27.09 | Columnistas ESCENARIO POLITICO

Las sesiones virtuales son una saga doméstica, el pornozoom, y las nuevas identidades políticas

Los diputados y senadores se llevaron la sesión a la casa. El látigo de Kicillof. Los intendentes de JxC hacen causa común con Lunghi. La pelea en la Provincia ya es viral. El kirchnerismo quiere descamporizar al FDT en la Sección y en lo local. El sindicalismo peronista va por sus lugares. 

Cacho Fernández

[email protected]

Casi como una serie en capítulos de una serie cualquiera, continuamos con el tema de la institucionalidad. Sin establecer un orden cronológico, las berretadas de esta saga doméstica en la que se han transformado las sesiones virtuales del Congreso, comenzaron afuera con el discurso del Presidente en contra del valor del mérito individual, luego el ministro de Economía admitía públicamente que podía sarasear para ocupar el tiempo y engañar a la gente con estupideces, y el remate lo dio un ex barrabrava de River devenido en diputado nacional de Salta llevando a cabo una escena digna de Venus en plena sesión del poder que construye las leyes en la Argentina.

En ese momento se trataba el tema del fondo de garantía de sustentabilidad del régimen previsional. Al respecto, el Gobierno prepara una ley de movilidad jubilatoria, una más en tres años (2 del kirchnerismo y una del macrismo) lo que evidencia el problema institucional y la falta de continuidad jurídica del Estado.

La nota completa en la edición impresa de diario EL POPULAR