30.08 | Información General El testimonio de una sobreviviente

"Ya sabemos que los pedófilos van a seguir violando, hay estadísticas que dicen que reinciden"

El miércoles próximo vence la pena a la que fueron condenados dos olavarrienses, padre e hijo, por abusar sexualmente de tres hermanas, familiares de los imputados. Mariana Gómez, una de las sobrevivientes, solicitó que en Olavarría se apliquen políticas públicas correctas y que los adultos "le crean y escuchen a los niños".

La historia de Mariana Gómez y sus dos hermanas tuvo repercusión a nivel nacional unos seis años atrás, cuando las jóvenes comenzaron a movilizarse para lograr que los hombres procesados por haberlas abusado sexualmente sean detenidos en una unidad carcelaria. Los agresores fueron condenados a 8 años de prisión por los ataques sexuales a las niñas, y la pena finaliza el próximo miércoles, cuando recuperarán la libertad. "Va a volver a reincidir, lo dicen las pericias", expresó Mariana sobre uno de los abusadores.

Desde hace varios años Mariana vive en Capital Federal junto a su pareja, quien también fue víctima de agresiones sexuales por parte de su padre. Mariana hizo público que había sido abusada por su padrastro y su abuelastro en el 2012, cuando tenía 19 años, y desde ese momento se abrió una puerta que le cambió la vida. A días que los abusadores vuelvan a ser libres, a reinsertarse en la sociedad, temen por la existencia de potenciales víctimas en un futuro cercano.

"Ya sabemos que los pedófilos van a seguir violando, hay estadísticas que dicen que reinciden entre los 3, 5 y 10 años. Poseemos demasiada información", remarcó Gómez en 98Pop, sobre lo que podrá pasar a partir de la liberación de Guillermo Osvaldo Sosa y Víctor Osvaldo Sosa. El primero se encuentra alojado en la Unidad Penal Nº 7 de la ciudad de Azul, mientras que el mayor de los Sosa goza desde hace varios años del beneficio de la prisión domiciliaria, producto de padecer una enfermedad crónica.

"Llegamos a un estado donde los abusadores tienen más privilegios que las sobrevivientes o las víctimas", refirió Mariana. Puso como ejemplo que Guillermo Sosa, quien estuvo varios años, hasta enero pasado, alojado en la Unidad 2 de Sierra Chica, "tuvo todo el tiempo atención psicológica y psiquiátrica, cuando le preguntan si al salir del penal quiere seguir recibiendo asistencia psicológica y psiquiátrica él dice que no. En las mismas pericias que hace la jueza están remarcando las situaciones que no cambia de postura, que va a volver a reincidir, lo dicen las pericias", agregó.

La nota completa en diario El Popular