03.09 | Información General 

Advierten que las camas de terapia en Bahía Blanca "están al límite"

Desde la Asociación de Profesionales de la Salud Municipal emitieron hoy una carta abierta en medio del aumento de casos de COVID-19, donde manifestaron que "la sociedad hace oídos sordos".


"Necesitamos que la población tome conciencia porque la capacidad de camas en Bahía está al límite", expresó el médico Santiago Boughen, en el programa Hechos de Radio de LU2.

Desde la Asociación de Profesionales de la Salud Municipal emitieron hoy una carta abierta en medio del aumento de casos de COVID-19, donde manifestaron que "la sociedad hace oídos sordos".

"Hoy en día el cuidado personal sigue siendo la única herramienta para enfrentar al virus", indicó Boughen.

"En el Hospital Municipal de 12 camas de COVID, 9 están ocupadas. Además, tenemos otros 5 pacientes a la espera por ser considerados sospechosos. En la terapia hay un 50 % de ocupación", reconoció.

Boughen explicó que en la ciudad queda un pequeño margen pero eso "no hay que agotarlo, por eso hay que cuidarse y no contagiarse".

"Después de 5 meses, la gente ya sabe qué contagia y qué no, las cosas que no se deben hacer o que no conviene hacer, entonces hay una parte que los gobiernos no pueden controlar y es cómo se comporta la gente", advirtió.

"Todos estamos cansados. Los de adentro del sistema de Salud y los de afuera están cansados de las restricciones y es entendible, no lo discutimos, lo que sí sabemos es que nos podemos cuidar mejor y no lo estamos haciendo", remarcó. 

Y agregó: "Vos salís a la calle y hay gente sin barbijo, van a los espacios públicos y se sientan en ronda cuando sabemos que hay que estar a un metro y medio o dos. Si  se van a juntar en un espacio público cumplan la distancia, por respeto al que se está cuidando". 

El especialista se refirió a la situación de colapso de la provincia de Jujuy, donde "están eligiendo a quién le dan el respirador" y dijo que "nosotros no estamos lejos de eso". 

Boughen habló del cansancio y fatiga del personal de salud, además de resaltar que es una discusión histórica el hecho de que estén mal pagos o que los recursos son insuficientes, pero contó que hoy el punto está en que el contagio "depende de la gente y la intención del comunicado es que se entienda en serio la gravedad de la situación". 

Carta completa

Preocupados, cansados, expuestos, desalentados... y la sociedad hace oídos sordos. Así nos sentimos quienes integramos la Asociación de Profesionales de la Salud Municipal y nuestros colegas de diversas especialidades en los diferentes niveles de atención sanitaria. ¿Por qué? ¿Qué nos pasó? 

El COVID-19 nos gana si no podemos comprender como sociedad su compleja, actual y masiva propagación. Todos los días conocemos y padecemos nuevos récords en cantidad de infectados  y Bahía Blanca dejó de ser excepción a esa triste realidad.

Manifestamos, responsablemente, que los sistemas de atención sanitaria, públicos y privados, estarán colapsados en corto plazo, si no reforzamos las correctas medidas de protección personal y el imprescindible distanciamiento social para evitar mayores contagios.

La población sigue en riesgo, más aún los grupos vulnerables a este virus cuya salud se deteriora de manera significativa. Se acelera la ocupación de camas de terapia intensiva (tanto en efectores públicos como privados), los insumos esenciales de protección hospitalaria empiezan a escasear y lo más importante e imposible de sustituir o aumentar en poco tiempo son los trabajadores en todas las áreas del sistema sanitario. 

LOS PROFESIONALES DE LA SALUD NOS CONTAGIAMOS TRABAJANDO. O somos contactos estrechos y debemos aislarnos. Aunque existan rigurosos protocolos de cuidados, quienes ponemos el cuerpo cada día a esta dura situación, estamos muy expuestos a enfermarnos y poner en riesgo a nuestras familias.

Estamos agotados, estresados y sentimos que ya no nos escuchan. Continúan las postergaciones históricas de políticas públicas y presupuestos irrisorios en materia sanitaria, además de ver como nuestros salarios quedaron debilitados en este contexto inflacionario. Más allá de estos condicionamientos, no dudamos en aportar lo mejor de nosotros, desde lo vocacional y profesional para atender a cada paciente con total entrega y dedicación. 

Creemos que la flexibilización temprana de la cuarentena en Bahía Blanca, que continúa con la apertura de actividades, repercutirá en la salud de toda la población. 

La cuarentena no estuvo en conflicto con las libertades individuales. Protegió y salvó vidas. Acá y en el mundo entero.

El aumento de la circulación comunitaria del virus escalará, si no se usan o  se siguen utilizando mal los tapabocas, si no se respeta el distanciamiento y si continúan las reuniones sociales sin cuidados. 

ESTAS SITUACIONES SE SUCEDEN, Y SON RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS COMO INDIVIDUOS E INTEGRANTES DE UNA MISMA SOCIEDAD. LO PEOR NO PASÓ. LOS CONTAGIOS Y MUERTES AUMENTAN. NUESTRO DESALIENTO TAMBIÉN. 

(La Nueva)