiendo las consideraciones mencionadas, de manera que colectivamente podamos reducir el número de casos y evitar resultados desfavorables para los pacientes". (La Capital Mar del Plata)