17.09 | Información General Las nuevas pautas cambiarias en la óptica del contador Gabriel Schmale

"Se preveía que se iban a tomar medidas restrictivas con el dólar"

El economista olavarriense analizó las causas y consecuencias de las nuevas disposiciones del Banco Central de la República Argentina (BCRA) adoptadas sobre la moneda americana.

 Daniel Lovano

[email protected]


Con abstracción del signo político que gobierne (un poco más a la derecha, un poco más a la izquierda, un poco más al centro) el dólar desde hace casi medio siglo viene siendo un actor protagónico en la vida de los argentinos.

Significativa por la época en que se pronunció, siempre regresa a la memoria aquella frase de Lorenzo Sigaut, sucesor de José Alfredo Martínez de Hoz como ministro de economía de la última dictadora cívico - militar que sufrió el país, cuando tomó el cargo de 1981.

"El que apuesta al dólar, pierde..."

Veinte años más tarde alguien dejó otra frase grabada en el bronce vinculada con la moneda americana: "Quien depositó dólares, cobrará dólares...".

Hace pocos años, otro político en campaña prometió: "No vamos a devaluar el dólar...".

Omnipresente en la cotidianeidad por décadas, el martes, con los anuncios del presidente del Banco Central, la moneda americana volvió a ocupar todos los titulares de los diarios y acaparar minutos en los zócalos televisivos.

¿Los argentinos son víctimas o victimarios de los movimientos de la moneda que, inexorablemente, terminan repercutiendo en el bolsillo del asalariado y en el precio de los productos de la canasta básica?

Tal vez la charla con el economista Gabriel Schmale ayude a encontrar una respuesta, aunque no haya sido ese el objetivo de la convocatoria.

"Este tema se venía barajando desde meses atrás. En los primeros días de agosto se pudo verificar que casi cuatro millones de argentinos compraron el cupo de 200 'dólares solidarios', para hacer el 'dólar puré' en gran medida" explicó el doctor Schmale.

¿Qué es el dólar puré?

Pasar por la ventanilla para comprar el billete verde a la cotización oficial, y de inmediato dar la vuelta a la manzana y venderlo en el mercado paralelo (o en una "cueva") un 20% aproximadamente -o más- del valor legal, que llegó a ser hasta un 70%.

De este modo los "operadores" se hacían un aguinaldo extra cada mes que oscilaba los 5.500 o 6 mil pesos.

Podría reconocerse como una nueva acepción de la palabra "argentinada".

Retomando su explicación, el doctor Schmale acotó que "a partir de ahí ese tema se fue profundizando, y a comienzos de septiembre volvimos a tener un récord de cuatro millones y pico de argentinos que hicieron ese juego del 'dólar puré'. Pero cada argentino que hacía esa maniobra, se perdían reservas del Banco Central".

"El BCRA estaba mirando de reojo la cuestión" advirtió, y "se preveía que se iban a tomar medidas restrictivas con el dólar".

De las cuatro alternativas diferentes que evaluaba la autoridad monetaria, se adoptó la que se conoció anteayer.

"Se trata de una medida restrictiva que le apunta a no comprar el 'dólar puré' o 'dólar bicicleta' como le dice la jerga en la calle. ¿A qué lleva esta medida? A que si alguien quiere comprar legalmente un 'dólar ahorro' el Estado no sólo le va a cobrar el 'Impuesto País' del 30%, sino un 35% más a cuenta de ganancias y de bienes personales" detalló Schmale.

La primera pregunta que surge, y que nadie logró contestar en las tertulias televisivas del martes a la noche, es qué pasa con los empleados en relación de dependencia que no pagan impuestos a las ganancias, ni bienes personales, o qué pasa con el jubilado que tiene un peso para ahorrar y decide volcarse el dólar.

"Vencido el período fiscal legal, o sea el 31 de diciembre, habrá que solicitar a la AFIP la devolución de esa plata que le retuvieron" respondió Schmale.

Claro, esa devolución llegará con todo tipo de preguntas del otro lado del mostrador.

"Primero que lo van a devolver a valor original nominal y segundo van a mirar que el ahorrista tenga una capacidad contributiva tal que podía haber comprado esos dólares. Con lo cual le van a preguntar y pedir hasta el grupo de sangre de la tía", ironizó.

Este nuevo 35% a la cotización del dólar impone un recorte extra.

"Con al resumen de la tarjeta de crédito se van a analizar los consumos y, aquello que se haya comprado en dólar será reducido de una eventual compra del 'dólar ahorro'; lo mismo pasará con los pagos de Netflix, Amazon, Spotify y cualquier otro gasto" indicó.

Schmale dijo que será clave mirar en la tarjeta las columnas de los gastos en dólares y en moneda nacional.

"Los gastos en dólares ahora llevan el impuesto país y un 35% más. Netflix, Amazon, Spotify van a salir exactamente lo mismo, pero ante el mismo gasto el Estado argentino va a estar cobrando más, y esto a su vez va a representar una limitación para comprar dólares" comentó.

Llevado al ejemplo: si alguien pretende con todos los papeles en regla comprar 200 dólares, pero pagó 10 dólares de Netflix, va a poder comprar 190 de la moneda americana.

Lo mismo sucederá con todas las plataformas.

"Esto es el límite para comprar dólares. No bloquea el consumo con tarjeta ni toca el límite de la tarjeta, que quede claro. Se pueden gastar hoy 1000 dólares en una compra, aunque por cinco meses no se tendrá acceso a los 200 dólares legales, o sea al billete físico" precisó Schmale.

Como las maniobras especulativas se verificaron también en beneficiarios de planes sociales, no van a poder comprar el billete estadounidense "los coleros digitales", o sea "mucha gente que tenía planes sociales y compraba dólares a su nombre, pero en realidad estaban tercerizando la operatoria".

Pasando en limpio, quien cobre un plan social no podrá tener una cuenta en dólares, ni comprar dólares.

En las nuevas medidas también cuentan los paquetes turísticos comprados para viajar el exterior.

"Si tenemos la suerte de que llega la vacuna para el coronavirus y todo vuelve a la normalidad, te vas a Brasil y gastás en dólares, cuando regreses al país no vas a poder comprar un solo billete" analizó.

"¿Esperábamos una suba del 'dólar blue'?" se interrogó, y respondió: "Sí. Arrancó hoy (por ayer) temprano a la mañana en 150 pesos, se estabilizó en 145 y se mantiene ahí, con lo cual para el gobierno no deja de ser una 'mediana buena' noticia, porque achicó totalmente la brecha".

En los zócalos de la tele y en los portales económicos el nuevo dólar cerró ayer a 130,47 contra 145 del "dólar blue", con lo cual la diferencia se redujo en forma ostensible.

"Con esto el gobierno produjo una devaluación encubierta, que se va a volcar a los precios" anticipó Schmale.

"Con la restricciones a la compra y venta de dólares, con las restricciones de giros al exterior de las empresas y las restricciones a las importaciones, los productos en la Argentina se van a encarecer y eso lo vamos a ver reflejado en las listas de precios que tienen ya en sus manos muchos proveedores en el país" cerró.

Intangibilidad

El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce, salió a calmar las aguas ayer y ratificó el concepto de intangibilidad de los depósitos en cajas de ahorros en dólares.

Sobre este ítem, Schmale reflexionó: "Yo creo que, macro - económicamente hablando, no están dadas las condiciones para llegar a ese extremo".

"La confianza en la economía argentina está tan baja, que hacer algo de eso sería como pegarse un tiro en los pies", acotó.

Deuda de las empresas

"No son medidas que importen al lector medio del diario", advirtió Gabriel Schmale sobre otra resolución de las autoridades del Banco Central, que atañe a las deudas en dólares de empresas radicadas en la Argentina.

Pero, igual apuntó que "las empresas con deudas por encima del millón de dólares, que antes no tenían ningún problema para girar la plata al exterior, hoy están obligadas a reestructurar el 60% de esa deuda. El gobierno les va a vender a precio del dólar oficial sólo el 40% de lo que tengan que pagar" apuntó.

La medida en la plaza olavarriense, por su magnitud, sólo podría rozar a los gigantes de la industria minera consideró.