27.09 

La nutrición animal: costos, estrategias y consejos para una mascota saludable

La crisis económica también impactó en las mascotas. Los alimentos que podemos darles, y los nutrientes que necesitan. Estrategias de ahorro y consejos para animales glotones. ¿Qué hacer con los gatos que piden comida todo el día?

Es quizás una de las consultas más frecuentes en estos tiempos, ¿cómo puedo cambiaerle el alimento al animal porque no lo puedo pagar más?. La veterinaria Amanda Ormazabal, desde su local ubicado en Leal al 3300 explicó que "hay que tener en cuenta que esto se puede hacer más fácil con los perros que con los gatos. El perro, más allá de que come lo que uno le da, si no les gusta no lo va a comer y bueno cuando tenga hambre va a volver a comer. El problema son los gatos, que son muy selectivos. A veces hacen ayunos de 2,3 días porque no les gustó el alimento y eso no está bueno" advirtió.

"Nos alegra que haya consultas por este tema, porque significa que la gente está pensando que la nutrición de su mascota es importante" valoró Amanda.

Detalló también que es un tema especial la alimentación y la calidad del alimentos en los felinos. "Hay que tratar de sostener la calidad porque las consecuencias pueden ser graves" añadió. El cambio de alimentación en gatos puede llevarlos hasta la muerte. Siempre hay que estar atentos y consultar a los veterinarios.

Hoy un kilo de alimento de calidad para un felino significa un dinero importante, y muchos suelen consumir uno por semana. La sugerencia de la vete, teniendo en cuenta siempre que un "gato gordito" no es un gato saludable, es ir "de a poquito achicándole el estómago a ese gato que venía comiendo mucha cantidad".

¿Cuántas veces al día hay que darle de comer al perro?

Sobre los canes, Amanda explicó que -teniendo en cuenta que ningún animal es igual, son todos distintos y la nutrición adecuada es la que recomienda el veterinario/a de confianza- "el perro se generaliza que come una vez al día".

Y siguió, "el perro adulto debería comer una vez al día. Hay perros que les siguen dando dos veces al día. Son todos muy diferentes, pero puede estar comiendo dos veces al día y la proporción que le corresponde pero lo ideal es una vez al día". Y como sabemos quienes tenemos la fortuna de contar con la compañía de un felino, "en cambio el gato come a cada ratito".

Basta de comida, hora de jugar

El momento de la comida es uno muy especial entre los dueños y las mascotas. Depende de las reglas, los tiempos, la paciencia y mucho también de las mañanas que surgen y se permiten. "El gato no come si el pote no está lleno". "No le puedo poner tres granitos como me dijiste" contó Amanda respecto de cómo modificar esos pedidos a gritos de comida, cuando pueden trtansformarse en más tiempo y más juegos. Tenemos que cambiar nuestros hábitos, para cambiar la nutrición del animal. Para los gatos aconsejó por ejemplo que "en vez de ponerle el pote lleno, poquita cantidad. 5 o 6 veces al día es lo ideal".

Fue muy clara y apuntó a la culpa que nos puede generar no ceder ante el reclamo."Piensen que el animal que los está mirando pidiéndole comida, e insisten en comida uno los educó así. Entonces cada vez que te mire pidiendo comida, vamos a pensar que es un juego. En vez de tirar la comida, jugar más el animal. Ese animal obeso que pide con insistencia porque es ansioso y te pide y te pide, te pide. Jugar. Pensemos que si le das comida, le haces mal entonces juga más. Darle tiempo, tirarle cositas. Que jueguen sin estar comiendo" sintetizó.

Y para los perros muy glotones, 2 tips:

  • Existen también unos potes que se venden para los perros ansiosos que son los come lento. Tiene por objeto retardar la ingestión.
  • Y el otro, por ejemplo es dispersar la ración recomendada en un metro cuadrado y no dentro de un pote así tiene que buscarlo y "consigue tiempo" para masticar y que la idea de haber comido llegue al cerebro.

¿Cómo cambiar el alimento?

Ante las opciones y las necesidad, atravesadas por una crisis económica importante, la consulta sobre cómo cambiar los alimentos es recurrente. Ormazabal contó que "lo que recomendamos es que bajen muy poco en precios y lo que más bajen es en la proporción. O sea, no bajar tanto en calidad de precios sino en cantidad. Darle menos alimento, que a la larga va a disminuir el precio" eso en principio. Pero si además, hay que ser más económicos Ormazabal consideró que debe ser paulatinamente. "Que hagan mitad y mitad de alimento una semana y después bajen al nuevo alimento y que siempre observen cómo está esa materia fecal porque generalmente un alimento más económico hay más materia fecal, hay más olor, hay más de composturas. Entonces después terminamos con un problema" advirtió sobre la importancia de ocuparnos de la nutrición de nuestros animales.

Y remató, "lo ideal sería si hay un tema económico que hay que bajar de calidad de alimento es bajar la cantidad del alimento que le venían dando, entonces ahí ya van a estar bajando el precio y si quieren llenar un poco más, agregar arroz, polenta, fideos si no es alérgico. Arroz y polenta es lo que más se está usando" contó.