28.09 

Amarillo, el que atrae todas las miradas

Las flores amarillas son muy decorativas, ya que ese color atrae las miradas. Es el color del Sol, el astro rey, uno de los elementos sin los cuales la vida en el planeta no existiría... o no del modo en el que lo hace.

Por eso no hay nada como revitalizar un jardín, un patio o un balcón poniendo algunos elementos decorativos amarillos.Caléndula.

Es una planta herbácea anual o perenne nativa del Mediterráneo y de Asia Menor, pertenece al género botánico Calendula. Alcanza una altura de 40 o 50 centímetros como máximo, y produce flores anaranjadas o amarillentas durante casi todo el año, especialmente la especie Calendula officinalis, llamada botón de oro.
Fresia.

Es una bulbosa (en realidad, más que bulbo, lo que tiene es un cormo, que no es más que la base hinchada del tallo con abultamientos desde donde brotan las hojas) perteneciente al género Freesia. Nativa de Sudáfrica, alcanza una altura de entre 30 y 40 centímetros.

Florece en primavera, produciendo flores de colores muy alegres, como el amarillo o el naranja, y de un dulce aroma.
Gazania. Es una flor que se abre con el sol. Esta especie de herbácea perenne originaria del sur de África alcanza una altura de unos 30 centímetros, y produce flores en primavera y sobre todo el verano de color naranja, rojo, amarillo, o bicolor.

Además, estas tienen la peculiaridad de que se abren con el Sol, pero los días nublados permanecerán cerradas.
Girasol. Es una hierba anual que alcanza una altura de hasta tres metros, originaria de Norteamérica y Centroamérica. Se le conoce también por los nombres de calom, maravilla, mirasol, maíz de teja o flor de escudo, y es una de las más interesantes del verano.

En esa estación, produce flores muy grandes, que pueden superar los 20 centímetros de diámetro, de un magnífico color amarillo. Tras ellas, podrás recoger sus frutos, que son ni más ni menos que las pipas.
Gladiolo. Esta bulbosa perenne es originaria del área mediterránea de Europa, así como de Sudáfrica, África tropical y Asia. Puede alcanzar una altura de entre los 30 centímetros y el metro, dependiendo de la especie, y sus flores brotan en verano.

Narciso. También bulbosa perenne, esta planta originaria de la región mediterránea y de Asia alcanza una altura de unos 50 centímetros, y produce flores solitarias o agrupadas en umbelas durante la primavera.

Rudbeckia. Parece margarita, pero no lo es. Se trata de una planta herbácea, anual y perenne, de muy fácil cultivo. Pueden alcanzar los 3 m de altura, con tallos simples o ramificados y unas flores agrupadas en inflorescencias semejantes a margaritas. Son de fácil cultivo y prefieren exposición a pleno sol, aunque también prosperan en semisombra. Riegos abundantes durante el verano y disminuir a medida que bajan las temperaturas. Requiere suelo moderadamente fértil y con buen drenaje. Florecen en verano.