30.09 | Policiales 

Empresario denunció que alguien le usurpó su nombre y firma para estafar a otros

Los damnificados son de La Pampa y Puerto Madryn. El hombre ofrecía chapas y perfiles en nombre de la empresa Guisanto de Guillermo Tambucci. Los perjuicios económicos van desde los 20 a los 100 mil pesos. 

Este miércoles Antonella Tambucci dialogó con El Popular Medios minutos después de realizar la denuncia en la Subcomisaría de Sierras Bayas.

Allí detalló la estafa de la que fueron víctima su padre Guillermo Tambucci, propietario de la empresa que lleva su nombre y Guisanto Transporte SRL, ambas con sede en la localidad serrana.

El hombre del que se desconoce cuál es su verdadera identidad aunque se presentaba con al menos dos seudónimos, utilizaba un teléfono celular con característica de Olavarría pero cumplía sus estafas con damnificados en La Pampa y Puerto Madryn.

Se presentaba como vendedor de chapas y posterior transporte, rubro que no pertenece a Tambucci ni Guisanto. Sin embargo el estafador tenía información valiosa privada respecto de claves fiscales y datos de contacto.

Solicitaba depósito por medios electrónicos para desviar la atención respecto de otras cuentas bancarias. Además usurpó hasta los sellos, firmas y números de CUIL y DNI de Tambucci.

Las maniobras comenzaron a hacerse conocidas cuando los damnificados llamaron a la firma en Sierras Bayas reclamando las chapas y productos adquiridos.

La mujer decidió publicar en redes sociales alertando respecto de la situación y de forma casi inmediata las personas engañadas se hicieron eco y contaron sobre las experiencias particulares con este delincuente.