08.09 | Información General La Estación Meteorológica local cumplió 33 años

Desde la inundación del `80, el tornado del 2011 y hasta las visitas célebres

Todo es parte del inventario de la Estación Meteorológica de Olavarría y Alicia Pucciarelli lo sabe por herencia pero también por experiencia. El balance, los recaudos por la pandemia, las visitas célebres y las expectativas.

Hay inundaciones, tornados, nevadas y hasta cenizas de un volcán chileno. Todo eso figura en los archivos de la Estación Meteorológica Olavarría que comenzó a funcionar oficialmente el 8 de septiembre de 1987 y hoy cumplió 33 años. Lo hace en apoyo y protección al vuelo desde el Aeródromo local, ubicada en el kilómetro 292 de la Ruta 226. El plan de labor de observaciones es de 6 a 21 y desde allí se elaboran informes para el Servicio Meteorológico Nacional, para los medios escritos, radiales, audiovisuales y online además del público en general. La pandemia acotó en una hora ese seguimiento pero no alteró la dinámica de cada medición.

No me imagino la vida sin la estación meteorológica

"Estamos acotados en el horario, de 9 a 21 debido al poco personal que tenemos. Ha cambiado un poco la rutina. Siempre hay que estar media hora antes de la primera observación pero con esto de pandemia hay que hacer la correspondiente desinfección del lugar", explica Alicia Pucciarelli, en diálogo con "Mejor de Mañana", que se emite por la 98POP de EL POPULAR Medios.

No imagina sus días en otro lugar ya que "llevo 33 años de mi vida adentro de la estación y es muy lindo. No me imagino la vida sin la estación meteorológica", confiesa la observadora que decidió seguir los pasos de su padre, que era voz indiscutida del tiempo en Olavarría.

  • Alicia Pucciarelli admite que en la calle, en la cola del banco, en un negocio o a través de las redes sociales la consulta es inevitable. ¿Va a llover? ¿Cuándo pasará esta ola de frío? ¿Para cuándo la primavera? ¿Va a nevar en Olavarría?

"Es así siempre. Ayer por ejemplo fui a pagar unos servicios y ya sé que me esperan para saber cuántas heladas llevamos contabilizadas en el año. Todo el tiempo me preguntan", asume, consciente de que el clima es un tema de conversación universal.

De la calculadora a la PC

La Estación Meteorológica de Olavarría depende del Servicio Metereológico Nacional (SMN) pero funcionan con el apoyo del Gobierno municipal. Allí trabajan Damián Arouxet, Marisa Lazcano, Alicia Pucciarelli y Mario Marambio. "Tres 3 observadores dependemos del SMN y uno de la Comuna", precisa la referente del lugar, tras asegurar que no les faltan insumos.

"En este momento de pandemia el SMN nos proveyó de barbijos, alcohol en gel, guantes, máscaras y el resto lo aportó el Municipio ya que somos un ente nacional en la casa del Municipio: compartimos la oficina con gente del Aeródromo Municipal", indica Pucciarelli.

Hace 25 años que estoy de jefa, es a la que más van a recordar porque nadie ha pasado tanto tiempo en la estación

Lo que sí se ha reconvertido es el sistema de registros. "Se ha automatizado mucho. Antes se hacían los cálculo con tablas y calculadora y hoy estamos volcando datos a una computadora. Yo igual trato de convivir con los dos sistemas, con el relojito al que le damos cuerda que va a seguir funcionando y el otro que si no hay energía eléctrica no funciona", advierte Alicia Pucciarelli.

Desde Pavarotti hasta Alfonsín

Desde esa "vidriera" del tiempo han sido testigos privilegiados de las visitas más destacadas que ha tenido la ciudad. Una de las primeras que recuerda la observadora es la del cantante Ricardo Montaner pero también conoció al tenor italiano Luciano Pavarotti y al director y actor Vittorio Gassman "cuando venían a esas fiestas magníficas que hacía Loma Negra".

Más acá en el tiempo, tuvo la oportunidad de recibir "al Indio, por supuesto y a muchos presidentes como Alfosín o Macri... Todos han pasado por acá, de la política muchísima gente y de la cultura también. Muchas personalidades han venido y cada una ha dejado lo suyo", asume Pucciarelli.

Siente, desde siempre, que siguió el legado de su padre, Luis Pucciarelli aunque aclara que "en su época era muy distinto porque la de mi papá era una estación privada, chiquita, acotada que empezó en 1977... Seguir acá ha sido un honor para mí. Hace 25 años que estoy de jefa, es a la que más van a recordar porque nadie ha pasado tanto tiempo en la estación", dice, soltando la risa.

Desde ese lugar reconoce que siempre esperan con expectativa cada vez que llega un nuevo observador y cuando preparan alumnos, experiencias que hoy están en pausa por la crisis del coronavirus.

Más detalles y la nota completa en las páginas del diario El Popular de este miércoles.