08.10 | Información General El jefe comunal de Rauch explica cómo es transitar la pandemia sin casos de Covid-19

Rauch y la experiencia de vivir sin Covid: "Esta batalla se gana en la calle no en el Hospital"

Maximiliano Suescun es el Intendente del Municipio sin covid. Con 16 mil habitantes y una economía basada en el agro, explica como es el puertas adentro de este pueblo que no sabe de contagios. Rescata el compromiso ciudadano, es inflexible con los que incumplen y habla de hacer política con gestos y consensos. En diciembre sumó a un médico del Frente de Todos como director de Salud, decisión que hoy define como "una bendición".

Karina Gastón // [email protected]

Lleva casi cinco años como Intendente pero nunca tuvo tanta prensa como ahora. Es que en medio de una marea de casos que se supera día a día, su municipio se ha transformado en una especie de isla por ser el único de los diez que integran la Región Sanitaria IX que nunca tuvo casos de covid. "Hay 16 mil rauchenses tirando para el mismo lado detrás de una causa colectiva y mucha ayuda del de ´arriba´", responde Maximiliano Suescun, al frente de la Comuna que sigue en Fase 5 y hoy es noticia por mantenerse al margen.

Detrás del sello radical y como referente de Juntos por el Cambio reniega de las grietas, descree de la discusión Salud vs. Economía, busca no contradecir lo dispuesto por Nación o Provincia y en este segundo mandato no se arrepiente de haber elegido a un médico opositor para impartir sus políticas sanitarias. Una estrategia que hoy valida y que además le permitió neutralizar críticas desde la vereda de enfrente.

Trabajamos con concepto de que el virus no respeta lo esencial.

El vínculo con el gobierno de Kicillof y los municipios vecinos, su relación con el intendente de Olavarría y con el director de la Zona Sanitaria IX y la necesidad de volver a clases cuanto antes priorizando las promos 2020 son parte de esta charla con EL POPULAR.

-¿Cuál es la receta de Rauch para ser el único distrito sin Covid?

No hay una receta. Todos los municipios trabajan muchísimo para hacer frente a esto. Lo de Rauch es una circunstancia y tiene que ver con el gran compromiso de toda la ciudadanía. Hay 16 mil rauchenses tirando para el mismo lado detrás de una causa colectiva y mucha ayuda del de ´arriba´. Trabajamos siempre con la idea de prepararnos en la calle. Esta batalla se gana en la calle no en el Hospital.

-¿Cómo sostuvieron el principal motor económico de Rauch, que es el agro?

Empezamos cerrando hacia afuera y abriendo hacia adentro. El agro funcionó y una de las primeras cosas que intentamos hacer y nos valió algún tirón de orejas fue abrir los remates de feria porque Rauch tiene 430 mil hectáreas pero solo el 30% está en mano de productores que viven y gastan en Rauch, el resto son capitales más grandes que ni siquiera viven en Rauch. Esos pequeños productores no comercializan en Liniers sino acá y para que hubiera circulante teníamos que abrir. Luego fuimos abriendo el resto y desde el Estado provincial, nacional y municipal se pagaron haberes. En Rauch hubo 2 mil familias con IFE, eso ha ayudado.

-¿Y cuántas empresas recibieron el ATP?

Hubo pero no ha sido significativo. Tenemos una gran empresa de paté con 100 empleados y luego otra fábrica importante de aberturas.

-¿Hay muchos residentes de Rauch que trabajan en otros distritos?

Lo más importante son los transportistas, que sacan el ganado y el cereal y eso nunca se frenó pero trabajamos con concepto de que el virus no respeta lo esencial. Entonces, más allá del decreto nacional que dispone la esencialidad del transporte y otras actividades, podían trabajar sin tener contacto con la gente de Rauch. Viajaban, volvían, se aislaban y volvían a salir pero sin contacto con la comunidad.

Confío en el laburo que hacemos pero me sorprende no tener casos con el desplazamiento de la mancha hacia el interior.

Sin covid y sin déficit

-¿Cómo se llevan con los distritos vecinos, Tandil por ejemplo?

Bien, hemos tratado de ir coordinando con las autoridades sanitarias. He hablado con los intendentes de la zona y nuestro equipo de Salud analiza cada lunes la situación puntual de cada distrito y sube una nómina de municipios que no pueden ingresar o quien ingresa debe hacer aislamiento...


-¿Olavarría tiene el ingreso prohibido?

No es que sea prohibido. Quienes vienen de Olavarría a quedarse tienen que hacer aislamiento y quienes vienen a traer un producto o prestar servicio llegan al Centro de Transferencia pero hay servicios que prestar o entregas con mucha cantidad de productos donde ingresan con acompañamiento.

-¿Cuántos efectores de salud tiene el municipio?

Uno solo, el hospital, que en está en muy buenas condiciones en infraestructura con 100 camas y una terapia intensiva de 4 camas y ahora, mediante el Círculo de Veterinarios, tenemos un nuevo respirador así que son 5. Es un hospital impecable pero con nivel de complejidad acorde a una comunidad como la de Rauch. Tenemos muy en claro cuáles son las limitantes.

  • De los 135 municipios que componen la Provincia, a la fecha sólo dos no tienen casos de Covid-19 registrados. Se trata de Rauch y Adolfo Alsina. 

-¿Cuál es el nivel de ocupación?

Muy poco, menos que lo habitual porque los cuidados y aislamiento hicieron que descongestionara. Las enfermedades respiratorias bajaron a más de la mitad y hay muy poco porcentaje ocupado. Estamos atentos, con todo preparado. Hasta ahora no hubo que usar nada. Confío en el laburo que hacemos pero me sorprende no tener casos con el desplazamiento de la mancha hacia el interior. Es una bendición porque cuanto más aguantemos más fácil será resistir.

-¿Cómo están las cuentas del Municipio donde no hay margen para hablar de la herencia recibida ya que transitás el segundo mandato?

Trabajamos mucho durante el primer gobierno para ordenar la administración. No tenemos déficit. Estamos ordenados, con los sueldos y los proveedores al día. Estamos bien.

-¿Cómo es tu relación con el Intendente de Olavarría, Ezequiel Galli?

Bien. Con Ezequiel tengo muy buen trato. Tuvimos algún ruido con un falso positivo que hicieron en Rauch. Nosotros elevamos los test al Hospital Materno Infantil Argentina Diego (de Azul) pero por un problema administrativo mandamos a Olavarría y se dio esta situación pero a veces hay teléfono descompuesto. Hablé con Ezequiel para decirle que estábamos agradecidos. Tengo buena relación con él.

-¿Cuál es la principal preocupación en Rauch hoy, lo más urgente por fuera de la pandemia?

Me preocupa generar oportunidades de trabajo y desarrollo para una enorme cantidad de jóvenes y no tanto que decidieron volverse porque empezaron a valorar cosas que no son materiales pero que en este momento tomaron una dimensión enorme.

Un "opositor" en Salud

Maximiliano Suescun, intendente de Rauch integró su equipo de gestión con un médico del Frente de Todos. "En pueblos como los nuestros el River-Boca se termina con gestos concretos" dijo. La acertada decisión se notó aún más en pandemia.

-¿Que tienen que ver con calidad de vida?

Sí, con la calidad de vida, con la proximidad con los afectos, con la seguridad. Una cantidad de cosas que ciudades como ésta pueden dar, obviamente en detrimento de otras pero vi un retorno muy importante y quiero que se queden. Hay mucha materia gris, recursos y profesionales que no abundan. Me preocupa generarles oportunidades para que no tengan que volver a irse porque tienen decidido quedarse.

Si la gente no puede comer, se deprime al no trabajar y se muere de otra cosa.


-A medida que avanzaba la cuarentena, la discusión giraba en torno de la salud o la economía. ¿Cómo te llevás con esa ecuación?

Para mí no existe esa discusión, que está tironeada por cuestiones muy de rivalidad política. La salud sin economía no existe y la economía sin salud no existe. Es falso decir ´vamos a meternos todos adentro, cuidarnos y que la economía no importa´. Qué no va a importar. Si la gente no puede comer, se deprime al no trabajar y se muere de otra cosa. Pero decir ´vamos a abrir todo que no pasa nada´ tampoco sirve. Es un delicado equilibrio. El desarrollo de las comunidades es integral. Por eso es tan importante hacer esfuerzo por más que se corra riesgo con la vuelta a clases, porque está haciendo mucha falta. De todos modos, no es lo mismo Olavarría que Rauch, un municipio mucho más chico, manejable y con otra estructura productiva. Todos los gobiernos, independientemente del signo político, y todos los intendentes se están desangrando mucho más que yo que estoy con cero caso. Están haciendo un laburo enorme. Los aplaudo de pie porque es bravo lo que están pasando.

Los de sexto, primero

¿Si puede abrir un restaurante, por qué no una escuela?, se pregunta el intendente de Rauch, convencido de que la depresión que sufren los estudiantes es más preocupante que el riesgo de regresar a las aulas. Su distrito cuenta con casi 3 mil alumnos de nivel primario y secundario aunque la presencialidad está pensada inicialmente para los alumnos de sexto que egresan en diciembre.

-¿Vuelven las clases antes de fin de año en Rauch?

El viernes nos reunimos con el Gobernador (Axel Kicillof) por Zoom y entre otros temas se habló de la presencialidad en las clases y él nos dijo que en Fases 4 y 5 era inminente la vuelta a algún tipo de presencialidad, que lo inmediato era convocar a docentes para instruirlos en esta presencialidad protocolizada. La idea es ver si se puede empezar a recuperar el vínculo con la escuela. Lo que se desprende de las palabras del Gobernador es que sera rápido.

Hay un estudio alarmante que demuestra que de 6 a 7 de cada 10 jóvenes está con problemas de depresión leve, moderada o severa. Se hizo en 14 provincias y es transversal, no distingue grandes y pequeñas ciudades. Entre las causas principales está la falta de encuentro con amigos, las clases por Internet y la frustración de no cumplir con las expectativas previstas para el año. Entran en primer lugar los chicos que están terminando los ciclos primario y secundario para que puedan tener un final decoroso. Será por grupos y menos días...

-¿Estas de acuerdo con mudar las clases a parques y plazas?

Se puede hacer sí pero también dentro de las aulas. Hay muchas escuelas con aulas muy grandes, con cursos no muy numerosos y si los dividimos por mitades quedan espacios seguros y es una época en que se puede tener ventilación continua. Si lo podemos hacer para un restaurante, cómo no vamos a poder hacerlo para la escuela sabiendo que aumentás el riesgo pero vale la pena en función de la necesidad que estás atendiendo. Los chicos están con un problema importante.

Adultos mayores

La población de adultos mayores en Rauch es significativa. Por eso, desde el Municipio se mantienen alertas y extremando los protocolos para evitar contagios de covid. El Intendente reconoce que hay una residencia provincial a la que califica como "excelente" pero también admite la existencia de geriátricos privados a los que tratan de acompañar desde el Estado en un "delicado equilibrio".

-¿El importante la población de adultos mayores en Rauch? ¿Tienen residencia? ¿Cuál es la situación?

Sí, la franja etaria mayor es importante. Tenemos un geriátrico provincial que es una maravilla, excelente, con capacidad para unos 50 abuelos. Después hay residencias privadas donde tenemos más inconvenientes porque la situación no es la misma.

-¿En cuanto al manejo y control?

Y en infraestructura. El provincial es una maravilla. A las residencias privadas tratamos de acercarnos, armamos protocolos y estamos muy atentos al tema. Pero si no los habilitamos, qué hacemos con los abuelos. El Municipio no tiene lugar, estamos en un delicado equilibrio.

*QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE: En Fase 5, sin Covid y severos con las infracciones ante las reuniones sociales