09.09 | Información General LA MATANZA / Tensión en el reclamo policial

Bajó de la torre el policia que amenazó durante dos horas con tirarse

Se trata de Aldo Oscar Pagano, oriundo de La Matanza, que lleva varios años en la fuerza. Su hijo fue asesinado en un robo ocurrido en 2018.

En medio de la protesta de efectivos de la Policía Bonaerense en el Puente 12 de La Matanza se vive en la mañana del miércoles una situación desesperante: un oficial se trepó a una torre de energía en medio del puente y amenaza con lanzarse al vacío, a raíz de la falta de respuesta al reclamo por parte del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Según pudo averiguar Infobae de personas cercanas al policía y de registros previsionales, se trata del cabo primero Aldo Oscar Pagano, de 52 años, oriundo de Ciudad Evita y oficial de la Bonaerense con varios años de servicio.

Pagano perdió a un hijo durante un robo en ocurrido en 2018. Kevin, asesinado por ladrones en Puerta de Hierro, tenía apenas 20 años.

"Me voy con mi hijo", gritó el oficial, que todavía se encuentra en la torre de energía, al menos a unos 15 metros de altura, a metros del centro estratégico del ministro Sergio Berni. "Lo reincorporaron hace un año después de haber estado en disponibilidad once años por una causa armada, reclama sueldos y que le respeten el cargo", aseguran cerca de él,

Por lo pronto, ya se inició el procedimiento para la llegada de un cuerpo de bomberos de la zona y así intentar asistirlo en el descenso.

Mientras tanto, un compañero le habla mediante un megáfono, en el que le ruega que se ate a un arnés para iniciar el descenso de manera segura.

Después de poco más de media hora, la hija del policía junto a su marido y a sus hijas llegaron al lugar. Allí, la familiar le rogó al oficial que permita que suba alguien a atarlo y así descender de una forma segura.

"Hola pa, por favor, dale, dejá que te ayuden a bajar para que te ates y así podés bajar. Porfa, no me hagas esto. Por favor, que tengo a las nenas acá esperando, por favor", le rogó su hija mayor.

En un principio, Pagano exigiría que se le acerque el documento con el petitorio de todos los reclamos realizados por los manifestantes de la fuerza de seguridad firmado por alguna autoridad de la Policía Bonaerense como única condición para descender de la torre.

Asimismo, sus allegados le advirtieron que el petitorio está en proceso de firma para que así acceda a bajarse de la torre. En cambio, fuentes cercanas a Sergio Berni aseguran que la negociación se dificulta al no haber un único referente, en una fuerza con más de 130 mil efectivos.

Cerca de las 11:15 de la mañana, casi una hora después de que el oficial se subió a la torre, llegaron al Puente 12 sus dos padres.

Su madre, con angustia, le dijo a través de un megáfono: "Bajá, Oscarcito, que te espero acá. Tus hijos van a estar orgullosos de vos porque vos vas a luchar. Mirame hijo. Desde acá vamos a reclamar todos juntos".

Poco después de las 11:30, sus familiares vieron caer una de sus botas. Pagano seguía allí: se había sacado su chaleco antibalas.

A las 11.42, finalmente subió a la torre un compañero de la fuerza de Pagano de apellido Gentile. Después de que el protagonista de la historia subiera unos escalones más, su compañero finalmente lo alcanzó y logró colocarle un arnés de protección.

Uno de los momentos más emotivos de la mañana se vivió en el instante preciso del encuentro, donde los dos oficiales se fundieron en un abrazo arriba de la torre, ante la ovación de todos los testigos de la escena, en la superficie.

Mientras tanto, la madre de Pagano continuaba con sus palabras con el megáfono: "Acá estamos todos juntos, con tu hija, nosotros. Estamos todos juntos como siempre para seguir luchando", le afirmó su madre.