11.10 | Información General Elías Ocampo

El cine, su gran inspiración

Elías Ocampo supo desde chico que lo suyo era la pantalla grande. Padres cinéfilos, música y literatura fueron marcando el camino hacia la escritura y la dirección. Hoy ya lleva varios cortos que se pueden ver en Vimeo o Youtube y sueña un futuro como realizador de un largometraje.  

Rodrigo Fernández

[email protected]

Cuando era chico jugaba en el suelo con los juguetes y los miraba desde distintos ángulos. Sus padres, ambos cinéfilos y atentos a los entretenimientos de su hijo, se lo contaron cuando fue más grande. Por eso es que Elías Ocampo siente que desde muy pequeño su vida estuvo vinculada al cine. Hoy, este olavarriense que vive actualmente en La Plata, marca la relación directa que existe entre su trabajo como profesor de Historia y su rol como director y guionista de varios cortos realizados en la ciudad.

"Hay mucha conexión con el cine y con el Arte en general", dice vía Whatsapp sobre la materia que enseña y agrega que cree que "el Arte es una de las mejores maneras de explicar la Historia, de comprenderla y de interpretarla". Esa relación que se da también con la Literatura, la música y la cultura pop también se nota en el canal de YouTube de "Ópera Salvaje", un programa de radio que mutó por la pandemia y que cada vez cosecha más seguidores.

Un pequeño director

"Mi relación con el cine es prácticamente de toda la vida" dice el joven y explica que "en primer lugar mis viejos fueron siempre super cinéfilos, les encantó siempre ver películas y de jóvenes iban mucho al cine. Básicamente me crié en un ambiente donde siempre miramos película".

"Cuando era muy chiquito, jugaba con los juguetes tirado en el piso, como cualquier nene, pero me contaba mi viejo que él me veía a veces jugar y que no estaba siempre en la misma posición. Por ahí me acercaba a los juguetes a la cara, los alejaba, me daba vuelta, me ponía de espaldas, de costado. Era como que como yo lo veía como una película lo que estaba pasando, el juego que estaba haciendo con los juguetes. De hecho yo lo recuerdo así. Esa imaginación de ver las cosas como los planos de una película sin tener idea exactamente de todas esas cosas porque era un nene", rememora.

A Elías siempre le gustó contar historias. "Me encanta escribir cuentos y relatos, leer por supuesto. Con los años se fue haciendo más que un hobby", admite y señala que en la adolescencia se acercó de manera definitiva al cine. Tenía 16 años cuando dirigió su primer corto junto a un grupo de amigos.

"Es un cortometraje que hicimos en Tandil para un concurso. No sabíamos nada, éramos muy amateurs, pero fue algo entre nosotros. Algunos amigos a los que les gustaba actuar se dedicaron a eso y yo a dirigirlo todo. Fue una experiencia increíble para mí más allá de que fue algo muy amateur. Me ví en algo que realmente me gustaba".

Por aquellos años pensaba en "ser periodista o locutor pero evidentemente el cine era algo que llevaba desde siempre. Esa experiencia fue lo que me abrió la puerta".

Un tiempo después se enteró que en la ciudad de Tandil se podía cursar la carrera de cine. Al terminar la secundaria "me fui directo para allá". Aunque no pudo terminar la carrera, cursó un año y medio, "pero fue una experiencia riquísima. No solamente por la cuestión misma de estudiar cine sino también por el ambiente. Cuando estás en un ambiente creativo, la propia creatividad de uno aumenta de nivel increíblemente porque estamos todos en la misma, con los que compartís experiencias".

Sin poder culminar sus estudios siguió filmando, ya había realizado tres cortos antes de empezar a cursar. "Seguí haciendo cortos porque es algo que nace de mí, naturalmente. Me encanta escribir, me encanta contar historias y además contarlas a través de lo audiovisual, desde las posibilidades que te da el cine".

"Continué siempre de manera independiente, hasta el día de hoy. Con el contexto de la pandemia no estoy filmando pero estrené hace muy poco mi último corto, que se filmó en 2018. La idea es continuar con el cine todo lo que se pueda y más ahora que encontré un grupo humano increíble. Son todos amigos y amigas de Olavarría con los cuales hago cortometrajes desde hace un buen tiempo", cuenta.

Escribir, dirigir y contar una historia

"Elegí la dirección porque me encanta poder construir historias a través de las imágenes, de la música, del sonido", dice Elías Ocampo y explica que "son cuestiones que pueden salir en el medio del rodaje como algo improvisado pero la mayor parte de las veces ya vengo con eso pensado antes de empezar a filmar".

Por otro lado, asegura que no le gustan mucho "los diálogos excesivos porque me gusta respetar los silencios, que también son importantes. Hay imágenes y momentos silenciosos que son mucho más poderosos en algunas ocasiones que los diálogos. Trato de darle más importancia a eso. Además me gusta que el espectador pueda tener diferentes interpretaciones de lo que está viendo".

"Si un corto tiene demasiado diálogo y muy constante le estás sirviendo en bandeja todas las interpretaciones posibles porque lo está diciendo todo los personajes", explica y afirma que ese estilo es "es algo que me define como autor".

Con respecto a los guiones señala que "los escribo, pero más allá de eso muchas veces puedo estar inspirado en otra cosa. Me inspiro mucho con la música. En primer lugar porque para mí no hay una buena película sin una buena banda sonora. Pero más allá de eso, hay veces que una canción o un disco me inspiran a escribir una historia".

"Mi gran sueño es poder dirigir un largometraje", reconoce pero hasta ahora es algo que no se le ha dado. Tampoco ha llevado un proyecto al Instituto Nacional de Cine y Artes Visuales pero no lo descarta para un futuro.

"Uno puede hacer largometrajes sin el presupuesto de Incaa, aunque obviamente cuesta muchísimo más porque si el Incaa te da el aval, el presupuesto, con eso es mucho más fácil" sostiene y deja un mensaje para aquellos que tienen ganas de hacer cine: "Si uno tiene la posibilidad de llegar al Incaa que lo haga pero es importante también que se sepa que el cine, por fuera de eso, se puede hacer también".

"Creo que es una experiencia riquísima porque te da una visión, de lo que se puede hacer, mucho más amplia porque tenés que ingeniártelas cuando no tenés el presupuesto. Que es lo que hago con mis ´secuaces´ de Totora Films" explica entre risas.

"Lo hacemos con nuestro bolsillo, con lo que tenemos, con gente que se copa. La verdad es que es tan válido como un proyecto con presupuesto profesional", afirma y resalta que "la experiencia práctica de hacer cine con lo que uno puede conseguir es tan buena y enriquecedora como cualquier otra".

Cuando hablamos de proyectos, asegura que todo se fue deteniendo con la pandemia y la imposibilidad de viajar para encontrarse con el grupo con el que desarrolla su trabajo.

"Siempre hay ideas, ganas de hacer cosas, pero no me he puesto todavía", asegura y añade que "lo que me suele pasar con la escritura de guiones es que a veces en cualquier situación se me ocurre alguna idea, entonces lo escribo en lo que tengo en el momento. Muchas veces lo guardo y luego los voy juntando para ver qué puedo armar con eso".

Aunque no está escribiendo un proyecto para cine pero "estoy abierto a esa posibilidad" y sostiene que también "hay que ser conscientes del contexto en el que estamos viviendo" y es por eso que "aún si tuviese algo escrito para cine, ahora no lo haría porque es un riesgo".

Mientras espera que cambien los vientos y la crisis del coronavirus lo deje volver a filmar, continúa con la escritura de una novela que ya lleva varios años.

"Hay historias que está buenísimas para contarlas pero en un libro y no quedan buenas para cine. Es medio difícil de explicarlo pero hay que ver qué historias pegan con lo cinematográfico", explica.

Para ver online

El siguiente es un listado de los cortos que Elías Ocampo fue realizando durante los últimos años y que se pueden ver online.

En el canal de Vimeo/Elias Ocampo:

-"Más en forma. Más feliz" (2014) Duración: 5 minutos. Basado en la canción "Fitter Happier", de Radiohead. Muestra la vida de una pareja tratando de cumplir con una serie de "reglas" para ser ciudadanos útiles y productivos.

-"Scaramanzia" (2015) Duración: 19 minutos. Brian es un chico que vive encerrado en su habitación, jugando videojuegos y navegando en internet. Cuando empieza a hablar con Fiamma a través de Facebook, decide crear un personaje para que ella no vea quién es realmente. Inspirado en la canción del mismo nombre, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

-"El Confidente" (2016) Duración: 10 minutos. Una chica se prepara para salir con sus amigos. Pero mientras lo hace, sola frente al espejo, su mente no puede parar de criticarlos a todos

-"Preso de tu Ilusión: Testimonio de la Misa India en Tandil" (Documental, 2016) Duración: 31 minutos. Documental realizado en los días previos al recital del Indio Solari en Tandil, con entrevistas a fanáticos
- "1968" (2017)Duración: 20 minutos. Representaciones metafóricas de los sucesos del año 1968, en el que la juventud luchó para cambiar el mundo

- "Marsella": Esteban Baldomar y el Tarot" (Documental, 2019) Duración: 46 minutos. Documental sobre el Tarot Marsella, sus formas e interpretaciones, de la mano del tarólogo olavarriense Esteban Cristóbal Baldomar

En el canal de YouTube de Totora Films:

- "Rapsodia" (2020) Duración: 29 minutos. El Dr. Müller llega a su nuevo trabajo en un hospital psiquiátrico, para encargarse de un paciente llamado Erich Zann, del que no se sabe nada y que está siempre aferrado a su violín. Lo que Müller no sabe es que su relación con el paciente, y la música de éste, pueden ser la llave para calmar el dolor de su pasado. Inspirado libremente en el cuento "La Música de Erich Zann", de H.P. Lovecraft.