26.10 | Información General Entrevista a María Paula Serrano

Comenzó a gestarse a la Asociación de Fiscales de la provincia de Buenos Aires

Los integrantes apuestan a poder lograr mejoras en el servicio de Justicia a través del trabajo coordinado y aunado. De Olavarría se sumaron todos los funcionarios.

"Ser fiscal en la Provincia es un arduo trabajo y en las condiciones que las llevamos adelante es complicado. Entonces, ¿cómo mejoramos?", plantea la doctora azuleña María Paula Serrano, quien coordina la UFI Nº 4 de Olavarría.

Esta pregunta motivó a la conformación de la Asociación de Fiscales de la provincia de Buenos Aires (FiscalesBA), a la que en poco menos de un mes se sumaron más de la mitad de los 570 fiscales que se desempeñan actualmente en el territorio bonaerense.

Son varios los objetivos que acordaron quienes integran la Asociación en el acta constitutiva que fue presentada días atrás, y que comenzará a ser girada por todas las departamentales para que firmen sus miembros.

Hasta la fecha se sumaron alrededor de 300 fiscales, entre los que se encuentran todos los agentes de la ciudad de Olavarría, y la mayoría de los fiscales que integran el Departamento Judicial de Azul.

En una entrevista con EL POPULAR, la doctora Serrano explicó que la creación de esta organización comenzó a tomar forma alrededor de un mes atrás, y rápidamente lograron que se sumara cerca de la mitad de los fiscales que se desempeñan en el territorio bonaerense, tanto del conurbano como del interior.

Precisamente la idea empezó a tomar forma cuando fiscales de San Isidro y San Martín se contactaron y "empezaron a ver que entre esos dos departamentos las problemáticas eran las mismas. Al empezar a invitar a otros fiscales nos fuimos sumando de a poco y se armó un grupo muy entusiasta. Todos tenemos las mismas problemáticas, las mismas responsabilidades", refirió Serrano.

Para la formación de esta Asociación se establecieron diversos objetivos, entre los que se encuentran "afianzar la dimensión institucional del Ministerio Público Fiscal en el servicio de Justicia, jerarquizar nuestra actuación, fomentar la cooperación y el intercambio con otras asociaciones de fiscales tanto de Nación como de otros países para profesionalizarnos cada día más y establecer espacios de intercambio de nuestras problemáticas comunes", mencionó.

"La idea de esta Asociación no es ni escindirnos del Colegio de Magistrados ni generar un espacio ajeno a todos sino sumar. Sumar las diferentes perspectivas que tenemos todos los fiscales de la provincia, que nos dimos cuenta al juntarnos que que toda la provincia tenemos las mismas problemáticas", describió Serrano. Si bien muchos de los fiscales pertenecen ya al Colegio de Magistrados, esta es una entidad que tiene "muy amplia la representatividad", porque hay afiliados "de todos los fueros de la provincia: de un juzgado de paz, de un tribunal de trabajo, de un civil. Es muy amplia y no logramos tener la voz que nosotros necesitamos. Nuestra idea es abocarnos a nuestra tarea que por el rol que desempeñamos es muy particular y tenemos cuestiones específicas que hacen a ser agentes fiscales en esta Provincia".