18.10 | Información General 

La Suprema Corte anuló el fallo que ordenaba la restitución de un niño a su padre en España

El máximo tribunal de la Provincia de Buenos Aires resolvió descartar la resolución del Juzgado de Familia Nº 1 de Pilar por "exceso jurisdiccional". Desde la Defensoría de los Derechos del Niño de la Nación requirieron que "se respete la voluntad" del chico de 7 años.  

La semana pasada la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires falló a favor del pedido de la madre de Nano y suspendió el proceso de restitución de un niño de 7 años a su padre radicado en España. Los progenitores son olavarrienses, pero se casaron y se radicaron en el país ibérico, donde nació el pequeño. Luego de que se separaran comenzó una disputa judicial que lo ubican hoy con su madre en Pilar, y a la espera de lo que resuelva la Justicia española.

Según difundieron los familiares del niño, la resolución de la Suprema Corte decreta "la inmediata suspensión del trámite de ejecución de la sentencia de primera instancia que dispuso la restitución del niño a la ciudad e Madrid, España, hasta que se dicte el pronunciamiento en esta instancia sobre el recurso extraordinario deducido". En esta misma línea, de acuerdo a revelado por Pilaradiario.com, los familiares agradecieron "a todos los que nos prestaron su voz, a todos los que nos dedicaron su tiempo con paciencia y esperanza".

Una de las áreas que intervino en la disputa legal fue la Defensoría de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de la Nación, que coordina Marisa Graham. La abogada "se puso al hombro la defensa de Nano, mandando cartas y haciendo notificaciones en la Corte", divulgaron voceros. Justamente desde esta Defensoría se impulsó el reclamo para que "se respete la voluntad del niño y su derecho a ser oído, tal como lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño y pueda actuar la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires".

En este contexto el máximo Tribunal bonaerense anuló el fallo de la jueza Mariana Valentini del Juzgado de Familia Nº 1 de Pilar, donde reside Nano con su madre, en el que la magistrada avaló un fallo de la Justicia Española en segunda instancia por lo que "había intimado a la madre del niño para que en 15 días presentara un pasaje a Madrid, ciudad donde reside el padre". La medida de la Suprema Corte es de carácter provisorio hasta que este Tribunal se expida de forma definitiva.

En todo momento desde el vínculo de Nano y su madre, M.V.F., quien tiene un bozal legal, así como la doctora Eloisa Raya, patrocinante de la mujer olavarriense, hicieron hincapié en que el niño había manifestado que se quería quedar en Argentina. Nano "manifestó abiertamente su deseo de quedarse en el país, donde vive con su madre desde el 2018", indicaron voceros de la Defensoría, situación que fue confirmada en pericias realizadas al pequeño.

Por otra parte, en el fallo de la Suprema Corte se hizo referencia al "exceso jurisdiccional" de la resolución de la jueza de Pilar. "La Suprema Corte entendió el atropello que estaba sufriendo Nano y por eso suspendieron este reintegro atroz que quería ejecutar la jueza Valentini. Si no reaccionábamos a tiempo se iba a cometer un error procesal gravísimo y se nos vulneraba la posibilidad de un recurso extraordinario que ya teníamos planteado de antemano en la Suprema Corte. La Dra. Valentini se creyó con las facultades para sobrepasar al máximo tribunal que tenemos en la provincia y nos reconfirma que desde un primer momento nunca le interesó el bienestar del menor. Será cuestión de tiempo para que cada uno esté en el lugar que merece, pero lo que más importa es que Nano se queda donde el quería y quiere estar: en Argentina por un tiempo más y ojalá hasta que él decida", refirieron desde el entorno del niño a minutouno.com.

La historia

Las campañas para impedir que Nano tenga que volver a España contra su voluntad y separarse de su madre comenzó varios meses atrás. Luego de que sus padres se separaran mientras vivía en Madrid, en el año 2018 el Juzgado Nº 22 de esta ciudad resolvió que el pequeño, en ese entonces de 6 años, y M.V.F. pudieran radicarse en la Argentina, específicamente en Pilar.

El año pasado los abogados que asesoran al padre de Nano solicitaron revocar el fallo del Juzgado 22, y en una resolución de segunda instancia la Justicia Española demandó que el pequeño retorne a Madrid "para estar cerca de su padre", quien también es de Olavarría pero eligió quedarse a vivir en aquel país.

Desde ese entonces comenzaron las disputas judiciales que, a pesar de la última resolución de la Corte bonaerense, aún no fueron cerradas ni en nuestro país ni en España. "Necesitamos que la justicia Argentina resuelva teniendo en cuenta dónde se encuentra su centro de vida y principalmente el interés superior del niño, ayudando a Nano para que pueda crecer y vivir donde él elige y no donde se lo imponen", difundió tiempo atrás su madre cuando impulsaba una campaña en la que buscaba solidaridad con su causa. Semanas atrás además el colectivo "Actrices Argentinas" se sumó con la difusión de videos en redes sociales que exponían esta situación.