07.10 | Política Galli explicó por qué vetó la exención de la Tasa de Seguridad e Higiene

El descuento "significó un millón de dólares que dejó de percibir el Municipio"

El intendente además enumeró responsabilidades del Municipio. "Nos parece que llegó el momento de mirar para adelante". El beneficio duró dos años y significó mucho para comerciantes y PyMEs de nuestra ciudad. 

Hace poco más de una semana se conoció que el intendente Ezequiel Galli había vetado el descuento en la Tasa de Seguridad e Higiene que alcanzaba a PyMEs, comerciantes y muchos otros rubros de la ciudad.

De hecho, cosechó repudios y hasta pedidos para que revisara su decisión.

Durante el cierre de la 83ª Exposición Ganadera que se realizó este martes, consultado por Rodrigo Fernández desde Noticias, Primera Edición sobre esta decisión dijo sin titubear: "sí, se que fue polémica pero se habían cumplido ya dos años de la extensión de la tasa y me parece que dos años es tiempo suficiente como para que el Municipio también vuelva a normalizar su recaudación".

Además expuso números. "En total, en esos dos años que el Municipio dio la exención de la tasa,  sacamos la cuenta en estos días, fue un millón de dólares lo que dejó de percibir en esos dos años".

Y siguió, para explicar la decisión que terminó con el beneficio que significaba hasta el 50% de descuento e incluía otros beneficios, que en tiempo de pandemia valían mucho para los comerciantes.

"La verdad que son números importantes" aseguró Galli, y enumeró algunas responsabilidades de la gestión: "el Municipio tiene que pagar sueldos, el Municipio tiene que sostener el sistema de salud en medio de una pandemia que realmente hemos visto los números y realmente son importantes", y reafirmó su decisión.

*"Conlleva a la vulneración del principio de estabilidad presupuestaria" argumentó el Ejecutivo. Galli vetó el descuento en Seguridad e Higiene y hubo críticas de las cámaras

"Una medida no se puede sostener eternamente en el tiempo. Los dos años que transcurrieron fueron importantes para muchas empresas" dijo Galli y explicó además el detalle del dinero que cada uno de los y las argentina paga como impuestos, a dónde van dirigidos.

Apuntó a la Nación al indicar que "cada 100 pesos que pagamos los argentinos de impuestos, solamente $ 2,70 son impuestos municipales, $ 14 pesos aproximadamente son impuestos provinciales y $ 87 pesos son impuestos nacionales. Entonces creo que la presión impositiva viene más de la Nación y un poco de la Provincia, antes que de los municipios" para responder así por ejemplo la Unión Industrial Olavarría que tras tomar conocimiento de lo dispuesto por el Jefe Comunal a través de un comunicado, hicieron saber que observaron que este veto significa "un perjuicio y ahogo tributario en los sectores productivos y generadores de trabajo de la ciudad".

Y sobre el final, Galli precisó: "la presión impositiva de los municipios es muy baja, por eso siempre se plantea la forma de redistribución de los de los impuestos y cómo llega a los municipios desde que la Nación los recauda. Es una discusión eterna y que vamos a seguir planteando". Y remarcó sobre el beneficio que duró - y cumplió- dos años, "llegó el momento de mirar para delante"