12.10 | Información General 

La oposición se prepara para un nuevo "banderazo" y el oficialismo advierte por los riesgos

Dirigentes de Juntos por el Cambio defendieron la movilización que se llevará adelante esta tarde con epicentro en el Obelisco. La convocatoria también repercutirá en Olavarría.

Dirigentes de Juntos por el Cambio defendieron este lunes la movilización que se llevará adelante esta tarde en contra del Gobierno, mientras que desde el oficialismo advirtieron por los riesgos de realizar eventos masivos en el marco de la pandemia de coronavirus.

El nuevo banderazo se llevará adelante este lunes a las 17 horas. Días atrás, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, publicó un video en sus redes sociales en el que incita a sus seguidores a que asistan a la marcha: "El 12 de octubre voy con mi bandera y mi auto por nuestra libertad y nuestra república, ¿vamos?", arengó.

Al igual que en las marchas anteriores -como la del 20 de junio y la del 17 de agosto-, el epicentro será el obelisco, pero hay convocatorias en distintas provincias y también particularmente en Olavarría. 

El diputado nacional del radicalismo y titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, sostuvo que la marcha es "una expresión genuina y no la convoca ningún partido", y cuestionó al Gobierno nacional al sostener que "la estrategia sanitaria fracasó".

"Es una expresión genuina, no la convoca ningún partido. Sí hay adherentes de Juntos por el Cambio que la respaldan tomando los recaudos por los contagios", aseguró Cornejo en declaraciones.

"El Gobierno tiene quieta la economía y además la ha usado para restringir libertades y concentrar el poder", sostuvo el legislador mendocino, al afirmar que "la estrategia sanitaria fracasó" y que es necesario "revisarla" para no seguir afectando la economía.

Consultado al respecto en una entrevista, el intendente de San Isidro, Jorge Macri, defendió la convocatoria al señalar que "el derecho a manifestarse es parte del ejercicio ciudadano". Y añadió: "El derecho debe permanecer. No se puede limitar el derecho a manifestarse. No hay manifestaciones que están bien o mal".

"Yo creo que en la medida que sean cuidadosos, que vayan con tapabocas, máscaras o lo hagan en autos, el derecho a manifestarse tiene que ser aceptado por quien gobierna. Todos nosotros tenemos que estar a la altura del reclamo y de la queja del vecino. Porque no hacemos todo bien", sostuvo el jefe comunal.

En tanto, desde el Gobierno insistieron en los riesgos de llevar adelante la marcha. El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, señaló hoy que "el contexto sanitario es complejo" y consideró que por ese motivo "no es tiempo de hacer movilizaciones" ya que son "un riesgo" que se debería "evitar".

"Más allá de que uno puede presentar los reclamos que le parezca, me parece que en este contexto sanitario de circulación comunitaria del virus, es evidente que marchar es un riesgo que se debería evitar", afirmó el funcionario.

Por su parte, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, consideró hoy que la marcha "es una muestra más de la irracionalidad" y sostuvo que forma parte "del terraplanismo político con gente con cierto grado de intelectualidad pero un alto nivel de irracionalidad".

Según consideró el ministro en declaraciones, esos grupos "son arietes que salen a confrontar con poco cuidado y respeto de la situación del país: hay gente que está protestando porque tienen limitaciones en su trabajo pero otros que llamamos terraplanismo político que muestran que hay gente que puede tener cierto nivel intelectual pero pierde su capacidad de razonamiento". (DIB)