12.09 | Información General Informe especial de El Popular

Procrear: lo que cuesta soñar con la casa propia

En la modalidad que se abrió para construcción con lote propio se otorgarán 10 mil créditos por hasta 3.500.000 pesos; para ampliación el cupo es de 2.000 créditos de hasta 1.500.000 pesos. Panorama de la cotización de los materiales en el mercado olavarriense. 

Daniel Lovano 

El Ministerio de Desarrollo Territorial abrió ayer la inscripción a dos líneas de créditos hipotecarios del Programa Crédito Argentino (Procrear), destinadas a la ampliación y a la construcción de viviendas, en el marco de la nueva etapa del programa.

En la línea para construcción, financiará hasta 60 metros cuadrados de construcción para viviendas nuevas y también la finalización de obras en aquellos casos donde el avance preexistente no supere el setenta por ciento, o a toda obra de edificación de unidades funcionales independientes sin avance previo.

En la modalidad que se abrió ayer para construcción con lote propio se otorgará un cupo de 10 mil créditos en todo el país por hasta 3.500.000 pesos con un plazo de 360 meses.

Próximamente se abrirán las líneas con lote Procrear y con lotes municipales, con un cupo de 10 mil cada una.

Para la línea Ampliación, el cupo es de 2.000 créditos de hasta 1.500.000 pesos con un plazo de 180 meses, que podrán ser destinados a la realización de obras de ampliación de la vivienda familiar y de ocupación permanente de las familias.

Comprende todos aquellos trabajos que se realizan en una vivienda habitable y que requieren de un proyecto destinado a aumentar su superficie.

La ampliación máxima admitida es de 30 metros cuadrados, al tiempo que la vivienda con la ampliación no podrá computar una superficie mayor a 90 metros cuadrados.

Anotador en mano y cámara fotográfica colgando del cuello, este Diario salió ayer de recorrida por casas que constituyen una referencia ineludible en el rubro de la construcción, en Olavarría, con la intención poner un pie en lo que pide el mercado.

El primer número obtenido tiene que ver con el costo aproximado del metro cuadrado de construcción, que según las fuentes consultadas variaría entre 800 y 1000 dólares.

En valores de moneda nacional, la bolsa de cemento de 50 kilogramos cuesta entre 540 y 550 pesos según la firma verificada y la bolsa de cal de 25 kilogramos varía de 220 a 240 pesos.

La tonelada de arena granítica tiene un costo de 600 pesos; la tonelada de piedra de 920 a 1100 pesos; la granza de 650 a 750 pesos y la arena fina de 1250 a 1280 pesos para los 1000 kilogramos.

Levantar paredes requiere de bloques o ladrillos, en su modalidad común o cerámico.

El ladrillo cerámico de 18 x 18 x 33 cm oscila entre 43 y 44 pesos la unidad, y el ladrillo cerámico de 12 x 18 x 33 cm tiene un valor de 32 pesos la unidad.

Según estimaciones, se requerirían 1500 unidades para levantar una casa standard.

Unos 3600 ladrillos comunes demandaría una construcción (a 11 pesos cada uno).

El bloque granítico de 20cm va de los 39,5 a los 43 pesos y el bloque granítico de 12cm entre 37,5 y 41 pesos.

Un número cercano a las 1250 requeriría la obra con este material.

Para evitar filtraciones no puede faltar una capa de "ceresita", y los 10 kilogramos de hidrófugo está en el orden de los 990 pesos.

El cemento se hace fuerte con hierro: la barra de 6 mm tiene un costo de 315 pesos; la barra de hierro del 8 cuesta 550 pesos; la barra de hierro de 10 mm entre 850 y 875 pesos y la barra de hierro del 12 mm unos 1250 pesos.

Los precios unitarios que requiere el desembolso para el techo tiene para la vigueta de un metro un costo de 238 pesos hasta llegar a 3.410 pesos la vigueta de 6,40 metros.

El perfil frío "C" de 160.60.20,2 la unidad son 700 pesos y el perfil "C" galvanizado de 160.60.20,2 son 750 pesos, mientras la chapa galvanizada tiene un costo de 820 pesos. 

Para un tanque de agua de 500 litros hay que meter la mano en el bolsillo y sacar 7.200 pesos.

Casa sin aberturas es casa sin luz.

"Por todo esto de la pandemia estamos teniendo una demora importante en la entrega de aberturas. En tiempos normales es de 30 días, hoy está en los 45 días" advirtió una de las fuentes.

Una puerta placa de cedro con marco de madera oscila en los 6.000 pesos, mientras para una ventana de 1,50 x 1,10 metros con cortina habría que hablar de 14 mil pesos.

Una abertura de aluminio económica está en los 8.200 pesos, pero algo de buena prestación, DVH en PVC, hay que hablar de 21 mil pesos.

Las claraboyas tiene un costo que parte de los 3 mil pesos. 

Una puerta de aluminio para patio implica una inversión de 15 mil pesos, mientras que para el frente arranca de 15 mil pesos una puerta inyectada y una de chapa simple 10 mil pesos. 

La línea blanca sale de una base económica con un costo de 12.500 pesos y puede llegar a rozar los 50 mil pesos.

Las puertas de madera son difíciles de conseguir y además su costo es elevado: 35 mil pesos de movida. Para calcular un portón hay que multiplicar el valor por tres.

Pero no sólo números dejó la recorrida por locales del rubro construcción. 

También recomendaciones a partir de la experiencia que significó el primer PROCREAR, al que todos consideraron muy valioso, pero con algunos comportamientos de la clientela que vale la pena atender en esta segunda versión. 

"Me pasó con un cliente que, como el techo era lo más caro, primero compró el techo y al no poder avanzar no le hicieron más desembolsos, entonces tuvo que vender el auto para continuar la obra. Hay que saber administrar muy bien la plata" aconsejó uno de los comerciantes visitados. 

En otro caso, reveló: "Nosotros mismos tratamos de hacer  un asesoramiento personal con la gente, porque en un primer momento se veía con dinero en la mano y, sin saber lo que es construir una casa, parecía que le iba a sobrar. No medían los gastos, apuntaban a un hidromasaje y después se encontraban sin recursos".

"El primer PROCREAR ayudó, fue muy bueno para nosotros, pero la gente sin experiencia metía la pata todo el tiempo y en un porcentaje muy grande" apuntó un tercero.

Una pinturita

Generalmente la elección queda para el final, cuando los bolsillos ya están exhaustos, pero no hay casa con sensación de final de obra sin una buena mano de pintura, tanto en el interior como en el exterior.

Hay que sumarlo, aunque no tenga una incidencia demasiado relevante en el número final del presupuesto.

Pintar representa una base de 20 mil pesos, con oscilaciones según los gustos, que se desglosan de la siguiente manera.

Dos manos en una pared interior consumen 20 litros de pintura y suponen una inversión de 6.900 pesos, a lo que se debe agrega una lata de 4 litros de fijador (cada litro se diluye en tres de agua) a 1200 pesos.

Pintar las aberturas de una casa requiere una lata de 4 litros, y esto es igual a otros 2.900 pesos; dos litros de aguarrás representan otros 380 pesos.

Para pintar el exterior de una casa debería alcanzar con una lata de 20 litros, que cotiza a 6800 pesos.

En ambos casos, muros interiores y exteriores, el precio es de la pintura blanca, y habría que agregarle un extra en función de la tonalidad.

Armarse de elementos para poner manos a la obra significa otra inversión: cada rodillo 500 pesos; un pincel de buena cerda 250 pesos, una lata de enduido 325 pesos y las lijas por unidad 35 pesos (no menos de 30 lijas).

Y este es el baño...

Las imágenes son tan viejas que es imposible rastrearlas en Youtube, pero la frase quedó como uno de los clásicos de la publicidad argentina: "Y este es el baño..."

Un espacio casi siempre reservado para la intimidad de hogar. Casi...

Iniciando desde abajo, el metro cuadrado de cerámico para pisos se mueve en un rango de 400 a 650 pesos, y el mismo valor para el revestimiento de pared.

Porcelanato no se desaconseja, pero no aparecería dentro del presupuesto para un PROCREAR. "No les va a dar la cuenta con la plata que les entregan" advirtió uno de los comerciantes consultados por este diario.

Igualmente los valores pican alto, arrancan en los 900 pesos el metro cuadrado y llegar a más de 2.000.

Las guardas, que suelen decorar mitad de pared tanto en baño como cocinas alcanzar un precio de 200 pesos el metro lineal.

Hay un espectro muy amplio a disposición para la elección inodoro, mochila y bidet, que empieza en los 15 mil pesos el equipo y puede superar los 50 mil pesos. Como dato, un bidet de la misma marca (Ferrum) arranca en 4.960 pesos y puede terminar en 34.800.

Todo baño que se precie luce incompleto si una bañera. De un metro cuarenta parte de un piso de 10 u 11 mil pesos y puede duplicar su precio (sin contar hidromasaje) y se llega al banitori, que va desde los 6.000 hasta los 9 mil pesos

Un kit de grifería para bañera, lavatorio y bidet arranca en los 14.500 mil pesos y puede llegar a costar hasta 70 mil pesos cada juego.

Saltar del baño a la cocina implica un costo inicial también de 400 pesos el metro cuadrado de piso o revestimiento cerámico, mientras una mesada de un metro cincuenta, con bacha y cobertura de granito, llega a los 10 mil pesos. 

Dotar de una instalación de agua, gas y cloaca a toda la casa (con caños de termofusión) requiere una inversión cercana a los 80 mil pesos.

Que se haga la luz

"En materiales eléctricos el cliente puede entrar en Internet y encontrar mejores precios de los que ofrece la plaza, ahora en nuestro caso en la elección no va el gusto sino la seguridad. Un cable mal elegido puede terminar con una casa incendiada" advirtió Guillermo, de Phicol Lumi Luce.

Los accidentes típicos que se pueden presentar en una instalación eléctrica (incendios por causa eléctrica y electrocuciones) pueden ser prevenidos por parte de los usuarios, dado que la exposición a la ocurrencia de un accidente depende, en gran medida, de las decisiones que ellos toman.

La recomendación al afrontar la instalación eléctrica de una casa es apostar a lo seguro, es decir recurrir a materiales e insumos reconocidos por su calidad y durabilidad.

El nivel de requerimiento depende en gran medida del diseño del hogar. "No se puede hablar en metros cuadrados, porque puede variar al doble según la cantidad de llaves y tomas que se quieran poner" explicó Guillermo.

El insumo de materiales implica doscientos metros de cable de cada color del 2,5 y eso representaría unos 15.800 pesos. A eso habría que sumarle el adicional que exigen los artefactos LED, con un rollo alcanzaría e incrementaría la cifra a 18 mil pesos.

Unos quinientos metros de manguera para embutir en la pared implica un costo de 10.000 metros; en una casa de 100 metros cuadrados se pueden usar unas 30 cajas, lo que representaría 1.100 pesos y unas 15 cajas octogonales otros 600 pesos.

Conectores, cuplas de unión de mangueras, curvas harían un número indeterminado que no termina pesando demasiado en el presupuesto eléctrico.

En cambio sí cada conjunto de tecla y toma, cuyo costo individual es de 200 pesos, hace un total de 6.000 pesos, aunque el precio varía muchísimo en función de la calidad y el modelo elegido.

Muy importante para la seguridad de una casa, la térmica y el disyuntor, más una caja de conexión,  representan otros 3.500 pesos.

Las luminarias sería el toque final de todo el trabajo eléctrico y en ese sentido hay un mundo inabordable desde el punto de vista periodístico a elección del cliente.

La tendencia, en cambio, marca que hay una mayoría que se inclina por las dicroicas embutidas por una cuestión de ahorro energético.

El plafón redondo, de unos 20 centímetros de diámetro (la cantidad varía según el ambiente) significa una erogación de 700 pesos para los más económicos, que representarían entre 7 y 10 mil pesos más.

Un portero eléctrico básico requiere de otros 5 mil pesos y un aplique de luz para un porche arrancaría en unos 1.000 pesos.

"Sobre el mismo cable hoy en Internet puede haber presupuesto a mitad de precio, pero hay que tener mucho cuidado en la calidad del cable, porque es vital a nivel seguridad, y algunos ni siquiera respetan las normas vigentes. Lamentablemente no hay una norma en la Argentina,  ni nada que impida que eso esté en el mercado" recalcó Guillermo.