04.09 | Información General 

Informe El Popular: cinco testimonios sobre la situación social en los barrios

Plantean que la contención alcanzaría a alrededor del 90 por ciento de las familias con mayores necesidades. Pero hay posturas críticas al modo en que se suministra la ayuda oficial. La flexibilización de actividades permitió algo de alivio.

Luego de más de cinco meses de cuarentena sostenida, distintos referentes del fomentismo local analizaron la situación en los barrios y el modo en que se suministra la ayuda desde el Municipio, con un abanico de voces donde las declaraciones oscilan entre una valoración positiva hasta el rechazo total a las políticas de asistencia aplicadas por el gobierno local.

En principio, Mariano Ciancio, presidente de la Junta Vecinal de barrio Juan Martín de Pueyrredón que además integra la Secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida local, señaló que "venimos andando desde el 12 de marzo porque esto nos hizo reinventarnos a todos. Teníamos un proyecto para hacer un trabajo social, nos encontramos con esta pandemia y tuvimos que empezar de cero".

El dirigente reconoció que "la demanda es grande", pero aclaró que merced a los distintos aportes estatales "después al ver que estaba el Municipio presente, que el SAE entregaba la mercadería cada 15 días más la tarjeta Alimentar y ayudas de algunas organizaciones eso hoy diría que está contenido".

"Un poquito mejor"

Por su parte, Facundo Galanti, presidente de la Sociedad de Fomento de barrio Independencia, evaluó que por estos días, "andando en los barrios veo que la situación está un poquito mejor controlada que hace unos meses atrás".

La mejora observada se sustentaría en "esta posibilidad de que algunos comiencen a poder trabajar, más que nada los oficios, como los albañiles, los plomeros, los gasistas, los electricistas, hace que haya algún movimiento de dinero".

"Conciencia"

Mientras tanto, Nicolás Bruno, referente de la Junta Vecinal de barrio Procrear Pikelado, evaluó la situación social local desde dos puntos de vista, desde "mi rol de trabajo y de mi rol social". Con la mirada del fomentista aclaró que "la gente de los barrios de la periferia con la tarjeta Alimentar, la bolsa del SAE, la AUH, un par de ayudas de alimentos y con las organizaciones que hacen ollas populares en distintos barrios han podido soportar la situación un poco mejor".

Por otra parte, "a través de mi trabajo tengo contacto con gente de una clase social un poco más alta y ahí se les complicó más porque estaban acostumbrados a unos gastos diarios y al no poder trabajar se les empieza a poner desesperante porque empiezan a no poder pagar la tarjeta de crédito, además de todos los gastos de la casa, y al no tener ganancias los que son monotributistas o dueños de algunos negocios se les complicó", lamentó.

"Esto es sistemático"

Martín Roldán, referente de la Sociedad de Fomento de barrio Provincias Unidas, fue crítico con el modo en que llega a los vecinos la ayuda dispensada desde el Municipio. Desde ese punto de vista, estableció que "la situación social de Olavarría tiene la impronta propia de los funcionarios que tenemos en esas áreas y tiene mucho que ver con la dirigencia política del Ejecutivo local. Así, la situación social es un desastre", describió.

Con ese argumento, el dirigente que también integra la Mesa de Emergencia se refirió a un caso y aseguró la existencia de varios similares. "Por contar un ejemplo que es ilustrativo del resto, en Acción Social, desde donde tendrían que accionar por esto, no están largando un mango para ningún caso. El caso ilustrativo es el de esta nena, Uma, que la madre es una mujer en situación extrema de vivienda y de alimentación, con una nena con cáncer que se atiende en el Garrahan".

"Codo a codo"

Uno de los referentes del fomentismo local, Walter Vega, presidente de la Sociedad de Fomento "Carlos Von Bernard" de barrio AOMA, se refirió a la situación social en Olavarría.

En principio, pormenorizó lo ocurrido en ese sector de la ciudad durante la pandemia. El dirigente estableció que "en primer lugar, dentro de lo que es el barrio, a través de la institución se está atendiendo a las familias que la están pasando mal por esta situación desde el 20 de marzo".

Para lograr ese objetivo "hicimos los reclamos al área correspondiente, que es Desarrollo Social, para que sean atendidos esos vecinos y hemos recibido la respuesta en forma correcta", destacó. Del mismo modo, resaltó que "hay fomentistas que no dan a conocer lo que están haciendo pero están trabajando en sus barrios, codo a codo, y solicitándole al Estado, como corresponde, la ayuda para la gente que está necesitando una mano".

Acceda a la nota completa en la edición impresa de diario El Popular